Madeleine Peyroux - Secular Hymns (2016)

jueves, 29 de octubre de 2015

Fragmentos del Libro de los reyes - Firdusi - Persia


Melancolía

El arriate está cubierto de pétalos de rosa y todos los montes se engalanan con nardos y tulipanes. El ruiseñor se lamenta sin cesar en el bosquecillo, la rosa se abre escuchando su queja, el ruiseñor no puede dormir en la noche sombría y bajo la lluvia y el viento la rosa languidece.
    Del nubarrón veo salir el viento, la lluvia, y no sé por qué el narciso está triste: el ruiseñor se ríe del viento y de la lluvia cuando, posado sobre la rosa, se pone a cantar. ¿Está enamorada la nube de la rosa? No lo sé: la he oído rugir como un león, la he visto rasgar la delantera de su vestido y he contemplado en su cuerpo centellear el fuego. Las lágrimas que el cielo hace caer al suelo dan fe de ello ante el sol todopoderoso.
    ¿Quién sabe qué significa lo que dice el ruiseñor y qué es lo que va a buscar bajo el rosal? ¡Permanece atento! Al despuntar el día, escucha: entonces el ruiseñor canta heroicamente, deplora la muerte de Isfendiar y su lamento es el único recuerdo que queda de ese valiente. Estallando de repente en el seno de la nube, el clamor de Rostem destroza en la noche oscura el corazón del elefante y la zarpa del león.


Sobre la muerte de su hijo

Transcurridos sesenta y cinco años de mi vida, codiciar tesoros sería poco razonable. Pero tomaré mi parte del tesoro de los consejos que di cuando otros murieron, en este día en que pienso en la muerte de mi hijo. Ese joven ha partido cuando era yo quien debía hacerlo, y transido de dolor estoy como cuerpo privado de alma. Quiero morir enseguida; tal vez pueda reunirme con él. En cuanto lo hallara, le haría estos reproches: "¿Por qué contra mi voluntad, cuando era mi turno, has abandonado este mundo llevándote mi sosiego? Eras mi apoyo en los infortunios, ¿por qué seguir tu camino abandonando a tu viejo padre? ¿Acaso te has reunido con jóvenes compañeros, para haberme precedido apresurándote de tal forma?".
    Cuando este joven hijo cumplió treinta y siete años de edad, este mundo le desagradó ¡y se fue! Como siempre se había mostrado arisco conmigo, irritándose, de repente me volvió la espalda. Partió dejándome la pena, el sufrimiento; inundó de sangre tanto mi corazón como mis ojos. Mas ahora ha entrado en la luz y allí escogerá el lugar para su padre.
    Ya hace mucho tiempo que mi hijo me ha dejado y ninguno de sus compañeros ha vuelto. En el país de la luz él sin duda me espera y, viendo que tardo, se enfurece. Él se ha dado prisa, pero yo permanezco en suspenso: quiero saber qué me reportarán mis obras. ¡Que Dios se digne conceder el esplendor a tu alma y que de la sabiduría te haga una armadura! Yo imploro al Señor, al Creador del mundo, el puro distribuidor del pan cotidiano, que perdone todos tus pecados. ¡Que bañe de claridad tu estancia tenebrosa!
Traducción de Leonor Vernet
sobre la versión francesa de Henri Massé

El Sha-namé o Libro de los reyes, extenso poema de unos cincuenta mil dísticos, es, en su género, una obra de arte que no sólo consolida el advenimineto de la literatura en lengua persa, sino que además ocupa un lugar entre las grandes obras de la literatura universal. En ella el poeta relata la historia del Irán desde sus orígenes míticos hasta la conquista árabe del siglo VII. Se distinguen dos partes: la primera, rica en hechos maravillosos y leyendas; la segunda -que coincide con el período sasánida-, histórica y anecdótica. Todo el poema está animado por un vivo sentimiento nacional. En los diversos episodios, Firdusi combina sus ideas políticas y morales, consideraciones sobre los fines del hombre, descripciones de la naturaleza y admirables fragmentos líricos.

23 comentarios:

Agostina Alvarez dijo...

Y hablando de las flores de la madre de Alberti. Aquí rosas, nardos, tulipanes. Y el ruiseñor con su canto inconfundible.

carlos perrotti dijo...

Envidiable lirismo. Pero lo que me conmovió del segundo "relato" es el verso (es un verso) para mí tanguero "...y transido de dolor estoy como cuerpo privado de alma". Me pasó que me acordé de "Garúa" de Cadícamo. No debe ser casual, el término transido no es muy utilizado (o al menos mucho no lo he leído) y el abandono en ambos casos provoca dolor del poeta y del letrista poeta. No sé. Me pasó. Y me dejó cierta cosa amarga como sensación, no?

Demoledor el segundo "relato" tras la poética del primero.

Agostina Alvarez dijo...

Garúa, tristeza...hasta el cielo se ha puesto a llorar...No lo conocía Carlos. De tango me falta saber mucho. Justo para un día como hoy no? Yo no sé Juan como estará el día en tu ciudad pero aquí Garúa, qué linda palabra! Esas palabras que uno utiliza inconscientemente, que salen de uno y cuando te ponés a pensar en su significado y en como suena te parece bellísima.

El primero es vida, naturaleza, existencia. El segundo muerte, tristeza, desesperanza. Más melancolía que el primero. No?

Agostina Alvarez dijo...

Amigos tengo dos poemas para pasarles sobre mi Andalucía querida. Uno es de Rafael Alberti y otro de Victor Hugo quien viajó por España y supo describir con un gran romanticismo nuestra tierra, la cual, junto con su lengua, eran consideradas por él y los románticos franceses la tierra del " pecado". Ahí van:

Alberti:

Balada para los poetas andaluces de hoy

¿Qué cantan los poetas andaluces de ahora?
¿Qué miran los poetas andaluces de ahora?
¿Qué sienten los poetas andaluces de ahora?

Cantan con voz de hombre, ¿pero dónde están los hombres?
con ojos de hombre miran, ¿pero dónde los hombres?
con pecho de hombre sienten, ¿pero dónde los hombres?

Cantan, y cuando cantan parece que están solos.
Miran, y cuando miran parece que están solos.
Sienten, y cuando sienten parecen que están solos.

¿Es que ya Andalucía se ha quedado sin nadie?
¿Es que acaso en los montes andaluces no hay nadie?
¿Que en los mares y campos andaluces no hay nadie?

¿No habrá ya quien responda a la voz del poeta?
¿Quién mire al corazón sin muros del poeta?
¿Tantas cosas han muerto que no hay más que el poeta?

Cantad alto. Oireis que oyen otros oídos.
Mirad alto. Veréis que miran otros ojos.
Latid alto. Sabréis que palpita otra sangre.

No es más hondo el poeta en su oscuro subsuelo.
encerrado. Su canto asciende a más profundo
cuando, abierto en el aire, ya es de todos los hombres.

Agostina Alvarez dijo...

Se acumula el trabajo. Lo que viene es muy largo pero hermoso.

Victor Hugo ( Los Orientales)

GRENADE
Soit lointaine, soit voisine,
Espagnole ou sarrasine,
Il n’est pas une cité
Qui dispute, sans folie,
A Grenade la jolie
La pomme de la beauté,
Et qui, gracieuse, étale
Plus de pompe orientale
Sous un ciel plus enchanté.
Cadix a les palmiers ; Murcie a les oranges ;
Jaën son palais goth aux tourelles étranges;
Agreda son couvent bâti par saint Edmond ;

Ségovie a l’autel dont on baise les marches,
Et l’aqueduc aux trois rangs d’arches
Qui lui porte un torrent pris au sommet d’un mont.
Llers a des tours; Rarcelonne
Au faîte d’une colonne
Lève un phare sur la mer;
Aux rois d’Aragon fidèle,
Dans leurs vieux tombeaux, Tudèle
Garde leur sceptre de fer;
Tolose a des forges sombres
Qui semblent, au sein des ombres,
Des soupiraux de l’enfer.
Le poisson qui rouvrit l’oeil mort du vieux Tobie
Se joue au fond du golfe où dort Fontarabie ;
Alicante aux clochers mêle les minarets;
Compostelle a son saint; Cordoue aux maisons vieilles
A sa mosquée où l’oeil se perd dans les merveilles ;
Madrid a le Manzanarès.

Bilbao, des flots couverte,
Jette une pelouse verte,
Sur ses niurs noirs et caducs;
Médina la chevalière,
Cachant sa pauvreté fière
Sous le manteau de ses ducs,
N’a rien que ses sycomores,
Car ses beaux ponts sont aux Maures,
Aux Romains, ses aqueducs.
Valence a les clochers de ses trois cents églises;
L’austère Alcantara livre au souffle des brises
Les drapeaux turcs, pendus en foule à ses piliers;
Salamanque en riant s’assied sur trois collines,
S’endort au son des mandolines,
Et s’éveille en sursaut aux cris des écoliers.
Tortose est chère à saint Pierre;
Le marbre est comme la pierre
Dans la riche Puycerda;

De sa bastille octogone
Tuy se vante, et Tarragone
De ses murs qu’un roi fonda;
Le Douro coule à Zamore;
Tolède a l’alcazar maure,
Seville a la giralda.
Burgos de son chapitre étale la richesse;
Penaflor est marquise, et Girone est duchesse;
Bivar est une nonne aux sévères atours;
Toujours prête au combat, la sombre Pampelune,
Avant de s’endormir aux rayons de la lune,
Ferme sa ceinture de tours.
Toutes ces villes d’Espagne
S’épandent dans la campagne
Ou hérissent la Sierra;
Toutes ont des citadelles
Dont sous des mains infidèles
Aucun beffroi ne vibra;

Toutes sur leurs cathédrales
Ont des clochers en spirales;
Mais Grenade a l’Alhambra.
L’Alhambra! l’Alhambra! palais que les Génies
Ont doré comme un rêve et rempli d’harmonies;
Forteresse aux créneaux festonnés et croulans,
Où l’on entend la nuit de magiques syllabes,
Quand la lune, à travers les mille arceaux arabes,
Sème les murs de trèfles blancs!
Grenade a plus de merveilles
Que n’a de graines vermeilles
Le beau fruit de ses vallons;
Grenade, la bien nommée,
Lorsque la guerre enflammée
Déroule ses pavillons,
Cent fois plus terrible éclate
Que la grenade écarlate
Sur le front des bataillons.

Il n’est rien de plus beau ni de plus grand au monde;
Soit qu’à Yivataubin Vivaconlud réponde,
Avec son clair tambour de clochettes orné;
Soit que, se couronnant de feux comme un calife,
L’éblouissant Généralife
Elève dans la nuit son faîte illuminé.
Les clairons des Tours-Vermeilles
Sonnent comme des abeilles
Dont le vent chasse l’essaim;
Alcacava pour les fêtes
A des cloches toujours prêtes
A bourdonner dans son sein,
Qui dans leurs tours africaines
Vont éveiller les dulcaynes
Du sonore Albaycin.
Grenade efface en tout ses rivales : Grenade
Chante plus mollement la molle sérénade;
Elle peint ses maisons de plus riches couleurs;

Et l’on dit que les vents suspendent leurs haleines
Quand par un soir d’été Grenade dans ses plaines
Répand ses femmes et ses fleurs.
L’Arabie est son aïeule.
Les Maures, pour elle seule,
Aventuriers hasardeux,
Joûraient l’Asie et l’Afrique;
Mais Grenade est catholique,
Grenade se raille d’eux;
Grenade, la belle ville,
Serait une autre Séville
S’il en pouvait être deux.

Agostina Alvarez dijo...

Creo que no tienes nada de Victor Hugo. Y es EL poeta del romanticismo francés, el poeta del siglo XIX.
El post va a desbordar;-)

TRADUCCIÓN

Seas cercana, seas ajena,
Española o sarracena,
No hay en el mundo ciudad
Que sin distinción compita,
A Granada la bonita,
La fruta de la beldad…
Ni que, gentil, en igual
Tenga más pompa oriental
Bajo una magia celestial.

Cádiz palmeras tiene, Murcia naranjos
Jaén gótico alcázar de pilares extraños.
Ágreda un convento a San Edmundo erguido;
Segovia altar de escalones venerados
Y acueducto por tres filas arqueado
Que de los picos un torrente es llevado.
Llers torres ha; Barcelona
Que un faro corona
Sobre el mar una columna;
A los reyes de Aragón, devota,
En sus viejas tumbas, Tudela
Sus cetros de hierro guarda;
Tolosa oscura fraguas tiene
Que entre las sombras parezcan
Una luz que del infierno viene.

El pez que la vista resarció al viejo Tobías
En la rada juega do duerme Fuenterrabía
Alicante campanas y alminares comparte.
Compostela santo tiene; Córdoba añejos lares
Y mezquita que prende ante tanta maravilla
Madrid el Manzanares tiene

Bilbao, de olas envuelta
Un manto verde suelta
En negros y viejos muros;
Medina caballerosa,
Cubre pobreza orgullosa
Bajo el manto de los duques.
Solo tiene sicomoros,
Sus bellos puentes son moros,
Romanos sus acueductos.

Valencia con torres de trescientos templos;
Sobria Alcántara deja al soplo de vientos
Guiones turcos colgando a tropel de estribos.
Salamanca riendo sobre tres colinas
Dormida por mandolinas,
Asustada despierta con colegiales gritos.
Tortosa a San Pedro adora;
Mármol como piedra mora
En la rica Puigcerdà;
De su octógona bastilla
Tuy presume, y Tarragona
De su muralla por un rey creada.
El Duero por Zamora vierte;
Toledo el alcázar moro tiene,
Sevilla la giralda
Burgos de su cabildo expone la belleza;
Peñaflor es marquesa y Gerona duquesa;
Bivar de sobrios atavíos es nona;
Siempre presta al combate, la sombría Pamplona
Antes de dormirse bajo los rayos de la luna
Su cintura de torres la cierra.

Todas estas ciudades de España
Se esparcen por la campaña
O hieren la Sierra;
Todas tienen fortalezas
Cuyas torres bajo infieles manos
Nunca temblaran
Todas sus catedrales
Tienen campanarios en espirales
Mas Granada tiene la Alambra

¡Alambra! ¡Alambra! Palacio que los genios
Han dorado como un sueño y llenado de conciertos;
Fortaleza de almenas en ruinas festoneadas
Donde de noche se oyen sílabas maravillosas
Cuando la luna a través de arcadas moras
Muros de trébol blancos siembra

Tiene más maravillas Granada
Que bayas encarnadas
La hermosa fruta de sus valles;
Granada, la bien apodada,
Cuando la guerra apasionada
Despliega sus guiones,
Cien veces más terrible estalla
Que la granada escarlata
En el frente de los batallones.

No hay nada tan bello ni tan grande en el mundo
salvo VivaTaubin a Vivaconlud contestando
Con claro tambor de cascabeles adornado
O cuando, coronándose con fuego cual califa,
El Generalife, deslumbra
Y eleva en la noche su techo iluminado.
Los clarines de Torres-Bermejas
Rezumban como un coro de abejas
Cuyos enjambres el viento caza;
Alcacava en sus fiestas
Las campanas están prestas
Para sonar con mohín,
Que desde sus torres africanas
A despertar van las dulzainas
Del bullicioso Albaicín.

Granada a sus rivales ofusca; Granada
Tiernamente canta la tierna serenata;
Sus casas pinta de ricos colores;
Y en sus llanuras suspenden su aliento
En las tardes de verano el viento
Cuando Granada esparce sus mujeres y flores.

Arabia es su prosapia.
Los moros, por ella,
Aventureros azarosos,
Arriesgaron Asia y África;
Mas Granada es católica,
Y se mofa de ellos;
Granada, la bella villa,
Otra Sevilla sería
Si pudiera haber dos.



Juan Nadie dijo...

Creo que no he puesto el tango "Garúa" en La Taberna. Habrá que corregir eso.

Juan Nadie dijo...

Pues muchas gracias, Agostina.
Creo que no habrá nadie en España que no conozca el poema de Alberti, al menos en su versión cantada.
Víctor Hugo ya es otra historia. Efectivamente, no hay nada de Víctor Hugo en el blog. Habrá que corregir eso también.

Agostina Alvarez dijo...

Juan, escribí mi primer poema y me gustaría que vos y Carlos lo leyeran. Qué te parece?

carlos perrotti dijo...

Claro, Agostina, me va a encantar leerlo...

Agostina Alvarez dijo...

Se titula "Granada". Qué raro en mí! Lo escribí anoche, tarde. Me brotó del alma, casi sin pensar. Quiero que sean objetivos, yo no puedo serlo. En todo caso me gustó escribirlo. Ahí va:

Granada

Amé perderme en tus calles
Amé recorrerte laberíntica
Amé sentir tu sol calentándome la piel,
Incluso en invierno.
Amé tus ruidos,
Cubiertos, vasos, motos, música.
Tu silencio en el ruido,
Desde un mirador.
Tus vistas, tus cuestas.
Detenerme en rincones desde los cuales
pude contemplarte eterna.
Imágenes estáticas grabadas en mi
memoria.
Confidente, tus lunas que encerraron mis
pasiones.
Tus noches que encandilaron mis
sueños.
Tus lunas, tu eclipse, aquel que ví una
madrugada.
Tus calles empedradas, tu poesía en las paredes,
tus colores.
Tu nieve y los amores.
Ya no te tengo pero te siento dentro.
¿Cómo es posible?
¿Estás? ¿ me habitas?
¿Aún te habito?
El tiempo, las lecturas.
Los cantos. Tantos. Diversos.
Tu ensoñación.
Tus muros rojos de tierra revuelta.
¿Cómo hacer para no verte?
¿Cómo decirte que te pienso? Pienso.
Quiero dormirme bajo tu sol envuelto de azahares que siempre
quema.
Quiero adormecerme en tus brazos y
que no me sueltes.
Quiero que tus calles me extrañen,
que sientan que mis pasos ya no están,
que ya no me pierdo en ti.
Con lo dulce de la pérdida.
Dentro del insondable laberinto
que te define.
Ciudad de ilusiones.
Amante de mis sueños.
Te siento.
Dentro. Muy dentro.

Agostina. Octubre 2015.

Agostina Alvarez dijo...

Uy me apresuré. Juan no me había dado el visto bueno. Bueno, espero sus comentarios ansiosamente.

carlos perrotti dijo...

"Veo" que la amas. Te felicito, Agostina. Me dan ganas de estar en Granada, de caminarla, de seguir tu descripción como un mapa de esos instantes que captaste o capturaste... Y eso me parece que es la poesía: la revelación de la eternidad del instante, y tu poema está lleno de esos instantes. Gracias por compartirlo.

Juan Nadie dijo...

Carlos lo ha dicho estupendamente. Se nota el cariño por tu segunda tierra. ¿Segunda?
Dices que es tu primer poema. Que no sea el último. Si me admites un consejo que no me has pedido, no dejes de escribir, haznos ese favor.

Agostina Alvarez dijo...

Gracias Carlos. Qué profundo lo que decís. Eso de la revelación de la eternidad del instante. Es como pasa con la fotografía o la pintura pero con palabras. Con otras imágenes.Justo hoy ví en youtube una charla sobre la poesía de Borges con Octavio Paz y otro escritor más. Y hablaban sobre el tiempo. Y Borges decía que podemos concebir un mundo sin espacio pero no uno sin tiempo. Y que para él la metáfora del tiempo la habia sacado de un verso persa que decía: Luna, espejo del tiempo. Y que era precisamente la luna testigo del paso del tiempo, de los siglos. Por eso el arte es mágico, capaz de condensar la eternidad de un instante. Pero claro este luego se desvanece. Y hablaban de los espejos. Que estos nos muestran siempre una imagen distinta y que uno los mira y puede pensar en cuantas veces se ha mirado y cuanta gente lo ha hecho en ese mismo espejo. Buscalo en youtube. Muy interesante. No sé que pensás vos pero Borges ha sido un hombre de otra galaxia. Cuánto conocimiento y sabiduría en una cabeza!

Agostina Alvarez dijo...

Ay Juan, lloro de emoción. Escribir me transportó a un mundo nuevo y desconocido para mí. Bueno no tan desconocido ya que soy Filóloga pero nunca me había puesto a escribir un poema sino mis pensamientos y sentimientos en un diario íntimo. Sí conozco el mundo de la pintura y la fotografía. Pinto y dibujo desde chica, siempre autodidacta, y hace algunos años que saco fotos también pero escribir?? Me gustó mucho hacerlo. Veremos si me animo más...

Agostina Alvarez dijo...

Y sí Juan. Creo que Granada es mi lugar en el mundo.

Juan Nadie dijo...

Pues nada, a pintar y a escrbir, ¿a qué esperas?

carlos perrotti dijo...

Y armate un blog con tus poesías, recomendaciones literarias, punturas y fotografías. Que ya tenes a tus primeros seguidores.

Sí, la fotografía capta "ese instante" para siempre. Sï, Borges, inagotable. Y Octavio Paz también.

Habrás visto en youtube las entrevistas de Soler Serrano a Borges, Cortázar, Manucho Mujica Láinez, Juan Rulfo, Manuel Puig, Benedetti, Sábato, Carlos Fuentes, Onetti, Atahualpa Yupanqui, Serrat, Dalí, Vargas Llosa y tantos más, no?

Agostina Alvarez dijo...

Sería hermoso tener un blog. A ver si me animo. Gracias Carlos, de verdad, de todo corazón.
Sólo ví las entrevistas a Cortázar ( unas cuantas veces) y la de Borges. Las otras no. Quiero ver la de Dalí pero no la encuentro completa. Cuánto me hace reir ese hombre. Me pasa con el surrealismo que me gusta su teoría pero no tanto su estética. Me cuestan las lecturas de Breton, prefiero a Flaubert. Y esteticamente los cuadros de Dalí no me llegan. Sí adquieren importancia cuando conozco la historia del cuadro. Me entendés? No sé si te / les pasa algo similar?

Ah. Encontré esta web pero no están todas las entrevistas:

http://afondo-entrevistas-soler-serrano.blogspot.com.ar/

carlos perrotti dijo...

En youtube están, creo (revisando) todas, excepto la de Manuel Puig que te la recomiendo. Veré si te la encuentro por otro lado.

Con Dalí me pasa que lo encuentro muchas veces más decorativo que artístico, como ganado por la originalidad y su innegable genialidad. Pero me derrito como sus relojes de tiempo cuando lo escucho. Un iluminado, un portento de la sensibilidad humana.

Quiero leer ya tu blog!!!

carlos perrotti dijo...

La entrevista a Dalí está creo que completa pero fragmentada. De la entrevista a Manuel Puig hay sólo dos o tres fragmentos.

Agostina Alvarez dijo...

Me fascina su forma de hablar, su ironía, su personaje tan genial que supo inventarse, crearse. De Dali hablo. Me hacés reir con lo del blog. Tengo que animarme, a ver, a ver. Sabés que sólo encuentro una parte de la de Dalí? Igual hay muchas interesantes para ver. Estuve en Figueres, en su museo y en Cadaqués. Uno de los pueblos más bellos que he visto. Y su casa museo sublime.