Madeleine Peyroux - Secular Hymns (2016)

miércoles, 10 de agosto de 2016

Discurso - Waldo Leyva - Cuba


Nadie puede pedirme que me calle,
que me muerda la lengua,
mi silencio es peor que las palabras.
Dejadme hablar,
dejadme que me saque del pecho cada grito.
Que a nadie resulte inconveniente lo que digo.
Hay palabras como sueño
                                  utopía
                                           porvenir
que cuando caen,
se te vuelven veneno en la garganta
y te amargan la lengua,
y te rompen el pecho.

Aunque quede vacío para siempre
nadie puede pedirme que me calle.

9 comentarios:

carlos perrotti dijo...

Este poema conmueve aún más viniendo de un cubano. La justa medida de aquella experiencia, me parece. "Hay palabras como sueño, utopía, porvenir que cuando caen..." Todo dicho.

Juan Nadie dijo...

Eso me parece. En todo caso, creo que vale para cualquier época, culaquier país y cualquier situación.

marian dijo...

Ojalá que los presos políticos cubanos, venezolanos, de cualquier lugar, pudieran decir lo mismo.

marian dijo...

Me gusta esa cabeza de hombre.

Juan Nadie dijo...

Ahí, ahí, ojalá pudieran decir lo mismo. Pero no pueden.

Juan Nadie dijo...

Nadie les pide que se callen. Les obligan a callarse.

marian dijo...

Así es.
Y otros, con la lengua envenenada, aprovechan la "libertad de expresión" para decir lo que le salga (para nada improvisado) del higo , como el candidato Trump.

Juan Nadie dijo...

Sí, algo absolutamente impresentable, de lo que se van dando cuenta hasta sus propios correligionarios, que muchos comienzan a decir: "a este tipo yo no lo conozco de nada". Excepto Clint Eastwood, qué pena, con lo buen director que es. Contradicciones.

marian dijo...

No había leído sus declaraciones. ¿Anima a la superación de sus comentarios racistas? ¿Qué es ser racista? Si haces comentarios racistas, ¿eres racista o no lo eres? ¿Solamente un poquito y a ratos? Mejor que no hagan el esfuerzo y se declaren abiertamente racistas, más que nada, para no caer en la corrección política pretendiendo venderla por incorrección. Animar a no quedarse con sus "tonterías" es lo peor que podría recomendar si va a su favor, porque son su esencia, sin ellas se quedaría sin sus armas más valiosas.

Es verdad, el mundo se está aburriendo y algunos quieren divertirlo, las consecuencias...