Hace 50 años / The Beatles - Sgt. Pepper's Lonely Hearts Club Band (1967)

viernes, 20 de enero de 2017

Poesía del vino/ 25 - Carpe Diem/ 14 - Ergo bibamus! - Johann Wolfgang von Goethe - Alemania


Ergo bibamus!

Hier sind wir versammelt zu löblichem Tun;
Drum, Brüderchen! Ergo bibamus.
Die Gläser, sie klingen, Gespräche, sie ruh'n;
Beherziget Ergo bibamus.
Das heißt noch ein altes, ein tüchtiges Wort:
Es passet zum ersten und passet so fort,
Und schallet ein Echo vom festlichen Ort,
Ein herrliches Ergo bibamus.

Ich hatte mein freundliches Liebchen geseh'n,
Da dacht' ich mir: Ergo bibamus.
Und nahte mich traulich; da ließ sie mich steh'n.
Ich half mir und dachte: Bibamus.
Und wenn sie versöhnet euch herzet und küßt
Und wenn ihr das Herzen und Küssen vermißt,
So bleibet nur, bis ihr was Besseres wißt,
Beim tröstlichen Ergo bibamus.

Mich ruft mein Geschick von den Freunden hinweg;
Ihr Redlichen! Ergo bibamus.
Ich scheide von hinnen mit leichtem Gepäck;
Drum doppeltes Ergo bibamus.
Und was auch der Filz von dem Leibe sich schmorgt,
So bleibt für den Heitern doch immer gesorgt,
Weil immer dem Frohen der Fröhliche borgt;
Drum, Brüderchen! Ergo bibamus.

Was sollen wir sagen zum heutigen Tag!
Ich dächte nur: Ergo bibamus.
Er ist nun einmal von besonderem Schlag;
Drum immer aufs neue: Bibamus.
Er führet die Freude durchs offene Tor,
Es glänzen die Wolken, es teilt sich der Flor,
Da scheint uns ein Bildchen, ein göttliches, vor;
Wir klingen und singen: Bibamus.


Ergo bibamus!

Unidos aquí estamos para una accion laudable;
por tanto, hermanos míos, arriba. Ergo bibamus!
Resuenen nuestros vasos y callen nuestas lenguas;
levantar vuestras almas muy bien. Ergo bibamus!
He aquí una sentencia tan vieja como sabia;
conserva su vigencia hoy lo mismo que antaño,
y un eco nos aporta de espléndidos festines,
esta jovial y grata consigna: Ergo bibamus!

Hoy he visto a mi dulceamada placentera;
al punto fui y me dije: "Bueno está. Ergo bibamus!"
Me acerqué sin recelo y ella me acogió bien.
Y entonces repetí mi alegre Ergo bibamus! 
Mas lo mismo si os mima y os acaricia y besa,
que si nos niega adusta su corazón y brazos,
¿qué recurso nos queda, mientras no nos sonríe,
que de nuevo apelar al viejo Ergo bibamus!

De los amigos lejos cruel destino me lleva.
¡Oh fieles camaradas! ¿Qué hacer? Ergo bibamus!
Ya me marcho cargado con liviano bagaje;
quiere decir se impone un doble Ergo bibamus!
Y aunque a veces el cuerpo la carcoma nos roa,
nunca de la alegría vacío el tesoro hallamos;
que el alegre al alegre suele prestar rumboso,
así que, hermanos mios, ¡venga un Ergo bibamus!

Ahora bien: ¿qué debemos cantar en este día?
¡Yo tan sólo pensaba cantar Ergo bibamus!
Pero recuerdo ahora su especial importancia;
así que alzad las voces. De nuevo Ergo bibamus!
Este día se nos mete la dicha por la puerta;
resplandecen las nubes, tiembla el trigo dorado;
y una imagen divina brilla ante nuestros ojos;
así que alegremente cantad Ergo bibamus!
Ergo Bibamus! - Studentenlieder

6 comentarios:

carlos perrotti dijo...

Nunca vacío de alegría... Brindo por el espíritu del verso de Goethe que alude al sentimiento seguramente compartido por todo buen bebedor de vino.

La poesía popular de Goethe convoca a los duendes del vino mientras seguramente sigue cantando por allí "el recién salido de gira" Horacio Guarany: si el vino viene... El mismo espíritu.

Juan Nadie dijo...

... viene la vida, que decía Horacio, que en paz descanse, esté donde esté: en la memoria de la gente.

Juan Nadie dijo...

Los días 20 de enero se celebra en mi pueblo el día de San Sebastián, que aquí llamamos "patrono de los borrachos", seguramente por la costumbre que existe desde siempre de repartir vino entre la gente, así que este poema de Goethe venía que ni pintado.
Por cierto, hoy es el "Día de San Canuto", pero esto es mucho más moderno, tan moderno que creo que lo instituyó el amigo Finchu y algunos más.

Juan Nadie dijo...

Perdón, creo que me he equivocado. El Día de San Canuto es el 19 de enero.

carlos perrotti dijo...

Ya me caía simpático San Sebastián. Ídolo ahora. Ergo bibamus!

Juan Nadie dijo...

Salud!