Madeleine Peyroux - Secular Hymns (2016)

viernes, 12 de febrero de 2016

Pequeño testamento - Miguel d'Ors - España


Os dejo el río Almofrey, dormido entre zarzas con mirlos,
las hayas de Zuriza, el azul guaraní de las orquídeas,
los rinocerontes, que son como carros de combate,
los flamencos como claves de sol de la corriente,
las avispas, esos tigres condensados,
las fresas vagabundas, los farallones de Maine, el Annapurna,
las cataratas del Niágara con su pose de rubia platino,
los edelweiss prohibidos de Ordesa, las hormigas minuciosas,
la Vía Láctea y los ruyseñores conplidos.

Os dejo las autopistas
que exhalan el verano en la hora despoblada de la siesta,
el Cántico espiritual, los goles de Pelé,
la catedral de Chartres y los trigos ojivales,
los aleluya de oro de los Uffizi,
el Taj Mahal temblando en un estanque,
los autobuses que se bambolean en Sao Paulo y en Mombasa
con racimos de negros y animales felices.

Todo para vosotros, hijos míos.
Suerte de haber tenido un padre rico.
De Curso superior de ignorancia, 1987

9 comentarios:

carlos perrotti dijo...

El legado que supo atesorar. Millonario poeta d'Ors, no?

Juan Nadie dijo...

Como millonarios somos todos si sabemos verlo. A ver qué les dejamos a los que vengan, que esa es otra.

carlos perrotti dijo...

Eso, Juan. Saber ser.

Y dejarles también honestidad. Eso me dejaron y eso quiero traspasar. "Cosas" como esas cambiarán al mundo que les dejaremos a los que vendrán.

marian dijo...

Qué tío (con todos los respetos:), es que además de ser un poeta como la copa de un pino, tiene sabiduría, sensibilidad y una ironía (qué final) que sabe dar donde hay que dar.

marian dijo...

Lo que no había oído nunca son los "ruyseñores conplidos", ¿a qué se refiere?

Juan Nadie dijo...

Pues la verdad es que no lo sé. Lo estuve buscando, pero no encontré nada.

marian dijo...

Suena medieval.

Juan Nadie dijo...

Sí, pero ¿de dónde viene? Tarea.

marian dijo...

Pero lo buscaremos nosotros, eh, sin contratar a nadie:)