Madeleine Peyroux - Secular Hymns (2016)

lunes, 30 de noviembre de 2015

Literatura y jazz/ 58 - Fragmento de Latitud y tiempo - José María Moreno Carrascal - España


II
SKID ROW (NUEVA ORLEÁNS, 1973)
Yet the South felt like home
DEREK WALCOTT
En la ciudad criolla, entre los bayous1,
bajo una niebla que calaba los huesos,
una legión de hoboes2 y drifters3,
a cambio de medio salario -había que volver al día siguiente-,
limpiaba, aún de noche, barcazas en el puerto,
descargaba, en las vías muertas de los muelles, mercancías
procedentes de trenes venidos del norte y del Midwest
y soñaba con buques de inciertos derroteros,
viajes improbables a exuberantes tierras más al sur
donde encontrar raros hongos alucinógenos.

De todo aquello hace ya muchos años
y sin embargo aún recuerdas
los rostros de esos hombres
-algunos no tan jóvenes como tú entonces-,
las frías madrugadas,
el olor a cerveza pasada y marihuana,
el agrio sabor a café barato de oficina,
los vasos de plástico,
las callejuelas húmedas,
el sudor de noches mal dormidas,
y el traqueteo del viejo tranvía de St. Charles
-a esas horas solitario-
que, desde Audubon Park, te llevaba
a la infame agencia de trabajo
donde, bajo una luz mortecina, emprendías
otra jornada exploratoria, producto de ese afán
de aventurarte en la vida de los otros,
más allá de los libros y aquel deseo de libertad
que, pocos años antes,
te habían hecho salir -aún adolescente-
de una tierra aletargada y pobre.

"Hey, y'all, out there!, I need three guys to work today in the 
      river",
una voz firme -como de alguien que ha dormido en seguro
      lecho conyugal-
gritaba a los allí recién llegados, una pequeña multitud inquieta
a la espera de unas horas en trabajos que nadie quería
y un exiguo jornal con el que cubrir gastos de alcohol y cama.
"Me, me, brother" -contestaba siempre un tipo taciturno
en estado constante de embriaguez.

Eran los mismos hombres que, al caer la tarde,
desparramaban por las aceras de una plaza que allí llaman Lee 
      Circle
sus fatigados cuerpos de anglosajones, negros y latinos de
      edades imprecisas,
sombras de quienes fueron a plena luz del día,
ahora tan sólo protegidas por la mirada de bronce
del elegante héroe en uniforme que, cada atardecer,
como una cruel divinidad muda, atestiguaba desde su columna
el amargo destino de unos seres oscuros y lejanos.

El sueño de América te mostraba su otra cara,
como una réplica extraña del humillado país que te crió.
José María Moreno Carrascal
1 Bayou: arroyo o río pequeño.
2 Hobo: vagabundo, "homeless" (sin casa).
3 Drifter: vagabundo.

Música callejera en Nueva Orleáns

MORENO CARRASCAL,  José María (Ayerbe, Huesca, 1951). Doctor en Filología Inglesa con una tesis sobre la lírica de D. H. Lawrence, cuya poesía ha traducido, al igual que la de otros autores anglófonos como Vladimir Nabokov, John Updike, Charles Bukowski o Wallace Stevens. Ha residido en Gran Bretaña y actualmente vive en Estados Unidos. Hasta la fecha ha publicado dos poemarios, Los jardines de hielo (2010) y Los reinos diminutos (2013). En este último aparece Latitud y tiempo, poema cuya segunda sección, titulada Skid Row (Nueva Orleáns, 1973), ofrece alguno de los contados versos que la literatura española del último siglo ha dedicado a la cuna del jazz. [Semblanza de Juan Ignacio Guijarro, autor del libro Fruta extraña, editado por 'Vandalia' - Fundación José Manuel Lara]

6 comentarios:

carlos perrotti dijo...

Guión de poesía cinematográfico-jazzera. Maravilloso video de los ignotos talentos callejeros que no tienen nada que envidiarle a ningún monstruo de la música y de los que el sueño americano está lleno.

Juan Nadie dijo...

Amén!

marian dijo...

Qué gusto y qué regustito queda con la lectura y la música que nos has traído.

Juan Nadie dijo...

¿A que sí?

Juan Nadie dijo...

Marchilla del Mississippi.

marian dijo...

Y del Ebro... que en San Mateo por aquí también se puede encontrar:)