Madeleine Peyroux - Secular Hymns (2016)

lunes, 5 de octubre de 2015

El friso de la vida - Edvard Munch - Noruega


De mi cuerpo putrefacto surgirán las flores. Y yo estaré en ellas. La eternidad.


En un estado de ánimo
intenso
un paisaje ejercerá
cierto efecto sobre
la persona -al representar
este paisaje la persona llegará a
una imagen de su propio estado-
y esto -este estado de
ánimo- es lo principal


Los destinos humanos son como los planetas. Como una estrella que aparece en la oscuridad y se encuentra con otra estrella, reluce un instante para luego volver a desvanecerse en la oscuridad, así se encuentran un hombre y una mujer, se deslizan el uno hacia el otro, brillan en un amor, llamean, y desaparecen cada uno por su lado. Sólo unos pocos se encuentran en una gran llamarada en la que ambos pueden unirse plenamente.


Dos labios ardientes contra los míos, el cielo y la tierra se desvanecieron y dos ojos negros miraron dentro de los míos.


Paseaba por el camino con dos amigos cuando se puso el sol. De pronto el cielo se tornó rojo sangre. Me paré, me apoyé sobre la valla extenuado hasta la muerte. Sobre el fiordo y la ciudad negros azulados la sangre se extendía en lenguas de fuego. Mis amigos siguieron y yo me quedé atrás temblando de angustia y sentí que un inmenso grito infinito recorría la naturaleza.


El horno del infierno del alma
es extremadamente
agresivo para
los sistemas nerviosos
(Por ejemplo Van Gogh…)
(En parte yo mismo)


La manera en que se mira también depende del estado de ánimo y de cómo se encuentra uno en general.
Esa es la razón por la que un motivo
puede verse de muchas maneras y eso es lo que hace interesante el arte


El arte es la forma del cuadro
nacido a través de los nervios
ojos cerebro y corazón
del ser humano
El arte es la necesidad
humana de cristalización
La naturaleza es el reino
infinito del que
se nutre el cuadro


El Museo Thyssen-Bornemisza de Madrid abre desde el 6 de octubre hasta el 17 de enero una exposición de 80 obras de Edvard Munch bajo el título de Arquetipos. Al mismo tiempo, se puede admirar en el Museo Van Gogh de Amsterdam la muestra Munch: Van Gogh, que enfrenta por primera vez la obra de dos pintores que, aunque nunca llegaron a conocerse personalmente, compartieron una  similar visión de la pintura.

Paralelamente, se edita en Nórdica Libros, bajo la supervisión de Victoria Parra y con prólogo de Hilde Bøe -una de las máximas responsables del Munchmuseet-, el trabajo fundamental de Munch: El friso de la vida, un ciclo de pinturas y textos que el artista realizó a partir de 1890 y que forma parte de lo mejor de su obra.
Munch escribió toda su vida, explica Bøe. Escribió -y guardó- redacciones y cuadernos del colegio, anotaciones en diarios, poemas en prosa, esbozos literarios y dramáticos, cartas de viajes, contribuciones en periódicos, contratos, solicitudes, prosaicas listas de tareas y, obviamente, cartas. [...] Los demás textos consisten en escritos de un amplio espectro de géneros literarios.

27 comentarios:

carlos perrotti dijo...

Un artista y sólo artista, de todas maneras. Admirable profundidad la de su sensibilidad.

Qué habrá que hacer para merecer que esa expo la traigan a Buenos Aires: limpiar el karma, orar a los astros, rezar setecientos padrenuestros, no comer carne hasta el 2020?

Juan Nadie dijo...

Prueba todo eso, a ver...
Que yo sepa, en España tampoco se había visto hasta ahora. Creo que había un par de cuadros en el Thyssen, y ya.

carlos perrotti dijo...

Tomo tu comentario como un buen augurio. Ojalá.

marian dijo...

No sé ni qué decir ante una entrada como esta, más que darte las gracias.

marian dijo...

Y disfrutarla, por supuesto.

Juan Nadie dijo...

Bueno, confesaré (en voz baja, para que nadie se entere) que casi todo el post está "fusilado" de lo que ha aparecido en los diarios que han dado cuenta de la exposición, aunque quiero creer que le ha dado el toque personal e instransferible. Copiando, eso sí, algo del estilo posteño de Marian.

marian dijo...

No perseguimos la originalidad (ni la gloria:), está casi todo inventado. Divulgar (lo bueno) es lo que importa, y eso conlleva un trabajo que hay que agradecer, se coja de aquí o de allá. El toque personal se pone solo, sin buscarlo, ahí está la gracia; porque además, si se busca no se encuentra o se pierde uno por el camino:)

Agostina Alvarez dijo...

Hola Juan, hola Carlos y ahora también hola Marian. Me llamo Agostina y encontré este blog buscando el libro de poemas Salvo el crepúsculo de Cortázar, y desde ahí, hace ya unos cuantos meses, no dejo de mirar cada mañana si hay un nuevo poema que descubrir. También encontré el libro de Cortázar y de muchos de sus poemas me gustó uno que se llama Para leer de forma interrogativa. Soy argentina y actualmente vivo en Argentina, país en donde nací, pasé mi infancia y adolescencia y al cual dejé en el 2001 ( antes de la crisis ) para irme a vivir a España, a Andalucía, más precisamente a Granada. Mi padre es español y vivía allí. España, Granada, cambió mi vida. Estudié en la Facultad de Filosofía y Letras de Granada y me recibí de Licenciada en Filología Francesa e hice el Máster en enseñanza de idiomas ( antiguo cap) en la misma Universidad. Amo España, mi sangre es del norte, de Belmonte en Asturias pero yo viví nueve años en el sur, de los 20 a los 29. Tuve la oportunidad de cursar una asignatura sobre Lorca y la Generación del 27 impartida por el poeta Luis García Montero, a quien admiro y que me enseñó a nutrirme de las letras españolas puesto que yo estaba inmersa en la literatura francesa siendo el siglo XIX y hasta mediados del XX lo que me ha calado más hondo. Desde el romanticismo de Alfred de Musset al simbolismo de Baudelaire, y por supuesto, mi adorado Proust y mi fiel Simone de Beauvoir. Como buena Argentina de clase media, si puede decirse, en mi adolescencia devoré a Borges y a Cortázar, siendo Rayuela mi libro de cabecera, el cual leí y releí varias veces. Por qué les cuento todo esto? Porque tristemente tuve que dejar España y volver a Argentina por problemas de salud. Soy joven, no una niña, sino una mujer de 34 años y estoy enferma. Quería contarles que todas las mañanas me levanto deseando abrir el blog y leer un poema nuevo. Por otro lado me resultó muy curioso que los comentarios sean entre un argentino y un español casi siempre. Yo, como mucha gente de mi generación me siento de ambos lados, argentina y española. Borges decía que uno es de la tierra donde pasó su infancia y adolescencia, y es cierto que esas etapas nos marcan a fuego y constituyen nuestras raíces. Pero yo elijo a mi Andalucía soñada. Lugar donde crecí y aprendí tanto, que podría tirarme un buen rato enumerando todo aquello que me dio España. Hoy la extraño infinitamente, cada día y no sé si volveré a verla. Extraño su ruido, su música, sus olores, la luz blanca de su cielo, los amigos, las siestas, la ilusión de cada día...quería compartir esto con ustedes y decirles que puedo recomendar algún poema y también que sepan que me hace muy bien leerlos cada día. Gracias.

Juan Nadie dijo...

Muchísimas gracias a ti, Agostina. Realmente me ha emocionado lo que cuentas de tu estancia en España y sólo deseo que mejores de tu enfermedad y puedas regresar, si es lo que quieres.
Estaré encantado de que nos recomiendes algún poema. "Para leer en forma interrogativa" está en este blog, como no podía ser de otra forma.
No dejes de pasar por aquí, es un privilegio tener lectores como tú.
Aquí estarás siempre en tu casa.

Un beso.

Juan Nadie dijo...

Perdón, estaba convencido de que el poema de Cortázar figuraba en este blog, pero incomprensiblemente no es así. Habrá que subsanar esto cuanto antes.

Agostina Alvarez dijo...

Gracias Juan, tus palabras también me emocionaron. Yo desearía de todo corazón volver a mi España querida. Entonces tienes que agregar el poema de Cortázar! Veo que tienes unos cuantos de mi profesor, el poeta Luis García Montero, también de Baudelaire. Iba a mandarte Les feuilles mortes de Prévert pero también lo tienes! Te mando algo de Victor Hugo de su poemario Los cantos del crepúsculo ( para seguir en tema o mejor dicho en tiempo).

Titre : Puisque j'ai mis ma lèvre

Poète : Victor Hugo (1802-1885)

Recueil : Les chants du crépuscule (1836).

Puisque j'ai mis ma lèvre à ta coupe encor pleine ;
Puisque j'ai dans tes mains posé mon front pâli ;
Puisque j'ai respiré parfois la douce haleine
De ton âme, parfum dans l'ombre enseveli ;

Puisqu'il me fut donné de t'entendre me dire
Les mots où se répand le cœur mystérieux ;
Puisque j'ai vu pleurer, puisque j'ai vu sourire
Ta bouche sur ma bouche et tes yeux sur mes yeux ;

Puisque j'ai vu briller sur ma tête ravie
Un rayon de ton astre, hélas ! voilé toujours ;
Puisque j'ai vu tomber dans l'onde de ma vie
Une feuille de rose arrachée à tes jours ;

Je puis maintenant dire aux rapides années :
— Passez ! Passez toujours ! je n'ai plus à vieillir ;
Allez-vous-en avec vos fleurs toutes fanées ;
J'ai dans l'âme une fleur que nul ne peut cueillir !

Votre aile en le heurtant ne fera rien répandre
Du vase où je m'abreuve et que j'ai bien rempli.
Mon âme a plus de feu que vous n'avez de cendre !
Mon cœur a plus d'amour que vous n'avez d'oubli !


Y la versión que encontré en español:

Plenitud

Puesto que apliqué mis labios a tu copa llena aún,
y puse entre tus manos mi pálida frente;
puesto que alguna vez pude respirar el dulce aliento
de tu alma, perfume escondido en la sombra.

Puesto que me fue concedido escuchar de ti
las palabras en que se derrama el corazón misterioso;
ya que he visto llorar, ya que he visto sonreír,
tu boca sobre mi boca, tus ojos en mis ojos.

Ya que he visto brillar sobre mi cabeza ilusionada
un rayo de tu estrella, ¡ay!, siempre velada.
Ya que he visto caer en las ondas de mi vida
un pétalo de rosa arrancado a tus días,

puedo decir ahora a los veloces años:
¡Pasad! ¡Seguid pasando! ¡Yo no envejeceré más!
Iros todos con todas nuestras flores marchitas,
tengo en mi álbum una flor que nadie puede cortar.

vuestras alas, al rozarlo, no podrán derramar
el vaso en que ahora bebo y que tengo bien lleno.

Mi alma tiene más fuego que vosotros ceniza.
Mi corazón tiene más amor que vosotros olvido.

Versión de L. S.

A ver qué os parece?

Juan Nadie dijo...

¡Fantástico! No lo conocía. Lo incluiré más adelante.

carlos perrotti dijo...

Bienvenida Agostina y quedate por acá, por favor, que ya tu presentación y comentarios son una inolvidable entrada de este gran blog. Un fuerte abrazo desde Almagro.

Agostina Alvarez dijo...

Hola Carlos, aquí estoy en este blog tan profundo. Vivo en Vicente López. Les dejo una frase del gran poeta Federico García Lorca que siempre tomé como referencia para mi vida y dice así: "Dibuja un plano de tu deseo y vive en ese plano dentro siempre de una norma de belleza" .
Esta frase está en una carta que el gran poeta escribió a su amigo Jorge Zalamea que si quieren se las puedo pasar. A mí me da mucha nostalgia porque es en Granada donde pasé los años más hermosos de mi vida, sobre todo los cinco de mi carrera y uno del Máster.
Hermosa frase!

carlos perrotti dijo...

Claro, por favor, me encantaría leer esa carta. Estoy seguro que Juan no se opondrá a que la subas.

Juan Nadie dijo...

Al contrario, agradecido.

Agostina Alvarez dijo...

Aquí va la carta escrita por Lorca en 1928:

Querido Jorge :

He recibido tu carta. Yo creí que estabas molesto. Celebro con todo mi pobrecito corazón ( este desdichado hijo mío ), que estés como antes, como la primera vez. Lo pasas mal y no debes. Dibuja un plano de tu deseo y vive en ese plano dentro siempre de una norma de belleza.
Yo lo hago así, querido amigo ¡ y qué dificil me es! pero lo vivo. Estoy un poco en contra de todos, pero la belleza viva que pulsan mis manos me conforta de todos los sinsabores. Y teniendo conflictos de sentimientos muy graves y estando transido de amor, de suciedad, de cosas feas, tengo y sigo mi norma de alegría a toda costa. No quiero que me venzan. Tú no debes dejarte vencer. Yo sé muy bien lo que te pasa.
Estás en una triste edad de duda y llevas un problema artístico a cuestas, que no sabes como resolver.
No te apures. Ese problema se soluciona solo.
Una mañana empezarás a ver claro. Lo sé. Me apena que te pasen cosas malas. Pero debes aprender a vencerlas sea como sea. Todo es preferible a verse comido, roto, machacado por ellas. Yo he resuelto estos días con voluntad uno de los estados más dolorosos que he tenido en mi vida. Tú no te puedes imaginar lo que es pasarse noches enteras en el balcón viendo una Granada nocturna, vacía para mí, y sin tener el menor consuelo de nada.
F.G.L.

Qué la disfruten! Si conocen Granada ya saben la magia que tiene esa ciudad, no hacen falta palabras.

carlos perrotti dijo...

...Y no lo vencieron a Federico. Estamos (y seguiremos) hablando de él.

Y aquí está el aliento por si lo necesitas, Agostina. Y cuenta con el nuestro también.

Y gracias por compartir con nosotros estas líneas melancólicas y mágicas del gran F.G.L.

Juan Nadie dijo...

Ese era Federico. Desgraciadamente, la enorme estupidez de "las dos Españas" de que hablaba Machado se lo llevó. No sé si aprenderemos algo los españoles algún día, ya está bien de que nos duela España, hombre, déjenlo ya.

Como dice Carlos, cuenta con nuestro aliento si lo necesitas y considérate en tu casa.

Imperdonablemente, no conozco Granada. Algún día.

marian dijo...

Hola, Agostina.

Agostina Alvarez dijo...

Hola Marian. Gracias a todos por sus palabras y por favor Juan: Andá a Granada! Conoces la frase que está escrita en una de las entradas a la Alhambra? Ahí va:

Dale limosna, mujer,

que no hay en la vida nada, como la pena de ser

ciego en Granada.
Versos de Francisco de Icaza recogidos en una placa de Granada.

Imagínate lo hermosa que puede ser esa ciudad. Borges fue en dos ocasiones, una de joven con sus padres y otra ya ciego con su mujer M. Kodama quien le leyó esta inscripción cuando iban a visitar la Alhambra.

Juan Nadie dijo...

"Nunca vi Granada", "no estuve en Granada", escribía Alberti en la "Balada del que nunca fue a Granada". No quiero acabar diciendo lo mismo. "Entraré en Granada".

Agostina Alvarez dijo...

No conocía ese poema de Alberti. Recién lo leí y me encantó. Claro que sí, tu dirás: Entraré en Granada"

Agostina Alvarez dijo...

Juan, tú tienes que visitar la Alhambra, el barrio Albaycín, barrio gitano y morisco, el fabuloso mirador de San Nicolás con vistas a la Alhambra, el Generalife y a Sierra Nevada, la Catedral y la plaza Bib Rambla, el Realejo, y mucho más!

Campurriana Campu dijo...

Mi ciudad pendiente. Una de mis ciudades pendientes. Quizá, éste sea el año. Precioso lo que he leído aquí. Gracias.

Campurriana Campu dijo...

Por cierto, a Munch me lo pierdo por muy poco. Y lo siento tanto...

Juan Nadie dijo...

"Entraré en Granada"... algún día.