Madeleine Peyroux - Secular Hymns (2016)

domingo, 14 de agosto de 2016

Moisés - José Pérez Olivares - Cuba


Y Moisés dijo a su pueblo: Tened memoria de
aqueste día, en el cual habéis salido de Egipto...
Éxodo, 13, 3

Vengo de las duras arenas de Egipto,
de las pardas y lejanas tierras de Canaán.
Me sigue el pueblo de Israel,
este arduo y cansado pueblo,
esta insomne y misteriosa raza
sin patria y sin memoria.

Atravesé las aguas,
recorrí sedientas estepas,
vi morir despacio a sus hijos,
pero seguí adelante.

Mi pueblo nada pregunta, simplemente me sigue.
Lenta y confusamente me sigue
hacia donde yo señalo.
Si digo: "la tierra que prometí está hacia el norte",
      él va conmigo hacia el norte.
Pero si digo: "la tierra que nos aguarda
      queda al sur",
vuelve inmediatamente los pasos hacia el sur.
Y si me paro en seco, y exclamo:
"al este, debemos encaminarnos al este",
mi pueblo no protesta,
porque sabe que la tierra de Jehová
está en todas partes.

A veces me pregunto
qué tierra es esa a la que nos dirigimos,
qué milagroso país nos aguarda
al final de este ciego peregrinaje.
En un mundo embriagado de fronteras,
hundidos hasta los ojos en la barbarie,
      ¿adónde podremos ir?
Quizás a la tierra de Amorrheo,
      de pastores y labradores?
Tal vez a la de Jebuseo,
      tierra de mercaderes,
sitio de tránsito en el espejo de las caravanas.

Mi pueblo no sabe que temo por él.
De noche, con los ojos abiertos, medito
      en la oscuridad.
Me levanto y camino envuelto por las sombras
hasta que el día me sorprende.
Entonces,
como quien tiene una súbita revelación
obligo a mi pueblo a emprender nuevamente la marcha,
haciéndole creer
que a la distancia del vuelo de una flecha
      está el final del viaje.

3 comentarios:

carlos perrotti dijo...

La tierra prometida está en todas partes y al final de cada viaje personal.

"...al final de este ciego peregrinaje.
En un mundo embriagado de fronteras,
hundidos hasta los ojos en la barbarie,
¿adónde podremos ir?"

Me encantó este poeta.

Juan Nadie dijo...

Sí, pero:

"Si digo: "la tierra que prometí está hacia el norte",
él va conmigo hacia el norte.
Pero si digo: "la tierra que nos aguarda
queda al sur",
vuelve inmediatamente los pasos hacia el sur.
Y si me paro en seco, y exclamo:
"al este, debemos encaminarnos al este",
mi pueblo no protesta,"

Esto también puede servir como crítica a las dictaduras-comecocos.

carlos perrotti dijo...

Buena lectura.