Alma - Oeo (2017)

sábado, 28 de septiembre de 2013

Ojos, herido me habéis... - Luis Vaz de Camões - Portugal



                    MOTE
    Ojos, herido me habéis,
acabad ya de matarme;
mas, muerto, volvé a mirarme,
porque me resuscitéis.



                  VOLTAS
    Pues me distes tal herida
con gana de darme muerte,
el morir me es dulce suerte,
pues con morir me dais vida.
Ojos ¿qué os detenéis?
Acabad ya de matarme;
mas, muerto, volvé a mirarme,
porque me resuscitéis.


    La llaga, cierto, ya es mía,
aunque, ojos, vos no querráis;
mas si la muerte me dais,
el morir me es alegría.
Y así digo que acabéis,
oh ojos, ya de matarme;
mas, muerto, volvé a mirarme,
porque me resuscitéis.


    Camões, el mayor lírico portugués, alcanzó la inmortalidad literaria con la epopeya Os Lusíadas. Pero al igual que otros poetas de su tierra, entre ellos Gil Vicente, escribió en castellano varias glosas a versos ajenos o tradicionales, como ésta cuyo tema es el tópico de la mirada esquiva.

8 comentarios:

Gatopardo dijo...

Muy bueno, y el cuadro (mejor el pintor) me suena.....

Juan Nadie dijo...

Un fenómeno, Pepe.

finchu dijo...

El Cervantes portugués, más o menos.

marian dijo...

Ha quedado muy "recogidito" el poema con la pintura.

Juan Nadie dijo...

A Cervantes hay muy pocos que le lleguen, por no decir nadie, pero vaya...

Juan Nadie dijo...

¿A que sí?

carlos perrotti dijo...

Qué simple escriben los tipos como Camões… o como esos “pocos que le llegan a Cervantes” que ojalá algún día sepamos sus nombres.

Qué simple, parece simple, lo cual prueba que hacerlo “lo hacen pocos” y no es para nada fácil.

Juan Nadie dijo...

Ya sabemos que la escritura aparentemente simple es la más complicada.