Alma - Oeo (2017)

viernes, 2 de agosto de 2013

Literatura satírica y burlesca/ 28 - Los siete chanchitos (Himno Oficial del Movimiento Ecológico) - Nicanor Parra - Chile


LOS SIETE CHANCHITOS
(Himno Oficial del Movimiento Ecológico)


1) Industrial y poeta capitalista
naturalmente:
            CHANCHO CON CHALECO

2) Agricultor sin inquietud ecológica
qué duda cabe:
            CHANCHO CON CHALECO

3) Ingeniero
                   se ríe de la ecología
prototipo del
            CHANCHO CON CHALECO

4) Comunista marxista leninista
maoísta castrista jochiminista
pinochetista
refractario a la información ecológica
lo siento mucho:
            CHANCHO CON CHALECO

5) Sacerdote que fuma como murciélago
sin la menor consideración x el prójimo
que me perdone Su Santidad:
IMPERDONABLE
            CHANCHO CON CHALECO

6) Profesor y conferenciante
excritor
             para mal de sus pecados
autoexcluido del Frente Ecológico
no tiene vuelta:
            CHANCHO CON CHALECO

7) AUTORIDAD CIVIL 0 MILITAR
indiferente a la realidad ecológica
debe ser desenmascarada públicamente
mono de nieve
            CHANCHO CON CHALECO
nauseabundo chancho con chaleco

11 comentarios:

Gatopardo dijo...

Demasiado Chancho anda suelto.

jose dijo...

Qué poema más malo!!!
En el fondo y en la forma.

Juan Nadie dijo...

Sí, pero eso era (es) don Nica, premio Cervantes, no preguntes por qué.

carlos perrotti dijo...

Raro, ¿no? Porque he/hemos disfrutado bastante belleza de su parte...

marian dijo...

¿Y qué significa CHANCHO CON CHALECO"?

Juan Nadie dijo...

Bueno, "chancho" es "cerdo", pero aparte de eso no me preguntéis. Para mí que se había tomado algo fuerte en esta ocasión.

carlos perrotti dijo...

Igual, no olvidemos al Nicanor que nos ofrendó con total desparpajo cosas tales como la que sigue:

"Tratemos de ser felices, recomiendo yo, lamiendo de la miserable costilla humana.
Extraigamos de ella el líquido renovador, cada cual de acuerdo con sus inclinaciones personales.
¡Aferrémonos a esta piltrafa divina! Jadeantes y tremebundos!
Chupemos estos labios que nos enloquecen... La suerte está echada. Aspiremos este perfume enervador y destructor. Y vivamos un día más la vida de los elegidos:
De sus axilas extrae el hombre la cera necesaria para forjar el rostro de sus ídolos. Y del sexo de la mujer: la paja y el barro de sus templos. Por todo lo cual, cultivo un piojo en mi corbata y sonrío a los imbéciles que bajan de los árboles."

Bah. Digo yo, que quién soy yo.

Juan Nadie dijo...

A mi parecer tiene cosas bastante mejores, como el resto de poemas suyos que ya estaban en este blog.

carlos perrotti dijo...

Tal cual.

finchu dijo...

pero ese himno se canta?

Juan Nadie dijo...

Si alguien le pone música...