Madeleine Peyroux - Secular Hymns (2016)

jueves, 18 de febrero de 2016

Blues del propósito de la enmienda - Miguel d'Ors - España


Ahora que ya se aleja mi juventud y escucho
cada tarde más pálido el rumor
de aquel baile encendido (y sin embargo sigo
idiota y migueldors de arriba abajo),
alguna de esas horas en que dentro de mí
está lloviendo y lunes, me digo y me repito:
"Esta vez va de veras, de hoy no pasa, propósito
de la enmienda." Y me juro
-desde luego, mintiendo más que una
campaña electoral- quemar todos los libros
y retirarme a algún lugar vivible
en donde dedicarme a la Vulgaridad
y, si me queda tiempo,
a la contemplación de los Universales.
Por ejemplo Cambados, costa de Pontevedra,
donde no sé si les oiseaux sont ivres
pero me da lo mismo.
De Curso superior de ignorancia, 1987

8 comentarios:

carlos perrotti dijo...

Miguel ya es uno de mis preferidos. Escribe como si nada, espontáneo, le sale natural, descontracturado. Mallarmé lo proteja.

Juan Nadie dijo...

Amén.

Juan Nadie dijo...

Por cierto, esto podría muy bien haberlo escrito Cortázar:
"dentro de mí está lloviendo y lunes"
"sigo idiota y migueldors de arriba abajo"
"no sé si les oiseaux sont ivres
pero me da lo mismo".
Etc.

marian dijo...

Se conoce bien.

marian dijo...

Ya he descubierto la relación de Mallarmé y "lex oiseaux sont ivres"... Brise marine.

marian dijo...

(les)

Juan Nadie dijo...

Exacto: "Brise marine".

También Rimbaud tiene un poema titulado "Le bateau ivre", ¿recordáis?

carlos perrotti dijo...

Cómo olvidarlo. El Barco Ebrio. El primero que leí de él y que me dejó (aún) subyugado, se me ocurre, aunque no sé si es la palabra exacta.

Sí, Cortázar y Miguel tienen un toque de delicada ternura irreverente. Absolutamente envidiable, además.