Hace 50 años / The Beatles - Sgt. Pepper's Lonely Hearts Club Band (1967)

sábado, 5 de marzo de 2011

Canción de Carnaval - Rubén Darío - Nicaragua

La máscara de Carnaval - Marco OrtolanMusa, la máscara apresta,
ensaya un aire jovial
y goza y ríe en la fiesta
del Carnaval.

Ríe en la danza que gira,
muestra la pierna rosada,
y suene, como una lira,
tu carcajada.

Para volar más ligera
ponte dos hojas de rosa,
como hace tu compañera
la mariposa.

Y que en tu boca risueña,
que se une al alegre coro,
deje la abeja porteña
su miel de oro.

Únete a la mascarada,
y mientras muequea un clown
con la faz pintarrajeada
como Frank Brown;

mientras Arlequín revela
que al prisma sus tintes roba
y aparece Pulchinela
con su joroba,

di a Colombina la bella
lo que de ella pienso yo,
y descorcha una botella
para Pierrot.

Que él te cuente cómo rima
sus amores con la Luna
y te haga un poema en una
pantomima.

Da al aire la serenata,
toca el auro bandolín,
lleva un látigo de plata
para el spleen.

Sé lírica y sé bizarra;
con la cítara sé griega;
o gaucha, con la guitarra
de Santos Vega.

Mueve tu espléndido torso
por las calles pintorescas,
y juega y adorna el Corso
con rosas frescas.

De perlas riega un tesoro
de Andrade en el regio nido,
y en la hopalanda de Guido,
polvo de oro.

Penas y duelos olvida,
canta deleites y amores;
busca la flor de las flores
por Florida:

Con la armonía te encantas
de las rimas de cristal,
y deshojas a sus plantas,
un madrigal.

Piruetea, baila, inspira
versos locos y joviales;
celebre la alegre lira
los carnavales.

Sus gritos y sus canciones,
sus comparsas y sus trajes,
sus perlas, tintes y encajes
y pompones.

Y lleve la rauda brisa,
sonora, argentina, fresca,
¡la victoria de tu risa
funambulesca!

4 comentarios:

finchu dijo...

Es el segundo poema que pones de Rubén Darío, se merece alguno más.
A mi siempre me ha gustado mucho, de niño mi madre nos leía poemas de él, en un librito que ella tenía siempre en la mesita de su habitación.

Juan Nadie dijo...

Pondré alguno más, seguro. La poesía de Rubén Darío siempre es un placer.

Gatopardo dijo...

sus perlas,tintes y encajes y pompones....si le llega a pillar la interfecta de la DGT en navidades

Juan Nadie dijo...

Me hunde el blog.