Michel Camilo & Tomatito - Spain Forever (2016)

viernes, 16 de enero de 2015

Nace el deseo - José Ángel Valente - España


Nace el deseo. Tiene
un tibio y fervoroso rumor de lluvia,
de aire recién cortado,
un rostro puro tal vez, una luz tierna
bajo la cual tanta noche se extrema.

Tú mirabas la vida,
correteabas por la casa,
alegrabas la luz. Había un árbol,
aquel amanecer,
la tarde, el año,
la risa en que era dulce descansar y morir,
la dicha sólo.

Ya tu niñez, tu nieve,
tu ternura colmadas.

Vino -de dónde, cuándo-
apenas un rumor, la forma tenue
que en tus sueños hablaba.
Y se adentró en tus ojos,
rodeó tus cabellos,
creció dulce en tu pecho,
ardió en tus labios.

Era -no, no era nadie-
apenas un rumor,
un signo pensativo,
una dulce derrota,
la retirada del jazmín,
de tu alegre y dilatada ternura.

Vino un día,
tú mirabas la vida,
estabas sola,
no sabías su nombre.
(Era tan leve su desnuda presencia.)
Y ardió en tus venas su oscura palidez,
su silencio,
su noche,
el destino imposible que anega nuestros labios,
cuando lluvia, aire apenas, invadida ternura,
el deseo comienza.
José Ángel Valente

    El poema que acaban de leer, inédito hasta ahora, está incluido en la Poesía completa de José Ángel Valente, editada por su albacea literario Andrés Sánchez Robayna.
    Valente compuso este haiku el 25 de mayo de 2000, dos meses antes de morir:
Cima del canto.
El ruiseñor y tú
ya sois lo mismo.

9 comentarios:

Gatopardo dijo...

Vaya tela que cortaba este sastre...

Juan Nadie dijo...

Ya no hay sastres como estos.

carlos perrotti dijo...

Parece fácil. Lo cual prueba que no es sencillo escribir así.

Eso es un haiku!

marian dijo...

Esta poesía sale de muy adentro.

marian dijo...

La nota final te ha quedado muy "radiofónica"... "El poema que acaban de "escuchar"..."

Juan Nadie dijo...

Pedazo de Haiku. ¿Homenaje a Juan de Yepes (San Juan de la Cruz)?

carlos perrotti dijo...

No sabría decirlo, pero estimulado por tu pregunta investigo y una cita casi al final de esta página asegura que Valente era de homenajear al excelso poeta San Juan de la Cruz que oportunamente me has revelado.

carlos perrotti dijo...

Claro, perdón, olvidé el link en donde dice eso...

http://paralajes365.blogspot.com.ar/2008/10/wbyeats-el-violinista-de-dooney-como.html

Juan Nadie dijo...

Estupendo blog, que añadiré a mi lista de páginas literarias. Gracias.

"Es difícil dedicar un poema a San Juan de la Cruz y salir indemne: se pone en evidencia la densidad poética de quien hace el homenaje, pero José Ángel Valente resiste el desafío con cada uno de sus versos." Sí.