Silvia Pérez Cruz

domingo, 7 de octubre de 2007

Fragmento de Canto a mí mismo - Walt Whitman - Estados Unidos

Walt Whitman
4

Viajeros y preguntones me rodean,
personas que encuentro a mi paso,
huellas que me dejó la infancia, el barrio o
la casa donde vivo, o el país,
Los últimos aniversarios, descubrimientos,
invenciones, sociedades, viejos y nuevos
autores,
Mi comida, mi ropa, compañeros, miradas,
cumplidos y deberes,
La indiferencia real e imaginada de alguien
a quien quiero,
Mis dolencias o las de los míos,
contrariedades, pérdidas o falta de dinero,
abatimiento o exaltación,
Las batallas, el horror de la guerra entre
hermanos, la ansiedad ante la noticia que
no acaba de llegar, el suceso irremediable,
Todo esto viene y se aleja de mí noche y
día,
Pero no es mi Yo.
Más allá de vaivenes y tensiones se eleva
lo que soy,
Se alza alegre y ocioso, compasivo,
unitario,
Me inclino, me alzo apoyando los brazos
en algún sostén impalpable,
Oteando con la cabeza doblada lo que va a
suceder,
Dentro y fuera del juego, mirando y
asombrado.
Miro hacia atrás y me veo debatiéndome
entre la niebla con lingüistas y
disputadores,
No hay en mí burlas ni razonamientos;
sólo miro y espero.

No hay comentarios: