Madeleine Peyroux - Secular Hymns (2016)

sábado, 5 de marzo de 2016

Literatura azteca/ 3 - Tempus fugit/ 23 - Aun el jade se rompe - Nezahualcóyotl - México


Aun el jade se rompe,
aun el oro se quiebra,
aun el plumaje de quetzal se rasga...
¡No se vive para siempre en la tierra!
¡Sólo un breve instante perduramos!

10 comentarios:

carlos perrotti dijo...

Nada más cierto que la instantaneidad de todo. La simple revelación de lo que se puede percibir pero no se sabe decir. Nezahualcóyotl lo hizo.

Juan Nadie dijo...

Sí.
Es curioso, cuando lees lo que escribieron gentes de otras épocas y de otras culturas diferentes a la tuya , te das cuenta que todo es lo mismo. ¿Por qué? Lo hemos comentado muchas veces: las mismas espectativas, los mismos deseos, los mismos sueños se han dado siempre en el ser humano en todas las épocas. El ser humano es igual en toda partes.
"El mismo corazón late en todo pecho humano", dejó escrito el poeta Matthew Arnold. Pues, eso.

carlos perrotti dijo...

Maravilloso.

marian dijo...

Pues como no se vive para siempre, algunos lo traducen en vivir a todo tren... y que les quiten lo bailao.

Juan Nadie dijo...

Ja, ja, ja. Pues, mira, ahora que lo dices, debe ser eso.

Agostina Alvarez dijo...

Según el dramaturgo francés Giraudoux La muerte es el desafío de la vida, cómo sería todo su fuesemos inmortales? Leyeron Todos los hombres son mortales de S. de Beauvoir? Ahí está la respuesta. Me quedo con todo lo que dices Juan sobre eso de que parece ser que el hombre siempre deseo, temió, amó lo mismo, en todas las épocas.

Juan Nadie dijo...

Es que creo que es así.
No leí "Todos los hombres son mortales". Si tengo ocasión lo echaré un vistazo.

Agostina Alvarez dijo...

Leelo!

marian dijo...

Lo malo es cuando viven a todo tren a nuestra costa, y sin pegar un palo al agua, que nos cortan la risa de cuajo.

Juan Nadie dijo...

Pero ellos se rien que no veas. Aunque, quien ríe el último..., se parte.
Van entrando en los juzgados. Algo es algo.