Hace 50 años / The Beatles - Sgt. Pepper's Lonely Hearts Club Band (1967)

domingo, 4 de enero de 2015

Los trovadores/ 7 - Baron, de mon dan covit - Peire Vidal - Occitania


    La antigua Vida de Peire Vidal y las razós que acompañan a dos de sus poesías nos ofrecen datos tan fantásticos y pintorescos que conviene manejarlos con sumo cuidado, aunque sin duda algunos de ellos proceden de murmuraciones que ya circularon durante la existencia del trovador. [...] Por otra parte, la aparición de personas llamadas Petrus Vitalis en documentos tolosanos contemporáneos al poeta de poco nos ayuda, pues, dada la escasa singularidad del nombre y del apellido, se podrían referir a individuos distintos del trovador. Esta penuria de datos se suple con creces gracias a las numerosas alusiones y referencias de toda índole que se acumulan en las cuarenta y cinco poesías de atribución segura que poseemos de Peire Vidal.
   Hay que dar por cierto, como afirma la Vida, que nació en Tolosa (Toulouse), ciudad de la que habla siempre con cierta emoción... [...]
    Ya en vida de Peire Vidal se divulgó su fama de fanfarrón... [...]

VIDA

Peire Vidal fue de Tolosa. Fue hijo de un peletero. Y cantaba mejor que nadie en el mundo. Y fue uno de los hombres más locos que han existido, pues se creía que era verdad todo lo que le placía y quería. Y trovaba con más facilidad que nadie en el mundo, y fue quien hizo más ricas melodías y dijo las mayores locuras de armas y de amor y en decir mal de los otros. Y es cierto que un caballero de San Gil le cortó la lengua porque daba a entender que era amante de su esposa. Y Uc dels Baus lo hizo curar y medicar. Y cuando estuvo curado se fue a ultramar. De allí trajo a una griega que le fue dada por esposa en Chipre. Y le fue dado a entender que era sobrina del emperador de Constantinopla y que por esta razón él debía poseer el imperio. Por lo que él invirtió todo cuanto pudo ganar en hacer una flota, pues se creía que iría a conquistar el imperio. Y llevaba armas imperiales y se hacía llamar emperador, y a la esposa, emperatriz. Y se enamoraba de todas las buenas damas que veía y a todas las requería de amor; y todas le decían que harían y dirían lo que él quisiera. Por lo que él se creía ser amante de todas y que todas morían por él. Y siempre llevaba ricos corceles y ricas armas, y [se sentaba] en trono imperial. Y se figuraba ser el mejor caballero del mundo y el más amado por damas.

    Las tres primeras estrofas de Baron, de mon dan covit son propias de cansó de amor y las tres últimas de gap ("fanfarronada"), lo que la convierte en una de las poesías más características y personales de Peire Vidal. Es anterior a 1192, año de la muerte de Barral, vizconde de Marsella, citado en el verso 29.


                        I
        Baron, de mon dan covit
        fa·l lauzengiers deslials,
        qu'en tal domna ai chauzit,
        ont es fis pretz naturals.
Et ieu am la de cor e ses bauzia
et sui totz sieus, quora qu'ihl sia mia,
qu'a sa beutat e sa valor pareis,
qu'en lieis amar honratz fora us reis,
per que·m tieng ric sol que·m deinh dire d'oc.

                       II
        Anc res tan no m'abellit
        cum sos adreitz cors lials,
        on son tug bon aip complit
        e totz bes senes totz mals.
E pus tot a quan tainh a drudaria,
ben sui astrucs, sol que mos cors lai sia;
e si mercçes, per que totz bos aips creis,
mi val ab lieis, be·us puesc dir ses totz neis,
qu'anc ab amor tant ajudar no·m poc.

                       III
        Chant e solatz vei fallit,
        cortz e dous e bos hostals,
        e domnei no vei grazit,
        si·lh domn'e·l drutz non es fals.
Aquel n'a mai que plus soven galia.
Non dirai plus, mas cum si vuelha sia.
Mas peza me quar ades non esteis
le premiers fals que comenset anceis:
e fora dreitz, qu'avol eixample moc.

                       IV
        Mon cor sent alegrezit,
        quar me cobrara·N Barrals.
        Ben aja selh que·m noirit,
        e Dieus!, quar ieu sui aitals,
que mil salut mi venon cascun dia
de Cataluenha e de Lombardia,
quar a totz jorns pueja mos pretz e creis;
que per un pauc no mor d'enveja·l Reis,
quar ab donas fas mon trep e mon joc.

                        V
        Ben es proat et auzit,
        cum ieu sui pros e cabals,
        e pus Dieus m'a enriquit,
        non tanh qu'ieu sia venals.
Cent domnas sai que cascuna·m volria
tener ab se, si aver me podía.
Mas ieu sui selh qu'anc no·m gabei ni·m feis
ni volgui trop parlar de mi meteis,
mas domnas bais e cavaliers derroc.

                       VI
        Mainht bon tornei ai partit
        pels colps qu'ieu fier tan mortals,
        qu'en luc non vau qu'om no crir:
        "So es En Peire Vidals,
selh qui manten domnei e drudaria
e fa que pros per amor de s'amia;
et ama mais batallas e torneis
que monjes patz, e sembla·l malaveis
trop sojornar et estar en un loc".

                       VII
Plus que non pot ses aigua viure·l peis,
non pot esser ses lauzengiers domneis,
per qu'amador compron trop car lur joc.
______________________________________

I      Barones, el desleal maldiciente hace convite con mi daño, pues he escogido tal dama en la que el leal mérito es natural. Y yo la amo de corazón y sin engaño y soy completamente suyo, dondequiera que ella sea mía, porque su belleza y su valor se ostentan de modo que amándola sería honrado un rey, por lo que me considero rico sólo con que se digne decirme sí.

II      Nunca nada me gustó tanto como su perfecto cuerpo leal, en el que están cumplidas todas las buenas cualidades y todo bien sin mal alguno. Y pues en él está todo lo que pertenece a amor, soy bien afortunado, a condición de hallarme a su lado; y si la piedad, por quien aumenta toda buena cualidad, me auxilia con ella, os puedo decir sin ambages que jamás me pudo ayudar tanto en amor.

III     Veo a canto y solaz decaídos y que no se aprecian cortes, los dulces y buenos albergues y la galantería si la dama y el amante no son falsos. Quien con más asiduidad engaña, más consigue. No diré más, pero que ello sea como quiera. Pero me pesa que el primero que antaño empezó a ser falso no fuera extinguido inmediatamente: y hubiera sido justo, pues inició villano ejemplo.

IV     Siento alegrarse mi corazón porque Barral me recuperará. Bien hayan quien me crió y Dios, pues yo soy tal que cada día me llegan mil saludos de Cataluña y de Lombardía porque a diario asciende y crece mi mérito, [tanto] que por poco muere de envidia el Rey, pues con damas hago mis locuras y mis juegos.

V      Probado y reconocido está hasta qué punto yo soy noble y excelente, y pues Dios me ha enriquecido no es preciso que sea venal.. Sé de cien damas que cada una de ellas querría tenerme conmigo, si pudiera conseguirme. Pero yo soy aquel que jamás se envaneció ni presumió, ni quise hablar demasiado de mí mismo, pero beso a damas y derribo a caballeros.

VI     He dado fin a muchos buenos torneos con los golpes tan mortales con que acometo, y no puedo ir por ningún sitio sin que se grite: "Éste es Peire Vidal, el que mantiene la galantería y el cortejar y obra como noble por amor de su amiga; y ama más las batallas y los torneos que el monje la paz, y le parece una enfermedad reposar demasiado y estar [siempre] en el mismo sitio".

VII     Más que sin agua no puede vivir el pez, no puede existir galantería sin maldicientes; por ello los enamorados compran su juego demasiado caro.
Introducción y traducción literal de Martín de Riquer
Baron, de mon dan covit - Peire Vidal

9 comentarios:

carlos perrotti dijo...

Inevitable que piense en Toulouse como cuna de grandes trovadores y cantores...

Juan Nadie dijo...

Efectivamente lo fue.

Gatopardo dijo...

Hermosa ciudad, por cierto.
Como los textos del post.

marian dijo...

A un viaje de siglos nos has llevado. La música es hipnótica.

Juan Nadie dijo...

No conozco la ciudad, pero seguro que es bonita, si la han cuidado bien: tiene historia.

Juan Nadie dijo...

Son viajes de ida y vuelta. La música medieval es en general hipnótica, por distinta a la que estamos acostumbrados.

marian dijo...

(Es que si nos llevas y nos dejas allí, vagando en el tiempo, estaríamos buscándote toda la eternidad:)

Juan Nadie dijo...

¿Pero qué es el tiempo? Decíme.

marian dijo...

Ok, ¿pero qué es el tiempo?