Madeleine Peyroux - Secular Hymns (2016)

sábado, 28 de noviembre de 2015

Construção - Chico Buarque de Hollanda - Brasil


Amou daquela vez como se fosse a última
Beijou sua mulher como se fosse a última
E cada filho seu como se fosse o único
E atravessou a rua com seu passo tímido
Subiu a construção como se fosse máquina
Ergueu no patamar quatro paredes sólidas
Tijolo com tijolo num desenho mágico
Seus olhos embotados de cimento e lágrima
Sentou pra descansar como se fosse sábado
Comeu feijão com arroz como se fosse um príncipe
Bebeu e soluçou como se fosse um náufrago
Dançou e gargalhou como se ouvisse música
E tropeçou no céu como se fosse um bêbado
E flutuou no ar como se fosse um pássaro
E se acabou no chão feito um pacote flácido
Agonizou no meio do passeio público
Morreu na contramão atrapalhando o tráfego

Amou daquela vez como se fosse o último
Beijou sua mulher como se fosse a única
E cada filho seu como se fosse o pródigo
E atravessou a rua com seu passo bêbado
Subiu a construção como se fosse sólido
Ergueu no patamar quatro paredes mágicas
Tijolo com tijolo num desenho lógico
Seus olhos embotados de cimento e tráfego
Sentou pra descansar como se fosse um príncipe
Comeu feijão com arroz como se fosse o máximo
Bebeu e soluçou como se fosse máquina
Dançou e gargalhou como se fosse o próximo
E tropeçou no céu como se ouvisse música
E flutuou no ar como se fosse sábado
E se acabou no chão feito um pacote tímido
Agonizou no meio do passeio náufrago
Morreu na contramão atrapalhando o público

Amou daquela vez como se fosse máquina
Beijou sua mulher como se fosse lógico
Ergueu no patamar quatro paredes flácidas
Sentou pra descansar como se fosse um pássaro
E flutuou no ar como se fosse um príncipe
E se acabou no chão feito um pacote bêbado
Morreu na contra-mão atrapalhando o sábado

Por esse pão pra comer, por esse chão prá dormir
A certidão pra nascer e a concessão pra sorrir
Por me deixar respirar, por me deixar existir,
Deus lhe pague

Pela cachaça de graça que a gente tem que engolir
Pela fumaça e a desgraça, que a gente tem que tossir
Pelos andaimes pingentes que a gente tem que cair,
Deus lhe pague

Pela mulher carpideira pra nos louvar e cuspir
E pelas moscas bicheiras a nos beijar e cobrir
E pela paz derradeira que enfim vai nos redimir,
Deus lhe pague
~~~~

Construcción

Amó aquella vez como si fuese la última
Besó a su mujer como si fuese la última
Y a cada hijo suyo como si fuese único
Y atravesó la calle con su paso tímido
Subió a la construcción como si fuese máquina
Levantó en el rellano cuatro paredes sólidas
Ladrillo tras ladrillo en un diseño mágico
Sus ojos embotados de cemento y lágrimas
Sentóse a descansar como si fuese sábado
Comió frijol y arroz como si fuese un príncipe
Bebió y sollozó como si fuese un náufrago
Bailó y se carcajeó como si oyese música
Y tropezó con el cielo como si fuese un ebrio
Y flotó en el aire como si fuese un pájaro
Y terminó en el suelo hecho un bulto flácido
Agonizó en medio de la vía pública
Murió en contrasentido estorbando al tráfico

Amó aquella vez como si fuese el último
Besó a su mujer como si fuese única
Y a cada hijo suyo como si fuese el pródigo
Y atravesó la calle con su paso ebrio
Subió a la construcción como si fuese sólido
Levantó en el rellano cuatro paredes mágicas
Ladrillo tras ladrillo en un diseño lógico
Sus ojos embotados de cemento y tráfico
Sentóse a descansar como si fuese un príncipe
Comió frijol y arroz como si fuese lo máximo
Bebió y sollozó como si fuese máquina
Bailó y se carcajeó como si fuese el próximo
Y tropezó con el cielo como si oyese música
Y flotó en el aire como si fuese sábado
Y terminó en el suelo hecho un bulto tímido
Agonizó en medio de la vía náufraga
Murió en contrasentido estorbando al público

Amó aquella vez como si fuese máquina
Besó a su mujer como si fuese lógico
Levantó en el rellano cuatro paredes flácidas
Sentóse a descansar como si fuese un pájaro
Y flotó en el aire como si fuese un príncipe
Y terminó en el suelo hecho un bulto ebrio
Murió en contrasentido estorbando al sábado

Por ese pan para comer, por ese suelo para dormir
El certificado para nacer y el permiso para sonreír
Por dejarme respirar, por dejarme existir
Que Dios le pague

Por la cachaza1 gratuita que uno se tiene que tragar
Por la fumada y desgracia que uno tiene que toser
Por los andamios colgantes de los que uno tiene que caer
Dios le pague

Por la mujer plañidera para alabarnos y escupirnos
Y por las moscas bicheras2 que nos besarán y cubrirán
Y por la paz útlima que, al fin, nos va a redimir
Dios le pague
Chico Buarque

1 Cachaza: aguardiente de melaza de caña. 
2 La mosca bichera, o mosca de la bichera, deposita sus huevos en las heridas de cualquier animal de sangre caliente (incluido el ser humano) y, cuando los huevos pasan a ser gusanos, éstos se alimentan de los líquidos de los tejidos.

Construção - Chico Buarque

11 comentarios:

carlos perrotti dijo...

Arquitecto constructor de este poema canción monumental imprescindible de las letras brasileras latinoamericanas. Un tipo sensible e inteligente como pocos, tan dúctil y prolífico que se le ha animado casi a cualquier género. Un portento en sí mismo. Obra cumbre ésta Construcción. Una cumbre en sí es él, el grande gigante Chico Buarque de Hollanda.

Juan Nadie dijo...

Nada que añadir, salvo que estoy completamente de acuerdo.

Juan Nadie dijo...

Sí, añadiré una cosa: siempre me fascinó esta letra, la manera que tiene de cambiar y entremezclar las frases según va transcurriendo la canción, dándole así múltiples significados.

Agostina Alvarez dijo...

Juan, siento que pusiste en palabras exactamente lo que sentí al leer la letra pero no sabía la manera de definirlo. La letra te va llevando y va cambiando como la música. Un placer escuchar a Chico Buarque. Y qué aventurero Carlos, habrás vivido de lo lindo en Brasil, no?

carlos perrotti dijo...

Uno de mis logros en la vida que me llevaré a la eternidad fueron esos años que pasé devorándome la cultura brasilera (y sus poetas-cancionistas que siento que me han influenciado para siempre) y su pueblo tan amigable (si excluimos la cuestión fútbol) y sus bellezas naturales inigualables. Amo Brasil, Agostina.

Juan Nadie dijo...

Eso es, Agostina, la letra va cambiando y te va llevando junto con la música,, cuyos arreglos hacen verdadera justicia a la canción. Hay otras versiones (la primera grabación es buena), pero esta es única.

Juan Nadie dijo...

Qué suerte, Carlos!

marian dijo...

Estamos igual, Charlie, lo mismo me pasó siempre con este tema. De acuerdo también sobre estos arreglos musicales.
Yo conocía también la versión de Olga Manzano y Manuel Picón, nada que ver con esta, por cierto.

marian dijo...

Bueno, Carlos, no te lleves todo a la eternidad, deja algo por aquí (que ya lo estás dejando:)

carlos perrotti dijo...

Estoy lleno de Brasil, pero claro que es para compartir, lo que no va a significar perderlo...

Juan Nadie dijo...

Parte de la eternidad nos la está dejando en el barrio, Marian.