Madeleine Peyroux - Secular Hymns (2016)

lunes, 11 de julio de 2016

El esperado - Jordi Doce - España


El tiempo ayuda al mito de lo que no sucede.
Él vendrá o ha venido, no se sabe a fe cierta,
abundan los rumores mas no hay pruebas,
pudo ser aquel viejo de la capa raída
o el callado extranjero que no salió del cuarto
durante días, ¿quién podría asegurarlo?
Mejor no decir nada, mantener la vigilia,
dar órdenes precisas a guardias y aduaneros,
dibujar en el sueño el rostro de quien nunca
dio señales de vida ni declaró su nombre,
en la espera y deseo de que alguna mañana
se anuncie en una vuelta del camino,
incorpore su rostro a nuestro asombro
tan sólo por hallar a sus creadores,
por saber que fue cierta nuestra imaginación.
De Otras lunas, 2002

20 comentarios:

carlos perrotti dijo...

Si algo hace o logra el poeta es mantenerte en la expectación sobre qué querrá significar su poema.

Una especie de "Esperando a Godot" hecha poema?

Juan Nadie dijo...

Yo lo veo así, incluso "esperando al propio dios", "alguien que nunca dió señales de vida", que "incorpore su rostro a nuestro asombro
tan sólo por hallar a sus creadores,
por saber que fue cierta nuestra imaginación."

carlos perrotti dijo...

Genial.

carlos perrotti dijo...

Y la ilustración de Xul Solar con esos árboles a ambos lados del camino "riman" a la perfección...

Agostina Alvarez dijo...

Coincido con esa intriga del poema y con la ilustración de Solar, Juan ya estoy de este lado del charco, qué calorcete hace en Madrid!

Juan Nadie dijo...

Pues bienvenida de nuevo a España, Agostina. ¿Calorcete en Madrid? Madrid en julio (alguna vez he tenido que estar por allí en ese mes) es la antesala del infierno. El infierno propiamente dicho (en cuanto a temperaturas) es Andalucía.

marian dijo...

Tiene que ser "Dios" La pista definitiva: "hallar a sus creadores"

marian dijo...

"El tiempo ayuda al mito de lo que no sucede."
Qué verdad.

marian dijo...

Primero nos presentas al traductor y después al poeta, eh. Le has cogido el gustillo:)

Juan Nadie dijo...

¿Lo has pillado, eh? Lo he hecho unas pocas veces, y seguiré haciéndolo mientras me den la oportunidad.

marian dijo...

Vale, pero Juliette Gréco otra vez, no, eh:)

Juan Nadie dijo...

Et, pourquoi?

marian dijo...

(Es broma, aunque ya sé que está de más aclararlo)
Pero es cierto que no me gusta, en un principio es cuestión de piel, luego, me duerme, supongo que si entendiera el francés sería otra cosa, pero tampoco necesito entender el idioma para que alguien me dé buenas sensaciones. No sé muy bien, tendría que pensar más en el porqué, pero creo que la primera razón estaría en que no me transmite sinceridad.

Juan Nadie dijo...

Igual es que es muy francesa :-)

Agostina Alvarez dijo...

Siendo amante de la cultura francesa y gustándome hasta ahí tampoco es que me flipe como Aznavour por ejemplo, estoy muy de acuerdo con los últimos comentaruos, es muy francesa y es que como los llaman aquí en España los gabachos se las traen. Como saben estoy en Madrid y para mí no existe lugar en el mundo donde la gente y la vida sean tan disfrutables... A pesar del infierno del calor!ya nos cantaba siempre mi abuelo asturiano " Asturias patria querida,Asturias de mis amores..." purs habrá que tirar pa el norte que imagino en cuanto al calor respecta estaréis mejor que en la gran urbe;-)

Juan Nadie dijo...

Bueno, Agostina, pobrecillos gabachos, déjales, que bastante tienen con lo suyo :-)
Es broma, naturalmente. A los españoles siempre nos ha gustado meternos con los gabachos, que últimamente no nos ganan ni a la petanca y nos están tomando manía. Ah, pero qué sería de la cultura occidental sin los franceses...

Juan Nadie dijo...

Además, que no hubieran empezado ellos...

Agostina Alvarez dijo...

Pues mira hay un ejemplo que a mi patecer confirma lo que dices sobre la cultura occidental y yo diría más específicamente sobre la literatura. No sé si conoces el libro " Le silence de la mer" de Vercors. Yo vi la película. Resulta qur ese libro circuló clandestinamente en Francia durante la ocupación y relata la historia de un oficial alemán que se aloja en un pequeño pueblo francés donde vive un hombre con su sobrina y resulta que este oficial es un amante de la cultura francesa y un hombre culto e inteligente ( sólo que alemán) en aquella épica tan tensa y cruel. El caso es que, te resumo, en un momento el oficial dice lo siguiente: " Si tenemos que nombrar al escritor emblemático de la literatura inglesa decunos Shakespeare, de la alemana Goethe, de la italiana Dante, de la española Cervantes y de la francesa? Victor Hugo, Balzac, Flaubert, Maupassant,Proust, etc etc etc." y me pareció muy interesante como refkexión. Y ni hablemos del cine y música francesas. Tienen lo suyo los gabachos, lo bueno y lo malo. Conocías/ conocían esta historia?

Juan Nadie dijo...

Desconocía el libro y la historia que cuentas, está muy bien, aunque yo me refería más bien a los filósofos y pensadores de la Ilustración: Voltaire, Diderot, Rousseau...

Agostina Alvarez dijo...

Qué maravilla;-) la douce France...