Dulce Pontes - Caminhos (1997)

domingo, 25 de mayo de 2014

Literatura y jazz/ 27 - Llueve y Benny Carter - Carlos Zanón - España


Es unánime la opinión unánime
de que nadie escribe arreglos
para una sección de saxofones
como Benny Carter.
Y afuera, mientras, va lloviendo
una música vieja, acaso triste,
de domingos de ricos y ancianos,
calmos sin ser aburridos,
de hogar, perro y ponche.
Llueve sobre piscinas y tejados,
sobre banderas, gatos y antenas,
sobre matrimonios desayunados
de señoras con permanente y pañales
y señores con próstata y chándal.
Todos ellos a la espera de hijos pródigos,
nietos rubios amantes de nidos y abuelas,
nietas chinas y nueras de dientes caninos
bajando de aquí unas horas,
de coches como ballenas,
altos, profundos, absurdos,
y aunque su estilo, es cierto,
no se ajustara al creado por los boppers
se unió en ocasiones a ellos
y es unánime la opinión unánime
que en el pueblo, los periódicos
han sido lanzados, maniatados
por simpáticos hampones desde lo alto
de furgones y ambulancias
y esperemos que no se nos mojen
todas aquellas malas noticias, goles,
actrices, montañas y estadísticas,
melancólicos cuchillos de regalo
para guardar en la cocina
junto a los besos no usados
y las cerillas de quemar mundos
pero es que llueve y aquí se está calentito:
                                                    ¿quién va a querer salir?

Almendros, abedules y otros tipos altos
agitan testas al ritmo de un viento
que enojado se ha cansado de susurrar
amenazas a los caballos y ahora
va a por todas, a derribar
las cien casas de los cien cerditos,
todos vecinos, gente de bien y anchoa,
pero todo eso no importa mucho
como de hecho no importa nada
porque el marco de la big band
es discreto y necesario el repertorio
escogido para la ocasión
con deliciosas composiciones del propio Carter
y hay tanta pasión en mi vida
como compasión dentro de una pistola,
un niño o un saxo tenor.
Benny Carter & Earl Hines Quartet - Palau de la Música de Barcelona, 1976 
Benny Carter - Saxo alto 
Earl Hines - Piano 
Harley White Jr. - Bajo 
Eddie Graham - Batería

23 comentarios:

Gatopardo dijo...

...gente de bien y anchoa...¡Ya era hora que se hiciera justicia a tan suculento manjar!
Por cierto, tanto Benny Carter como Earl Hines han sido muy grandes.

Juan Nadie dijo...

Y además es que aquí llueve ahora mismo, te lo juro.

Gatopardo dijo...

Y aquí.

Gatopardo dijo...

No veas que chupa he pillado por votar a la Valenciano...oh, espera, que igual he votado a Cañete.

jose dijo...

de hecho, aquí aún no llueve, pero lo hará

jose dijo...

y Benny Carter sonará magnífico por encima del stacatto tembloroso de la lluvia al caer

Juan Nadie dijo...

No me digas que has votado a Cañenciano... No sé si dejarte de hablar.

marian dijo...

Aquí también llueve. Solamente me falta el ponche.
Ese vídeo es una joyita, eh.

Juan Nadie dijo...

Ahí te he visto, Jose, eres un poeta.

marian dijo...

Jose... el bro no lo ha pillado:)

Juan Nadie dijo...

Lo que tú te crees, listo.
Gracias, "hecho", derivado de hacer va con hache.

Juan Nadie dijo...

Como verás, las comas las pongo a voleo.

marian dijo...

No me hables de las comas, yo las pongo a revoleo...

Juan Nadie dijo...

O sea que llueve a gusto o disgusto de todos.
El vídeo, Marian, es para disfrutarlo tranquilamente.

marian dijo...

Oye, me ha dado un calambre.
Ya lo estoy escuchando, luego irá el del Gato. Que me guardaré los dos, que no es lo mismo escuchar que oír.

marian dijo...

un calambrazo

Gatopardo dijo...

A última, se me fue la olla y no acudí a la fiesta demócrata. ¿Será el Alzheimer?

Juan Nadie dijo...

Será. Aunque..., el Alzheimer también da respiros y concede períodos de extrema lucidez. Creo que va a ser eso.

Juan Nadie dijo...

Por cierto, hablando de lucidez, hay una palabra en cierto comentario que mejor iría en femenino, por favor.

marian dijo...

No me digas que no tengo paciencia, eh.

Juan Nadie dijo...

Te merecés el cielo, como mínimo.

carlos perrotti dijo...

Benny "no te vayas nunca" Carter...

Juan Nadie dijo...

Y casi no se va. Cumplió casi los cien al pie del cañón.