Norah Jones - Day Breaks (2016)

miércoles, 28 de marzo de 2018

Primera parte de La balada del viejo marinero - Samuel T. Coleridge - Gran Bretaña


PARTE I

Un viejo y curtido Marinero es
el que detiene a uno de los tres.
"Por el largo brillo de tu barba gris y el de tus ojos,
di por qué de los tres me detienes a mí.

                  It is an ancient Mariner,
                  And he stoppeth one of three.
                  'By thy long grey beard and glittering eye,
                  Now wherefore stopp'st thou me?

De par en par las puertas del novio están abiertas
y yo soy un pariente cercano;
los invitados ya llegaron y el banquete comienza,
¿no oyes el alegre alboroto de la fiesta?"

                  The Bridegroom's doors are opened wide,
                  And I am Next of kin;
                  The guests are met, the feast is set:
                  May'st hear the merry din'

Su descarnada mano lo retiene:
"Un barco..." -dijo, y sobre el tema viene.
"Suéltame, necio de la barba gris",
y, soltando su mano, de allá lo dejó ir.

                  He holds him with his skinny hand,
                  'There was a ship,' quoth he.
                  'Hold off! unhand me, grey-beard loon!'
                  Eftsoons his hand dropt he.

Mas con el brillo de sus ojos lo retiene
y el Invitado permanece inmóvil:
escucha como un niño al Marinero
que, a su merced y voluntad, lo tiene.

                  He holds him with his glittering eye -
                  The Wedding-Guest stood still,
                  And listens like a three years' child:
                  The Mariner hath his will.

Sobre una piedra se sentó el Invitado,
pues nada hacer podía sino oír al anciano.
Y así habló el viejo Marinero
cuya mirada brilla tanto como el acero.

                  The Wedding-Guest sat on a stone:
                  He cannot choose but hear;
                  And thus spake on that ancient man,
                  The bright-eyed Mariner.

"Entre gritos de júbilo dejó la nave el puerto
y enfilamos la proa, cargada la sentina,
y dejamos atrás la torre de la iglesia
y la torre del faro y, también, la colina.

                  'The ship was cheered, the harbour cleared,
                  Merrily did we drop
                  Below the kirk, below the hill,
                  Below the light-house top.

Del mismo mar surgido
apareció a babor
en hilos relucientes, intenso y alto, el Sol
que, dentro de la espuma, se sumergió a estribor.

                  The Sun came up upon the left,
                  Out of the sea came he!
                  And he shone bright, and on the right
                  Went down into the sea.

Más alto y más alto cada día
sobre el mástil estaba a eso del mediodía."
De pronto el Invitado se golpeó en el pecho
pues el fagot oia llegar no de muy lejos.

                  Higher and higher every day,
                  Till over the mast at noon -'
                  The Wedding-Guest here beat his breast,
                  For he heard the loud bassoon.

Precedida de un coro
de alegres trovadores,
llega la novia al atrio: rosa
en la rosa de múltiples colores.

                  The bride hath paced into the hall,
                  Red as a rose is she;
                  Nodding their heads defore her goes
                  The merry minstrelsy.

De pronto el Invitado se golpeó en el pecho
pues nada hacer podía sino oír a aquel viejo.
Y así habló el viejo Marinero
cuya mirada brilla tanto como el acero:

                  The Wedding-Guest he beat his breast,
                  Yet he cannot choose but hear;
                  And thus spake on that ancient man,
                  The Bright-eyed Mariner.

"Y sobrevino entonces la Tormenta,
tan fuerte, tan tiránica
que al Sur nos arrastró
con sus potentes alas.

                  'And now the storm-blast came, and he
                  Was tyrannous and strong:
                  He struck with his o'ertaking wings,
                  And chased us south along.

Con inclinada proa y mástiles doblados
como quien huye, la cabeza baja,
de los gritos y golpes enemigos
que lo persiguen con su sombra y saña,
la nave navegó bajo el impulso
de aquella gran borrasca
que, con el estallido de sus truenos,
siempre hacia el Sur nos acercaba.

                  With sloping masts and dipping prow,
                  As who pursued with yell and blow
                  Still treads the shadow of his foe,
                  And forward bends his head,
                  The ship drove fast, loud roared the blast,
                  And sothward aye we fled.

Llegaron a la vez la niebla y nieve;
hizo, de pronto, un frío muy extraño
y un hielo verde, tan alto como el mástil,
rozó nuestros costados.

                  And now there came both mist and snow,
                  And it grew wondrous cold:
                  And ice, mast-high, came floating by,
                  As green as emerald.

Nevados farallones a la deriva
su fulgor mortecino nos emitían.
Ni bestias ni hombres pudimos distinguir:
el hielo era el único habitante de allí.

                  And through the drifts the snowy clifts
                  Did send a dismal sheen:
                  Nor shapes of men nor beast we ken -
                  The ice was all between.

Hielo y sólo hielo como único color
y hielo y sólo hielo a nuestro alrededor,
que crujía y gruñía, sollozaba y gemía
como en un estertor.

                  The ice was here, the ice was there,
                  The ice was all around:
                  It cracked and growled, and roared and howled,
                  Like noises in a swound!

Después de un cierto tiempo apareció un Albatros
que, a través de la niebla, hacia nosotros vino
y, como si el alma de un cristiano fuera,
en el nombre de Dios lo recibimos.

                  At length did cross an Albatross,
                  Thorough the fog it came;
                  As if it had been a Christian soul,
                  We hailed it in God's name.

Comió lo que nunca había comido
y comenzó a volar en círculos concéntricos:
el hielo estalló en mil pedazos
y el timonel pudo pasar la nave por en medio.

                  It ate the food it ne'er had eat,
                  And round and round it flew.
                  The ice did split with a thunder-fit;
                  The helmsman steered us through!

Un favorable viento Sur sopló de popa
y el Albatros siempre nos seguía
y, ya fuera por hambre o diversión,
al saludo marinero respondía.

                  And a good south wind sprung up behind;
                  The Albatross did follow,
                  And ever day, for food or play,
                  Came to the mariner's hollo!

Entre nubes y nieblas, sobre mástil y jarcias
pasó nueve veladas,
mientras, todas las noches, en la niebla
la luz de la Luna rielaba."

                  In mist or cloud, on mast or shroud,
                  It perched for vespers nine;
                  Whiles all the night, through fog-smoke white,
                  Glimmered the white moon-shine.'

"Dios te proteja, viejo Marinero,
de los demonios que tanto te atormentan!
Pero ¿por qué me miras así? Dime."
"Porque... al Albatros maté con mi ballesta."

                  'God save thee, ancient Mariner!
                  From the fiends, that plague thee thus!-
                  Why look'st thou so?' - With my cross-bow
                  I shot the Albatross.
Versión de Jaime Siles

[...] La función de la poesía es recordar constantemente aquello que no se debe olvidar. Y esto es lo que este poema realmente hace: transmitir -como un símbolo- la importancia de lo eterno en y a través de lo temporal, y transformar el símbolo en mito, al presentarnos la angustia y condición de lo terreno. El lector asiste así a lo que el poema tiene de proceso y se asoma a lo que éste tiene de ficción. Sus siete partes constituyen, más que un relato, un itinerario en el que la culpa es descrita por el horror de sus efectos, y el remordimiento, entendido como un requisito necesario para poder obtener el perdón.
Alegoría del alma y de la vida a la vez, La balada del viejo marinero es superior a la suma de sus partes en la medida en que su tema no es tanto la culpa como el proceso seguido para su curación: en este poema Coleridge se libera por momentos, aunque no para siempre, de la tentación de lo abstracto y la pasión por lo metafísico que fueron siempre su defecto mayor. La balada del viejo marinero es la mejor expresión de su fe poética: una fe que él quiere definir como una teoría y que, por eso, no produjo frutos hasta no ser lo que la poesía siempre ha sido: una verdad que existe en el lenguaje porque antes ha estado en nuestro corazón.

2 comentarios:

carlos perrotti dijo...

...Y es tan nítida su fe poética, su verdad y su intención, en su poesía, visual y sonora poesía.

"Hielo y sólo hielo como único color
y hielo y sólo hielo a nuestro alrededor,
que crujía y gruñía, sollozaba y gemía
como en un estertor..."

Juan Nadie dijo...

Poesía casi primigenia. Poesía como arquetipo. Esto lo estudió muy bien Graves en "La diosa blanca".
Como dice Siles: "Una verdad que existe en el lenguaje porque antes ha estado en nuestro corazón".