Dulce Pontes - Caminhos (1997)

martes, 30 de julio de 2013

Los trovadores/ 4 - A la plug'e al ven iran - Cerverí de Girona (Guillem de Cervera) - Condado de Barcelona


    Este trovador catalán, llamado Guillem de Cervera (sin duda por ser originario de Cervera de la Segarra), adoptó el gentilicio de Cerverí como nombre literario y juglaresco, al que añadió "de Girona", tal vez debido a las tierras de la diócesis gerundense de que le hizo donación Jaime I. La identidad entre Cerverí de Girona y Guillem de Cervera está corroborada documentalmente. En unas cuentas de archivo del 30 de mayo de 1285 (que es la última noticia que se tiene del trovador en vida) se le designa "Guillelmo de Cervaria, id est Cerverino". La obra conservada de este poeta es la más extensa y variada que existe de trovador alguno: ciento catorce piezas líricas y cinco poemas largos bajo el nombre de Cerverí de Girona y unos Proverbis, distribuidos en mil ciento noventa y siete cuartetas, firmadas Guillem de Cervera.

    El verbo espingar parece que significa "tocar la dulzaina, la chirimía". La espingadura, género poético, sólo es conocida por la rúbrica de la presente composición, que de hecho es una balada o rondeau. El refranh (estribillo), que se repite tras cada una de sus dos estrofas, indica bien claramente que la composición, sin llegar a ser una malmaridada, es un gozoso canto a favor de las casadas que prefieren los enamorados a los maridos, a quienes se envía a la intemperie o se los encierra en un armario.
    Traduzco el verbo espingar por "alboguear" (tocar el albogue, especie de dulzaina) porque me parece el más aproximado.

Espingadura d'En Cerverí

A la plug'e al ven iran
        cels que muyllers an,
        cels que muyllers an.

                  I
Li amic iran espingan,
a la plug'e al ven iran,
e cil que no espingaran
a la plug'e al ven iran,
las domnas seran a lor dan,
        e·ls escarniran
        e·ls escarniran.
A la plug'e al ven iran
        cels que muyllers an,
        cels que muyllers an.

                  II
L'enfans vey ab joy ez ab xan,
a la plug'e al ven iran,
al jardi el prat verdeyan,
a la plug'e al ven iran,
e las flors e·ls auzels chantan,
        e·ls auzels chantan
        e·ls auzels chantan.
A la plug'e al ven iran
        cels que muyllers an,
        cels que muyllers an.

                  III
De mon joy me play ço que·y fan,
        c'un armari an
        on los maritz van.

                  IV
Sobrepretz e Cardona blan
        e·N Peyre l'enfan,
        e·N Peyre l'enfan.
___________________________

A la lluvia y al viento irán los que tienen mujer, los que tienen mujer.

I.    Los enamorados irán albogueando, a la lluvia y al viento irán, y aquellos que no alboguearen, a la lluvia y al viento irán,  hallarán a las damas enojadas, y se les burlarán y se les burlarán.  A la lluvia y al viento irán los que tienen mujer, los que tienen mujer.

II.    Veo a los muchachos con alegría, a la lluvia y al viento irán, y con canto en el prado verde del jardín, a la lluvia y al viento irán, y las flores y los pájaros cantando y los pájaros cantando.  A la lluvia y al viento irán los que tienen mujer, los que tienen mujer.

III.    Para satisfacción mía me gusta lo que hacen, pues tienen un armario adonde van los maridos.

IV.    Sirvo a Sobrepretz, a Cardona y a don Pedro el infante, y a don Pedro el infante.
Comentarios y versión de Martín de Riquer
Música de chirimías interpretada por Ensemble de Chirimías Miguel de Arrózpide

6 comentarios:

Gatopardo dijo...

Para satisfacción mía me gusta lo que hacen, pues tienen un armario adonde van los maridos.
Sin comentario...

Juan Nadie dijo...

Vaya tela...

marian dijo...

Cómo estarían las cosas para que Guillem de Cervera les hiciese un gozoso canto. Ahora se encierra en el armario al enamorado. Cómo cambian los tiempos.

marian dijo...

Esta es de Marx:
Es una tontería mirar debajo de la cama. Si tu mujer tiene una visita, lo más probable es que la esconda en el armario. Conozco a un hombre que se encontró con tanta gente en el armario que tuvo que divorciarse únicamente para conseguir donde colgar la ropa.

Tiene que ser agotador y pesadísimo tener que estar todo el día jugando al escondite.

Juan Nadie dijo...

Marx siempre fue un chistoso.

marian dijo...

Cerverí de Girona (en este caso) un poco chistoso también estuvo.