Madeleine Peyroux - Secular Hymns (2016)

martes, 5 de enero de 2016

Pregària de gener / Plegaria de enero - Pere Quart - España


Pregària de gener

(Ritu occidental)

Sou els Tres, sou els Tres
Viatjants de Comerç.

El Ros,
xampany i capons del Prat.

El Negre,
perles i abrics d’astracan.

El Blanc,
cotxes cromats i artefactes.

Salveu la Cristiandat
de l’Infern amb balanç magre!

Oremus …
(Resarem un parevostre
pels qui van errats de comptes
i per llur conversió
a la sagrada àrea del dòlar.)
De Vacances pagades, 1959


Plegaria de enero

(Rito occidental)

Sois los Tres, sois los Tres
Viajantes de Comercio.

El Rubio,
champán y capones del Prat.

El Negro,
perlas y abrigos de astracán.

El Blanco,
coches cromados y artefactos.

¡Salvad a la Cristiandad
del Infierno con magro balance!

Oremus...
(Rezaremos un padrevuestro
por los que yerran sus cuentas
y por su conversión
a la sagrada área del dólar.)
Versión de José Batlló
De Vacaciones pagadas, 1959

9 comentarios:

carlos perrotti dijo...

La cristiandad ahora tiene una tregua pero tal vez no tenga destino... Ácido poema.

marian dijo...

Jolines, parece corrupción en Miami:)

Juan Nadie dijo...

He aquí la visión alternativa y sorprendente de Marian. Olé.

Juan Nadie dijo...

Tal vez la cristiandad no tenga un destino claro, pero hay otras comunidades que lo tienen aún peor, o sencillamente no lo tienen, aunque ahora mismo parezca lo contrario.
Y me pregunto yo, ¿por qué abandonamos todos esos dioses, creados a nuestra imagen y semejanza, portadores de todas nuestras virtudes y nuestros defectos, y que nos servían para cualquier actividad de la vida, con lo bien que se debía estar con ellos? No, tuvimos que crear dioses únicos, infalibles e inflexibles, que no tienen nada que ver con la especie humana. Somos gilipollas.

marian dijo...

Quien ha estado sembrado ha sido el poeta... no me ha quedado otra alternativa que seguir la senda:)

marian dijo...

Me apunto a tu propuesta.

marian dijo...

Espera, espera, mejor lo pienso mejor:)

carlos perrotti dijo...

Asiento, Juan. Nos expulsamos nosotros solos. Y ahora dónde está el camino de regreso...?

Juan Nadie dijo...

No hay vuelta atrás.