Bob Dylan - 'Til The Sun Goes Down - Triplicate CD1 (2017)

jueves, 29 de septiembre de 2011

Protopoema - José Saramago - Portugal

Sin título - Amadeo de Souza-CardosoDo novelo emaranhado da memória, da escuridão dos nós cegos, puxo um fio que me aparece solto.
Devagar o liberto, de medo que se desfaça entre os dedos.
É um fio longo, verde e azul, com cheiro de limos, e tem a macieza quente do lodo vivo.
É um rio.
Corre-me nas mãos, agora molhadas.
Toda a água me passa entre as palmas abertas, e de repente não sei se as águas nascem de mim, ou para mim fluem.
Continuo a puxar, não já memória apenas, mas o próprio corpo do rio.
Sobre a minha pele navegam barcos, e sou também os barcos e o céu que os cobre e os altos choupos que vagarosamente deslizam sobre a película luminosa dos olhos.
Nadam-me peixes no sangue e oscilam entre duas águas como os apelos imprecisos da memória. Sinto a força dos braços e a vara que os prolonga.
Ao fundo do rio e de mim, desce como um lento e firme pulsar do coração.
Agora o céu está mais perto e mudou de cor.
É todo ele verde e sonoro porque de ramo em ramo acorda o canto das aves.
E quando num largo espaço o barco se detém, o meu corpo despido brilha debaixo do sol, entre o esplendor maior que acende a superfície das águas.
Aí se fundem numa só verdade as lembranças confusas
da memória e o vulto subitamente anunciado
do futuro.
Uma ave sem nome desce donde não sei e vai pousar calada sobre a proa rigorosa do barco. Imóvel, espero que toda a água se banhe de azul e que
as aves digam nos ramos por que são altos os choupos e rumorosas as suas folhas.
Então, corpo de barco e de rio na dimensão do homem,
sigo adiante para o fulvo remanso que as espadas verticais circundam.
Aí, três palmos enterrarei a minha vara até à pedra viva.
Haverá o grande silêncio primordial quando as mãos se juntarem às mãos.
Depois saberei tudo.


Del ovillo enmarañado de la memoria, de la oscuridad, de los nudos ciegos, tiro de un hilo que me aparece suelto.
Lo libero poco a poco, con miedo de que se deshaga entre mis dedos.
Es un hilo largo, verde y azul, con olor a cieno, y tiene la blandura caliente del lodo vivo.
Es un río.
Me corre entre las manos, ahora mojadas. Toda el agua me pasa por entre las palmas abiertas, y de pronto no sé si las aguas nacen de mí o hacia mí fluyen.
Sigo tirando, no ya sólo memoria, sino el propio cuerpo del río.
Sobre mi piel navegan barcos, y soy también los barcos y el cielo que los cubre y los altos chopos que lentamente se deslizan sobre la película luminosa de los ojos.
Nadan peces en mi sangre y oscilan entre dos aguas como las llamadas imprecisas de la memoria.
Siento la fuerza de los brazos y la vara que los prolonga.
Al fondo del río y de mí, baja como un lento y firme latir del corazón.
Ahora el cielo está más cerca y cambió de color.
Y todo él es verde y sonoro porque de rama en rama despierta el canto de las aves.
Y cuando en un ancho espacio el barco se detiene, mi cuerpo desnudo brilla bajo el sol, entre el esplendor mayor que enciende la superficie de las aguas.
Allí se funden en una sola verdad los recuerdos confusos de la memoria y el bulto súbitamente anunciado del futuro.
Un ave sin nombre baja de no sé dónde y va a posarse callada sobre la proa rigurosa del barco.
Inmóvil, espero que toda el agua se bañe de azul y que las aves digan en las ramas por qué son altos los chopos y rumorosas sus hojas.
Entonces, cuerpo de barco y de río en la dimensión del hombre, sigo adelante hasta el dorado remanso que las espadas verticales circundan.
Allí, tres palmos enterraré mi vara hasta la piedra viva.
Habrá un silencio primordial cuando las manos se junten con las manos.
Después lo sabré todo.

lunes, 26 de septiembre de 2011

QUIJOTESCAS/y 23 - Dice Cervantes de sí mismo - Miguel de Cervantes Saavedra - España

Miguel de Cervantes
Esta serie podría durar eternamente, pero en esta vida todo concluye, de modo que aquí ponemos punto y final... de momento. Y lo hacemos, como no podría ser de otro modo, con un poema de nuestro padre Cervantes, donde el autor del Quijote se reivindica a sí mismo, y hace bien. El poema es, en realidad, un fragmento del Viaje del Parnaso (1614).

[...]
Yo corté con mi ingenio aquel vestido
con que al mundo la hermosa Galatea
salió para librarse del olvido.

Soy por quien La Confusa, nada fea,
pareció en los teatros admirable,
si esto a su fama es justo se le crea.

Yo, con estilo en parte razonable,
he compuesto Comedias que, en su tiempo,
tuvieron de lo grave y de lo afable.

Yo he dado en Don Quijote pasatiempo
al pecho melancólico y mohíno,
en cualquier sazón, en todo tiempo.

Yo he abierto en mis Novelas un camino,
por do la lengua castellana puede
mostrar con propiedad un desatino.

Yo soy aquel que en la invención excede
a muchos, y al que falta en esta parte,
es fuerza que su fama falta quede.

Desde mis tiernos años amé el arte
dulce de la agradable poesía,
y en ella procuré siempre agradarte.

Nunca voló la humilde pluma mía
por la región satírica, bajeza
que a infames premios y desgracias guía.

Yo el soneto compuse que así empieza,
por honra principal de mis escritos:
Voto a Dios, que me espanta esta grandeza.

Yo he compuesto romances infinitos,
y el de Los celos es aquel que estimo,
entre otros que los tengo por malditos.

Por esto me congojo y me lastimo
de verme solo en pie, sin que se aplique
árbol que me conceda algún arrimo.

Yo estoy, cual decir suelen, puesto a pique
por dar a la estampa el gran Pirsiles
con que mi nombre y obras multiplique.

Yo en pensamientos castos y sotiles,
dispuestos en sonetos de a docena,
he honrado tres sujetos fregoniles.
...

Fe de bautismo de Miguel de Cervantes: 'año de 1547 domingo nueve días del mes de octubre Año del señor de mill / e qnjs. e quarenta e siete años fué baptizado miguel / hijo de Rodrigo de cervantes e su muger doñar leonor fue / ron sus conpadres Ju.º pardo baptizole El R.do señor br.e /seRano Cura de nra. señora ts.º baltasar vazqz. sacrista / e yo q. le baptize e firme de mj nobre // El bachillr. SeRano'

viernes, 23 de septiembre de 2011

QUIJOTESCAS/22 - Don Quijote - Dulcinea - José Saramago - Portugal

Dulcinea y Don Quijote - Antonio WinkelhoferDon Quijote
No veo Dulcineas, Don Quijote,
ni gigantes, ni islas, nada existe
de tu sueño de loco.
Sólo molinos, mujeres y Baratarias,
cosas reales que Sancho bien conoce
y para ti son poco.


Dulcinea
Quién eres tú no importa, ni conoces
el sueño en que nació tu rostro:
cristal vacío y mudo.
De la sangre de Quijote te alimentas,
del alma que en él muere es que recibes
la fuerza de ser todo.

martes, 20 de septiembre de 2011

Evolución - Claribel Alegría - Nicaragua

BanksyMi tío abuelo
Descartes
dijo:
"cogito ergo sum".
Mi tío
cogitabundo Nobel
ingenió sus millones
con dinamita
y encogiéndose de hombros
ofreció el premio
de la paz.
Mi marido y mi hermano
se volaron los sesos
con entusiasmo
y nitroglicerina.
Yo voy cojeando por el tiempo
y me preocupa mi sobrino
despreocupado:
alegrovosamente
les arranca a las viejas
sus carteras
que cambia
por estupor
y lleva una camiseta
que proclama:
Deliro,
luego soy.

sábado, 17 de septiembre de 2011

Momentos - Clímax - Ricardo Bermejo - España

Collage y pintura sobre fotocopias de dibujos realizados por Kafka - Beatriz Bekerman
MOMENTOS
tal vez un jueves, como es hoy, de otoño
CÉSAR VALLEJO

Incluso los mejores acabaron
en algo parecido a esta resaca.

Hablemos por hablar de lo que importa;
por ejemplo: del sol y los vampiros,
de inciertas incompatibilidades.

Nada es superfluo, innecesariamente.
Vos mediante –¿de veras que te agradan
estos remilgos de correspondencia?-,
entraré en tu ciudad a medianoche.

Ojalá nos juguemos la epidermis
tratando de tomar esas colinas
donde aposta sus tropas el deseo.

Échate cuerpo a tierra, mientras tanto.

Ninguna apoteosis, salvo estar
en peligro de vida largamente.

Los mejores momentos siempre acaban
en algo parecido a un gran pastel
de donde la ilusión sale desnuda.

Deberíamos hablar de lo que importa:
de que está siendo jueves, por ejemplo.


CLÍMAX
¿cuánta nafta te queda para el viaje
que querías tan lleno de gaviotas?

JULIO CORTÁZAR

¿Y si fuera un complot esta obsesión
que en todo lo creado nos recrea,
que en lo apenas vivido sobrevive?

En la siesta del ser, la luz supura
un primordial licor: savia de fauno,
nemorosa placenta, miel en vuelo,
fluente opacidad...
Lo consumado
es un pábilo ardido en su deleite,
un nimbo de sudor que nos despierta.

Si de repente fuera lo contrario:
que el amor nos hiciera, que el amor
no se hiciera, tendrían las palabras
que tragarse a sí mismas, o aclararnos
de la parte que están y significan.

Un interrogatorio es cada sueño;

una conjuración, soñar los días
que aún no han sido y presumen de nostalgia.

¿Y si vos fueras nadie? ¿Y si tuvieras
que irte adonde nunca mi deseo
te pueda ya alcanzar? ¿Y si te amara,
dentro de lo posible, en lo imposible?
De Vos Mediante
Ricardo Bermejo

Ayer se celebró en el Teatro Principal de Reinosa la XLVII edición de las Justas Literarias, uno de los concursos literarios con más prestigio del país (aunque modesto económicamente - 2.500 euros), organizado por la Casa de Cultura Sánchez Díaz y patrocinado por el Ayuntamiento de Reinosa.
En esta edición, se proclamó vencedor del Concurso Nacional de Poesía el extremeño residente en Cádiz Ricardo Bermejo, por su poemario Bumeranes.

El XXXIX Premio Nacional de Cuentos José Calderón Escalada, dotado igualmente con 2.500 euros, fue otorgado al autor madrileño Juan Carlos Fernández León, por el relato Peter Punk. En la fase local de cuentos, el premio fue para Susana Díez Gutiérrez, residente en Nestares, por su relato El Club de las obsesiones. Ya había obtenido el mismo premio el año pasado con La Costumbre.

Actuó como mantenedor de la gala el escritor, periodista y miembro de la Real Academia de la Historia, José Ramón Saiz, que pronunció la lección titulada Don Ángel de los Ríos, un hidalgo campurriano en la Real Academia de la Historia.

Literatura satírica y burlesca/ 12 - A una dama, habiendo sabido que eran cuatro sus amantes - Antonio de Solís y Rivadeneyra - España

Cristina Marcos y María Adánez interpretan 'La escuela de la desobediencia', basada en textos del Siglo de Oro
Tres supe ayer que tenías,
y hoy he sabido otro más;
niña, a esta cuenta, tendrás
más longanizas que días.

Las mañas de treinta tías
Amor en tu pecho ha puesto;
pero ya que estoy dispuesto
a entrar en tu laberinto,
pasaré por ser el quinto
por irme acercando al sexto.

miércoles, 14 de septiembre de 2011

El negro habla de ríos - Langston Hughes - Estados Unidos

Orellana descubre el Amazonas (estampilla conmemorativa) - Germán Suárez Vértiz
The Negro Speaks of Rivers

I've known rivers...
I've known rivers ancient as the world and older than the flow
of human blood in human veins.
My soul has grown deep like the rivers.

I bathed in the Euphrates when dawns were young.
I built my hut near the Congo and it lulled me to sleep.
I looked upon the Nile and raised the pyramids above it.

I heard the singing of the Mississippi when
Abe Lincoln went down to New Orleans,
And I've seen its muddy bosom turn all golden in the sunset.

I've known rivers:
Ancient, dusky rivers.
My soul has grown deep like the rivers.


El negro habla de ríos

He conocido ríos...
He conocido ríos antiguos como el mundo y más antiguos que la
Fluencia de sangre humana por las venas humanas.
Mi espíritu se ha ahondado como los ríos.

Me he bañado en el Eufrates cuando las albas eran jóvenes,
He armado mi cabaña cerca del Congo y me ha arrullado el sueño,
He tendido la vista sobre el Nilo y he levantado pirámides en lo alto.

He escuchado el cantar del Mississippi cuando Lincoln bajó a New Orleans,
Y he visto su barroso pecho dorarse todo con la puesta del sol.

He conocido ríos:
Ríos envejecidos, morenos.
Mi espíritu se ha ahondado como los ríos.

Versión de Jorge Luis Borges

Fragmento de la película Showboat (1936), de James Whale,
basada en el musical de Jerome Kern y Oscar Hammerstein II.
Paul Robeson canta Old Man River.

domingo, 11 de septiembre de 2011

11-S/ Las torres gemelas - Rafael Alberti - España / América: la película - C. K. Stead - Nueva Zelanda

Las Torres Gemelas - Eduardo Úrculo
Aquí no baja el viento,
se queda aquí en las torres,
en las largas alturas,
que un día caerán,
batidas, arrasadas de su propia ufanía.

Desplómate, ciudad de hombros terribles,
cae desde ti misma.

Qué balumba
de ventanas cerradas,
de cristales, de plásticos,
de vencidas, dobladas estructuras.

Entonces entrará,
podrá bajar el viento
hasta el nivel del fondo
y desde entonces ya no existirá
más arriba ni abajo.

Alberti escribió este poema-premonición al pie de las Torres Gemelas de Nueva York a principios de los años ochenta. Fue publicado en Versos sueltos cada día en 1982.
_________________________________

Hay una película premonitoria
quizá de Robert Altman
que termina con sapos
cayendo del cielo -
una tormenta, un aguacero,
un Viejo Testamento lanzando
sapos acrobáticos -
y en caso de que pienses
que su historia se desliza
hacia el reino de lo irreal
él tiene un muchacho, un niño prodigio,
uno que lo sabe todo,
sonriendo, diciendo ‘Sí, esto sucede!’

Septiembre Once fue así -
formas diminutas que fueron cuerpos
un todo de brazos y piernas
lanzándose abajo.
Habíamos ido de gira
a las cuestas de piedras blancas
arriba de Mausanne-les-Alpilles
y regresamos a casa a verlo,
a verlo como se ve una película,
su horror, su áspera justicia.

Nueva York parecía estar en llamas.
‘Sí, ¡esto pasa!’
Americanos
cayendo del cielo.

Versión de Raúl Jaime Gaviria
C. K. Stead


Fragmento de Magnolia - Paul Thomas Anderson, 1999

Lo que trasmiten estos poemas dista mucho de lo que sobre el 11-S piensa el responsable de este blog, que aún sigue traumatizado por las imágenes que nunca hubiera querido contemplar en directo en televisión, ni en ningún otro sitio, mientras tomaba tranquilamente café.

jueves, 8 de septiembre de 2011

Haikus/8 - Mario Benedetti - Uruguay

Sin título - Juan Antonio Gómez Sánchez
por si las moscas
hay profetas que callan
su profecía
***
las hojas secas
son como el testamento
de los castaños

***
la mariposa
recordará por siempre
que fue gusano
***
hay pocas cosas
tan ensordecedoras
como el silencio

***
los hombres odian
presumen sueñan pero
las aves vuelan
***
la golondrina
de vuelta a su pasado
no encuentra el nido

***
pasa que al trébol
si tiene cuatro hojas
no hay quién lo aguante
***
en cofre nuevo
guardé los sentimientos
perdí la llave
De Rincón de Haikus

domingo, 4 de septiembre de 2011

Fragmentos de Cartas a Lucilio - Séneca - Hispania-Roma

La muerte de Séneca - Luca Giordano
Ninguno de nosotros es en la vejez el mismo que fue de joven; ninguno de nosotros es al día siguiente el mismo que el día anterior. Nuestros cuerpos son llevados al modo de los ríos. Cuanto ves corre con el tiempo, nada de lo que vemos permanece; yo mismo, mientras digo que las cosas cambian, he cambiado. Es lo que dice Heráclito: "Nos metemos dos veces en el mismo río y no nos metemos dos veces en él". Porque el nombre del río sigue siendo el mismo, pero el agua ya ha pasado.
Esto es más evidente en el río que en el hombre, pero no es menos veloz la corriente que nos lleva a nosotros. Precisamente por esto me sorprende nuestra locura, eso de querer tanto el cuerpo, una cosa tan y tan pasajera, y eso de temer que alguna vez nos moriremos, cuando cada momento es la muerte de la anterior condición. ¡Haz el favor de dejar de temer que te ocurra de una vez por todas lo que te ocurre cada día!
******
Actuemos de forma que todo el tiempo sea nuestro; y no lo será si antes no empezamos nosotros mismos a ser nuestros.
******
Nadie es tan ignorante como para no saber que algún día tiene que morir. Sin embargo, cuando está cerca de ese momento, se revuelve, tiembla y llora. Alguien que llorase por no haber vivido mil años atrás, ¿no te parecería el más estúpido de todos? Es igual de estúpido quien llora porque no vivirá dentro de mil años. No existías y no existirás: ambas cosas son iguales. Ninguno de esos dos tiempos te pertenece.
******
Te equivocas, Lucilio, si crees que son un vicio de nuestros tiempos la ostentación y el abandono de las buenas costumbres y todo lo que cada cual reprocha a su época. Son cosas de los hombres, no de las épocas: no ha habido período alguno libre de culpa.
Versión de Jordi Cornudella

jueves, 1 de septiembre de 2011

Murder Inc., - Ernesto Cardenal - Nicaragua

Manzana - René Magritte
Sales de tu oficina y vas a tu casa donde te esperan

tu esposa y tu refrigeradora rumorosa y repleta
tu living-room confortable y tu highball y tu radio
y escuchas a las 8 el programa de crímenes.
¿Pero crees que los crímenes existen sólo en los radios
y que no existen también en los living-rooms?
Tú no has matado nunca a nadie con un tubo.
Tú eres una persona decente
un hombre honrado
¿Pero no será esa honradez una mera coartada?
Tú no eres el hombre que puso la bomba en el avión.
No eres el que están buscando los radio-patrullas
"bajo, gordo y afable, con anteojos sin aro"
(aunque eres gordo y afable, con anteojos sin aro).
Tú no eres "el hombre del traje gris" claro está.
Tus huellas digitales probarían que no eres.
Pero tal vez no...
¿Qué tal si el jefe de los gángsters dice tu nombre
si declara que tú también eres de la Mafia?
¿Que tú te beneficiaste en el robo de joyas?
(dinos si no cómo compraste la refrigeradora)
¿Que el dinero de la anciana asesinada en el parque
después de muchas vueltas fue a dar a tus manos?
¿Y que el dinero que la banda robó en el banco
tú lo depositaste después en el mismo banco?
¿Que en tu vida hay algo que ver con la trata de blancas?
¿Y si te siguieron los detectives en la calle
cuando subiste al taxi y bajaste del taxi
y cuando entraste al bar y saliste del bar
y a todos con los que hablaste los fueron siguiendo
y a todos con los que hablaron esos otros?
¿Y si todas tus conversaciones fueron tomadas en dictáfono?
¿Y qué puedes decir ahora?
¿Qué alegas?
Frecuentabas el bar donde se planeó el atraco
y el hotel donde asfixiaron a la muchacha.
La refrigeradora y el radio del gángster
son de la misma marca que tú tienes.
- La policía ha estudiado todos sus hábitos
y son exactamente los mismos tuyos.
¿Y qué tal si un día tus huellas digitales coinciden
y se comprueba que tú también eres de la banda
y eres el que andan buscando los radio-patrullas
"bajo, gordo y afable, con anteojos sin aro"
tú eras por fin "EL HOMBRE DEL TRAJE GRIS"
y estás en la página de crímenes de los diarios
y en tu living-room el radio está hablando de ti?