Madeleine Peyroux - Secular Hymns (2016)

martes, 30 de agosto de 2016

Mi calle - Javier Lasarte - Venezuela


6.000 personas de las más variadas clases medias
viven en mi calle
y diariamente
en días de trabajo
visitantes o transeúntes duplican o triplican
esa cifra

Por eso mi calle es bulliciosa

Mi calle se llama B
Su nombre es feo
Pero en realidad no necesita otro

La circundan cientos de fábricas
Y miles de comercios
(Tal vez por eso pasa tanta gente
por mi calle)

En mi calle no hay casas
Sólo edificios de 14 o 20 pisos
(muchos de ellos se topan
mudamente
ni el aire los separa
Así es como nace el eco de mi calle)

Un amigo dice
Que no hay otra calle igual en la ciudad
Y yo le creo
(Otros la miran con cierta repugnancia
pero ese es su problema)

En diciembre carnavales
Finales de béisbol mundiales de fútbol
Intentos de golpe militar o cumpleaños
Mi calle es una algarabía

Tal vez por eso
Nos tildan de salvajes

En mi calle hay
Borrachos nocturnos y diurnos
Empleados de banco militares
Retirados traficantes
Poetas rateros mecánicos
Roqueros fotógrafos gerentes
Fruteros ambulantes
Todos se conocen y saludan
Todos se odian

Pero sobre todo en mi calle
abundan las mujeres
que están como les da la gana
Por eso me gusta tanto
caminar por mi calle
bajo cualquier pretexto
Mirar sentir la vida
En su más perfecto movimiento

En mi calle hay desacato
Silencios profundos sobresaltos
bochinches amarguras
música los martes
hasta las tres de la mañana
(últimamente escasean los disparos)

Mi calle es radical
Suicida

Mi calle es una mierda

Mi calle es mi casa sin paredes
(aunque paredes hay de sobra)

Así sea uno más entre vecinos
mi calle es mi reino

En cierta forma soy mi calle
pero ella es otra cosa

He aprendido a quererla con el tiempo
Si estoy lejos
pienso en ella y la extraño
como a mis propios hijos

Mi calle me deprime
me enfebrece
me vuelve cursi

Sin que lo sepa
sin esperar nada
Soy su amante.
De Nada Personal, 1997

7 comentarios:

carlos perrotti dijo...

Pinta tu calle y serás universal... Cierto. El poeta lleva a que cada uno pueda decir: "mi calle es mi universo sin paredes". Me gusta que sienta así.

Juan Nadie dijo...

Sí, y además:
Amor-odio por lo que es nuestro o simplemente habitamos, ya sea la vida o una calle, que también es vida, y también es nuestra.

marian dijo...

Y si ya entramos en el bar del barrio y ponemos en la máquina de discos aquel tema de Lone Star...

carlos perrotti dijo...

Y alguno de Creedence Clearwater Revival. Así era en mi barrio.

Juan Nadie dijo...

:-) Cómo sois.

Lone Star, Creedence Clearwater Revival... En mi barrio también era así. Y de otra muchas formas.

Juan Nadie dijo...

"Mi calle tiene un oscuro bar
húmedas paredes...", ¿eh, Marian?

marian dijo...

¡Cómo me gustaba ese tema! Lo he seguido escuchando.