Hace 50 años / The Beatles - Sgt. Pepper's Lonely Hearts Club Band (1967)

lunes, 16 de junio de 2014

El puente que se extiende de una edad a otra - Manuel Álvarez Ortega - España


El puente que se extiende
de una edad a otra edad, por donde pasa el tiempo
sin ver, por donde pasamos
hora a hora, tantos años
ya, tantos siglos, está ahí, seguro de sus viejos
maderos, arco único.

                                 Sin embargo, ¿quién se atreve
a cruzarlo, aunque la claridad
esté al otro lado, y rodeada por un alto muro
la casa se ilumine?

                                  Florece la rosa de piedra
en el zaguán, y, entre el espino resplandeciente,
sus símbolos nos traen
el rumor de la lluvia,
lo que no sabemos dónde se ocultará, el miedo
del ángel que duerme
en nuestra cabeza y se niega a posesionarse
de la habitación.

                               Viajeros trashumantes, mitos
por ferias nocturnas o errantes mercados,
dispuestos estamos a conceder
la venta de nuestro dominio.

                                          Firmada la ley, lebrel
en su fundación desconocida, vamos
inscribiendo nuestro nombre en el pergamino
de su magisterio.

                               Seremos los centinelas del fuerte,
donde llora la víctima, y el rey,
desde la cama, mientras se enfría el desayuno,
dicta la orden de lo oscuro
entre la seda de las colchas y los ojos que miran
cómo se configura el pánico
de su diabólico anillo.

                                  No volveremos más. El ocio
que promulga el edicto nos salvará
de la ira, y entre las velas, conocida la verdad,
murciélagos decapitados, vagaremos
por el carnaval del insomnio.

    El prolífico poeta cordobés Manuel Álvarez Ortega, propuesto para el Premio Nobel de Literatura en dos ocasiones,  falleció el sábado pasado en Madrid a los 91 años. Descanse.

5 comentarios:

carlos perrotti dijo...

Acompaño en el sentimiento mientras lo leo. Lo desconocía. Lo que uno sabe es lo que desconoce.

Juan Nadie dijo...

Me suele ocurrir, aunque en este caso no lo desconocía. Imperdonablemente aún no había ningún poema de Álvarez Ortega, siendo como era uno de los poetas más fecundos de la poesía española del siglo XX. Nunca paró de escribir, de modo que tiene una obra bien extensa.

Gatopardo dijo...

Pues ya iba siendo hora...de presentárnoslo a los que no lo conocíamos.

Juan Nadie dijo...

Seguro que pondré algo más de este autor con el tiempo.

marian dijo...

Yo sí sabía de él, pero no de su poesía. Este poema es poesía y de la buena.