Bob Dylan - 'Til The Sun Goes Down - Triplicate CD1 (2017)

viernes, 29 de enero de 2016

No pot ren dir ne far que bé stia / L'estat d'honor e d'amor - Jordi de Sant Jordi - España


Poema sobre el vínculo honor-amor o, dicho con la precisa frase de Martín de Riquer y Lola Badia, "sobre las excelencias de estar enamorado para poder mantener una posición honorable en la vida de la corte". Las condiciones que deben cumplirse están a la postre presentes en el "poderoso príncipe" del envío y en la "excelsa margarita" de la tornada, que en el contexto cortesano de la composición no pueden ser más que Alfonso el Magnánimo y Margarita de Prades.

No pot ren dir ne far que bé stia
lunch homs, si donchs ja s'amor non és pres:
per què·l meu seny d'Amor trop se desvia
qui·s part d'amor tant quant pot dur l'arnés
nez hage·l cors per faytz de gentilesa,
car mils n'és pros e cobegans d'onor,
e ssent pus tart sa joventut despesa
e sab triar del món tot lo milhor.

E perquè mils la raysó si·entesa,
dech que miretz los bandegats d'amor,
e veyretz com han lur cor en riquesa
e van fugén de pretz e de valhor,
e may los platz, sinó per guany, despendre
e·entre los pros tart los veyretz star;
tot lur deport és en comprar e vendre
e no·ls scay si vòlon d'als perlar.

Mas celhs qu·Amor vol per son home pendre
tot son pret[z] met en veray pretz muntar,
e no·l veyrets a dir viltats dexendre
per nulha re, ne de leigs fayts obrar;
en àls no·ntén ne met engeny ne cura
mas com a tots se puxa far gresir:
despendra·l play e dar ultra mesura,
perquè cascú vulha de luy ben dir.

E no tem gens paubretatz ne freytura
ne·ntén qu·a menys puscha lunh temps venir;
car son cor és enraquits d'amor pura,
tal que ja may no·l lays enpobresir:
anans pençar lo fay, ses tota falha,
en ten auts fayts, d'on puscha sustener
lo seu stat, e non tem ges batalha,
guerra ne brug per aycelhs mantener.

No·l fal arnés, rocís ne res que·l valha,
aur nez argent per far home valer,
qu·amors, qui·l té de s·amorosa tralha,
li fay donar trestot quant ha mester
ho·l dóna·ngeny ab què·n sab leumén trayre
ses blasme lunh, per què viu abondós
de béns ab joy plus que rey ne·mperayre,
ez ayçò tant com elh és amorós.

Ez enquer mays tart lo veyretz retrayre
de ben portar son gentil cors joyós,
e serà vielhs e no preserà gayre
portar l'arnés ne viure cossirós;
de moltes gents say qu·aurà l'amistança,
d'on m'és semblan prenda·l milhor del món,
car viu en laus, en pretz ez en bobança,
e·ls altres morts qui d'est mester no són.

Donchs, celhs qui cau en ten auta balança
com és d'amor, qui fay pugar amon,
ffins que ja·s veu en [la] vielha liança,
non deu partir, car del tot se coffon
e·z destreny fort e s'envelex e muda
sos béns en mals e sa virtut dechay,
e no u conex tro·s veu testa canuda,
gros e fexuchs, tal que dompna desplay.

Per què dich mays: celhs qu·à dona perduda
(ges ab tort sieu o d'ella que no·l play),
per tal qu·amor hag·en lay retenguda,
ne deu querir un·altr·en poch d'espay,
car, si no u fa, en dir mal se delita,
com cels qui és d'amar desafeynats;
e, cert, val pus sa viltat sia scrita
que far anuy a celhs qu·és ben amatz.


Endressa

Al prínceps nauts, poderós, on habita
pretz e valor, car és d'onor armats,
mon vers tramet, qui no platz as ermita,
clergua ni lech si no·s d'amor tocatz.


Tornada

Reyna d'onor, excelhents margarita,
yeu crey qu·amar altruy ne me no us plats;
pus qu·yeu vos ay sobre totes scrita,
vos amaré tan com aytal siatz.

__________________________________________

Nada bueno podrá decir ni hacer
el hombre si no está de amor rendido;
por eso creo que de Amor se aparta
quien, apto aún para el arnés, se aleja
de los actos de amor y gentileza,
pues tiene más valor y honor ansía,
tarda en sentir su juventud perdida
y escoger sabe lo mejor del mundo.

Para que esta cuestión mejor se entienda,
mirad los excluidos del amor:
ponen su corazón en la riqueza
y se desvían del honor y el mérito;
no gastan si no esperan más ganancias
y nunca los veréis entre valientes;
la compraventa es su único recreo
y no les gusta hablar de otros asuntos.

Mas aquel que Amor quiere por vasallo
lo que desea es alcanzar el mérito;
no se rebajará a decir vilezas
y no cometerá malas acciones;
no ejercita su ingenio en otra cosa
que en conseguir la gratitud de todos;
le gusta dar y regalar sin límite
para que todos hablen bien de él.

No teme a la estrechez ni a la pobreza
ni jamás piensa en su futura ruina;
su corazón es rico de amor puro
y no consentirá que se empobrezca,
sino que sin descanso le recuerda
altas acciones con las que sostenga
su estado, y jamás teme la batalla,
guerra ni pleito para mantenerlas.

Para hacerse valer no necesita
nada, ni arnés, rocín, oro ni plata.
Amor lo ciñe en su amorosa soga
y le consigue cuanto necesita,
o le da ingenio para que lo logre
sin agravio, pues goza de más bienes
que los emperadores y los reyes.
Y es así porque es hombre enamorado.

Y no le veréis nunca renunciar
a mantener su cuerpo hermoso y ágil,
aun cuando, viejo ya, no le apetezca
el peso del arnés y el de sus cuitas.
Sé que tendrá la cosa más preciada:
gozar de la amistad de mucha gente
y ser loado, honrado con gran pompa.
Quienes así no viven están muertos.

Quien está, pues, en tal alta balanza
como es la del amor, que nos ensalza,
no se debe alejar mientras se encuentre
sujeto al viejo nudo, porque todo
se envilece y sus bienes son ya males
y mengua su virtud, y no lo advierte
hasta que ya se ve viejo, canoso
y grueso y ya no atrae a las mujeres.

Y digo más: aquel que se ha quedado
sin dama -y no por culpa de él o de ella-,
para conservar algo de su amor
tiene que buscar otra en breve tiempo,
pues, si no, como está desocupado
en amar, se complace difamando,
y más vale hacer pública su infamia
que causar daño a aquel que es bien amado.


Envío

Al poderoso príncipe en quien viven
prez y valor, pues es de honor armado,
envío mi poema, que no acepta
monje o seglar si no es de amor tocado.


Tornada

Reina de honor, excelsa margarita,
no queréis, creo, amarme a mí ni a otros,
mas yo os entiendo superior a todas
y os amaré mientras seáis cual sois.
Comentario y traducción de José María Micó

4 comentarios:

marian dijo...

Yo es que con nuestro Jordi no me puedo meter. Es que es un encanto (y un encantador:)

carlos perrotti dijo...

Un romántico y un conocedor de las lides y vericuetos del amor. A mucho les habrá convenido seguir sus consejos...

Juan Nadie dijo...

El viejo amigo Jordi. Aún quedan cuatro poemas, creo que los pondré seguidos para tenerlo al completo.

marian dijo...

Lo recibiremos amorosamente, como se merece:)