Silvia Pérez Cruz

miércoles, 1 de marzo de 2017

Beatus ille/ 14 - Ándeme yo caliente y ríase la gente - Luis de Góngora - España


    A partir de este refrán popular Góngora desarrolla una letrilla en la que reformula el beatus ille. Frente al idealismo de la versión de Fray Luis, aquí destaca la enumeración elogiosa de los sencillos placeres materiales de la vida de aldea, casi todos vinculados al buen comer (mantequillas y pan tierno; naranjada y aguardiente; morcilla; bellotas y castañas, etc.). 

Traten otros del gobierno
del mundo y sus monarquías,
mientras gobiernan mis días
mantequillas y pan tierno,
y las mañanas de invierno
naranjada y aguardiente,
y ríase la gente.

Coma en dorada vajilla
el príncipe mil cuidados
como píldoras dorados,
que yo en mi pobre mesilla
quiero más una morcilla
que en el asador reviente,
y ríase la gente.

Cuando cubra las montañas
de plata y nieve el enero,
tenga yo lleno el brasero
de bellotas y castañas,
y quien las dulces patrañas
del Rey que rabió1 me cuente,
y ríase la gente.

Busque muy en hora buena
el mercader nuevos soles;
yo conchas y caracoles
entre la menuda arena,
escuchando a Filomena2
sobre el chopo de la fuente,
y ríase la gente.

Pase a media noche el mar
y arda en amorosa llama
Leandro por ver su dama3;
que yo más quiero pasar
del golfo de mi lagar
la blanca o roja corriente4,
y ríase la gente.

Pues Amor es tan cruel,
que de Píramo y su amada
hace tálamo una espada,
do se junten ella y él5,
sea mi Tisbe un pastel,
y la espada sea mi diente,
y ríase la gente.
Introducción y notas de David López del Castillo

1 Personaje de la tradición oral.
2 El ruiseñor.
3 Leandro cruzaba el mar todas las noches para encontrarse con su amada Hero; sobre su trágica historia de amor (uno se ahogó y la otra se arrojó de un monte al saberlo) escribieron Boscán, Garcilaso y el mismo Góngora, entre otros.
4 El vino tinto o blanco, que prefiere pasar, es decir, tragar.
5 La historia de Píramo y Tisbe inaugura la tradición de los amantes desdichados, sólo unidos por la muerte, que ejerce de lecho nupcial (tálamo); Píramo se mató cuando creyó muerta a Tisbe y ésta hizo lo propio ante el cadáver de su amado.

2 comentarios:

carlos perrotti dijo...

Ni los gobiernos ni las monarquías, ni los amores tortuosos ni los dramas amorosos, ni las reflexiones ni las disquisiciones, nada como las cosas sencillas de la vida, dicho de manera muy popular con gran dominio de sencillez expresiva, no?

...mientras gobiernan mis días
mantequillas y pan tierno,
y las mañanas de invierno
naranjada y aguardiente,
y ríase la gente.

Y lo demás es puro cuento, como diría el tango!

Juan Nadie dijo...

Alabanza de la vida sencilla y sin agobios externos, o ignorándolos deliberadamente. Un "Beatus ille" popular. Góngora, con todo lo "culterano" que era, también amaba lo popular.

Una de las más conocidas letrillas, no sólo de Góngora, sino del Siglo de Oro en general, pero aún no estaba aquí. Ahora ya está... y ríase la gente.