Michel Camilo & Tomatito - Spain Forever (2016)

viernes, 19 de junio de 2015

El Romancero/ 10 - Romance del rey moro que perdió Alhama - Anónimo - España


ROMANCE DEL REY MORO QUE PERDIÓ ALHAMA
(ROMANCES HISTÓRICOS)

Passeávase el rey moro1    por la ciudad de Granada,
desde las puertas de Elvira    hasta las de Bivarrambla.
                         ¡Ay de mi Alhama!
Cartas le fueron venidas    que Alhama era ganada.
Las cartas echó en el fuego    y al mensagero matara.
                         ¡Ay de mi Alhama!
Descavalga de una mula    y en un caballo cavalga;
por el Zacatín arriba    subido se había al Alhambra.
                         ¡Ay de mi Alhama!
Como en el Alhambra estuvo,    al mismo punto mandava
que se toquen sus trompetas,    los añafiles de plata,
                         ¡Ay de mi Alhama!
y que las caxas de guerra2    apriessa toquen alarma,
porque lo oigan sus moricos,    los de la Vega y Granada.
                         ¡Ay de mi Alhama!
Los moros que el son oyeron    que al sangriento Marte llama,
uno a uno y dos a dos    juntádose ha gran batalla.3
                         ¡Ay de mi Alhama!
Allí habló un moro viejo,    d'esta manera hablava:
-¿Para qué nos llamas, rey?    ¿Para qué es esta llamada?-
                         ¡Ay de mi Alhama!
-Avéis de saber, amigos,    una nueva desdichada:
que cristianos con braveza    ya nos han ganado a Alhama.-
                         ¡Ay de mi Alhama!
Allí habló un alfaquí4    de barba crecida y cana:
-Bien se te emplea, buen rey,    buen rey, bien se te empleava:
                         ¡Ay de mi Alhama!
mataste los Bencerrajes5,    que eran la flor de Granada,
cogiste los tornadizos6    de Córdova la nombrada.
                         ¡Ay de mi Alhama!
Por esso mereces, rey,    una pena bien doblada:
que te pierdas tú y el reino    y que se pierda Granada.-
Notas de Giuseppe Di Stefano
Romances

1 Abū al-Hasan 'Ali ben Saad (أبو الحسن علي), rey de Granada, llamado Muley Hassan o Muley Hacén, penúltimo monarca de Granada, padre de Boabdil el Chico. Perdió Alhama a manos de los cristianos el 28 de febrero de 1482, en represalia por la toma nazarí de Zahara, lo que significó el inicio de la Guerra de Granada.
Una leyenda dice que, hastiado de su trato con los hombres, dispuso que a su fallecimiento fuese enterrado en el lugar más alto, cercano al cielo y alejado de la civilización: en el pico Mulhacén (de ahí el nombre de la máxima altura de la península ibérica). Desde entonces fueron muchas las búsquedas que se realizaron en la montaña para localizar la tumba del monarca, pero nunca fue encontrada. (Wiki)
2 Caxas de guerra: tambores.
3 Batalla: hueste.
4 Es verosímil la enérgica intervención de tal personaje, autoridad oficial en derecho y aquí con el prestigio de la edad. Pocos años después, algunos alfaquíes de Granada instaron al entonces rey Boabdil para que fuera a socorrer a Baza, otro lugar estratégico en la defensa del reino agonizante. Fue inútil, y perdieron sus cabezas. Probablemente ignoraban que Boabdil cobraba ya una pensión de los Reyes Católicos y había pactado la transformación de Granada y parte de su territorio en un Ducado vasallo del reino español.
5 La poderosa familia granadina de los Abencerrajes.
6 Alude a la estirpe de Pedro Venegas, de origen cristiano. Un hijo suyo llegó a ser visir y privado de Muley Hassan.

Romance del rey moro que perdió Alhama - Joaquín Díaz

9 comentarios:

carlos perrotti dijo...

Lo que se dice una letra de gran musicalidad y una música pegadiza... que cuando te estás por ir a dormir, como es el caso, te queda repicando en la cabeza.

Algunas licencias se toma Don Joaquín respeto de la letra, no?

Juan Nadie dijo...

Sí, es que los romances son tan antiguos que tienen infinidad de versiones, depende quién los haya recogido y fijado, aunque todas vengan a decir lo mismo. Y además el castellano está hasta cierto punto modernizado. Si se leen tal como se recogieron en los primeros romanceros impresos (s. XV, creo), pueden resultar en algún caso ilegibles hoy día.

Juan Nadie dijo...

Aunque, concretamente este romance es de finales del XV: las épocas de la guerra de Granada.

Juan Nadie dijo...

Aclaración:
Los romances se empezaron a recoger en el siglo XV manuscritos. No se empezaron a imprimir hasta la segunda mitad del siglo (Guttemberg "inventó" la imprenta en 1440) y sobre todo en el XVI. La imprenta llegó a España con retraso, como casi todo lo que afecta a este país. La primera imprenta se fundó en Segovia en 1472, a instancias de Juan Arias Dávila, obispo de Segovia, pero a final de siglo ya había 26.

carlos perrotti dijo...

Impecable info que desde luego desconocía y agradezco.

Bien por el obispo Dávila entonces. Tamaña acción para quedar en la historia no?

Juan Nadie dijo...

Y así ha quedado. Estas cosas las miro por ahí, porque me encantan las historias de todo tipo, y así me entero yo también.

SirGatopardo dijo...

El mítico Joaquín Díaz. Le cantaba a todo lo que se movía.

Juan Nadie dijo...

Un buen estudioso de la poesía y el folklore tradicional castellano. Sigue por ahí.

marian dijo...

Tuve la suerte de escuchar en directo (en los setenta) a Joaquín Díaz.