Alma - Oeo (2017)

lunes, 26 de agosto de 2013

Poesía para niños/ 7 - Página de escritura - Jacques Prévert - Francia


Page d'écriture

Deux et deux quatre
quatre et quatre huit
huit et huit seize...
Répétez ! dit le maître
Deux et deux quatre
quatre et quatre huit
huit et huit font seize
Mais voilà l'oiseau-lyre
qui passe dans le ciel
l'enfant le voit
l'enfant l'entend
l'enfant l'appelle :
Sauve-moi
joue avec moi
l'oiseau !
Alors l'oiseau descend
et joue avec l'enfant
Deux et deux quatre...
Répétez ! dit le maître
et l'enfant joue
l'oiseau joue avec lui...
Quatre et quatre huit
huit et huit font seize
et seize et seize qu'est-ce qu'ils font ?
Ils ne font rien seize et seize
et surtout pas trente-deux
de toute façon
et ils s'en vont.
Et l'enfant a caché l'oiseau
dans son pupitre
et tous les enfants
entendent sa chanson
et tous les enfants
entendent la musique
et huit et huit à leur tour s'en vont
et quatre et quatre et deux et deux
à leur tour fichent le camp
et un et un ne font ni une ni deux
un à un s'en vont également.
Et l'oiseau-lyre joue
et l'enfant chante
et le professeur crie :
Quand vous aurez fini de faire le pitre !
Mais tous les autres enfants
écoutent la musique
et les murs de la classe
s'écroulent tranquilement.
Et les vitres redeviennent sable
l'encre redevient eau
les pupitres redeviennent arbres
la craie redevient falaise
le porte-plume redevient oiseau.


Página de escritura

Dos y dos cuatro
cuatro y cuatro ocho
ocho y ocho son dieciséis…
¡Repitan! dice el maestro
Dos y dos cuatro
cuatro y cuatro ocho
ocho y ocho son dieciséis.
Pero ahí está el ave lira
que pasa por el cielo
el niño lo ve
el niño le oye
el niño le llama:
¡Sálvame
juega conmigo
pájaro!
Entonces el pájaro baja
y juega con el niño
Dos y dos cuatro…
¡Repitan! dice el maestro
y el niño juega
y el pájaro con él…
Cuatro y cuatro ocho
ocho y ocho son dieciséis
¿Y dieciséis y dieciséis cuántas son?
No son nada dieciséis y dieciséis
y mucho menos treinta y dos
de ningún modo
y se marchan.
Y el niño ha escondido el pájaro
en su pupitre
y todos los niños
oyen la música
y ocho y ocho a su vez marchan
y cuatro y cuatro y dos y dos
a su vez se largan
y uno y uno no son ni uno ni dos
uno a uno marchan igualmente.
Y el ave lira toca
y el niño canta
y el profesor grita:
¡Cuándo acabaréis de hacer el payaso!
Pero los demás niños
escuchan la música
y las paredes de clase
se desploman tranquilamente.
Y los cristales vuelven a ser arena
la tinta vuelve a ser agua
los pupitres vuelven a ser árboles
la tiza vuelve a ser acantilado
el portaplumas vuelve a ser pájaro.
La page d'écriture, interpretada por Yves Montand

12 comentarios:

Gatopardo dijo...

A mí las mates, ni así....

Juan Nadie dijo...

Con lo bonitas que son...

marian dijo...

Dos y dos son cuatro, cuatro y dos son seis, seis y dos son ocho y ocho dieciséis...
Esta es la versión española.
A partir de: "¡Cuándo acabaréis de hacer el payaso!" (Cuántas veces nos lo gabrán dicho en clase), viene lo interesante.

marian dijo...

Aunque me quedo con sus "Hojas Muertas". Las de los dos.

marian dijo...

A mí las "mates" ni así...ni ansá. Es que, además, he tenido muy malos profesores de "mates", y la mayoría eran unos ligones. Que les gustaba mucho hacerse los interesantes con las alumnas y siempre sacaban a la pizarra a las más que estaban más "buenorras".

marian dijo...

El final del comentario me lo ordenáis debidamente, he puesto un + de más, estas "mates"...

Juan Nadie dijo...

Ay, cuando aprenderemos que sin las mates no habría ni luz eléctrica. Son la base de todo, amigos.

marian dijo...

No, si eso lo tenemos aprendido, pero el mundo ha prosperado, en en ese sentido, sin nosotros:)
Con saber la "cuenta la vieja" nos apañamos y como tenemos las habas contadas...

carlos perrotti dijo...

Un poeta total, que no escatimaba la ternura...

Gatopardo dijo...

Al fin entiendo la vocación por impartir mates.....

Juan Nadie dijo...

Para fastidiar a los chavales :-)

Juan Nadie dijo...

Como los buenos poetas, Carlos.