Alma - Oeo (2017)

martes, 28 de mayo de 2013

El Romancero/ 4 - Romance del prisionero - Anónimo - España


ROMANCE DEL PRISIONERO
(ROMANCES NOVELESCOS)

    "Que por mayo era, por mayo,      cuando hace la calor,
cuando los trigos encañan      y están los campos en flor,
cuando canta la calandria      y responde el ruiseñor,
cuando los enamorados      van a servir al amor;
sino yo triste, cuitado,      que vivo en esta prisión;
que ni sé cuándo es de día      ni cuándo las noches son,
sino por una avecilla      que me cantaba al albor;
matómela un ballestero;      ¡déle Dios mal galardón!
Cabellos de mi cabeza      lléganme al corvejón,
los cabellos de mi barba      por manteles tengo yo,
las uñas de las mis manos,      por cuchillo tajador.
Si lo hacía el buen rey,      hácelo como señor;
si lo hace el carcelero,      hácelo como traidor.
Mas quien ahora me diese      un pájaro hablador,
siquiera fuese calandria,      o tordico o ruiseñor,
criado fuese entre damas      y avezado a la razón;
que le lleve una embajada      a mi esposa Leonor,
que me envíe una empanada,      no de trucha ni salmón,
sino de una lima sorda      y de un pico tajador:
la lima para los hierros      y el pico para la torre."
Oídolo había el rey,      mandóle quitar prisión.

    Es posible que el romance formase parte de un cantar de gesta; pero al quedar aislado y perderse la memoria de aquél, la fuerza poética del fragmento se potenció extraordinariamente.

12 comentarios:

Gatopardo dijo...

Sólo le falta la dedicatoria.

Juan Nadie dijo...

¿Y a quién o quienes podríamos dedicarlo? Aaaah!

finchu dijo...

Yo creo que éste, hasta me la tuve que aprender de memoria, pero ya lo olvidé, como otras tantas cosas que me hicieron aprender de memoria.

Juan Nadie dijo...

¡De memoria no hay que aprenderse casi nada, por dios!. Mira que se lo tengo dicho yo a los chavales: lo que hay que hacer es entenderlo.
Pero sí, este romance nos suena a todos, no sé si porque nos hicieron aprenderlo o porque es mu pegaízu.

marian dijo...

Aprender una poesía de memoria (entendiéndola, claro, o sintiéndola) es una maravilla. Esta es de las facilitas, además.
Yo recuerdo perfectamente "Montañas Nevadas", letra y música, y no tengo ningún trauma:)

Juan Nadie dijo...

Pobre prisionero, hombre, que le mataron la avecilla, que era lo único que escuchaba! Déle Dios mal galardón al ballestero.

Me recuerda a Paco Rabal cuando decía en aquella película de Camus: "¡Milana bonita, milana bonita...! También se la mataron, ay!

marian dijo...

Qué bien profe, así no tengo que estudiar de memoria las tablas periódicas y de valencias. (Como te lean los chavales...).

Juan Nadie dijo...

No, la tabla periódica y las valencias son fundamentales; eso sí es de memoria, por favor. Aunque no tanto, porque todo tiene su aquel...

marian dijo...

Para los crucigramas y los autodefinidos nos siguen viniendo muy bien;)
Para los etnólogos son fundamentales.

Juan Nadie dijo...

¿Ves? ¿qué haríais los crucigramistas (o como os llaméis) sin la Tabla?
Símbolo del sodio: Na. Es que si no sabes eso no te sale el crucigrama.

marian dijo...

Efectivamente, también el Ag.

Juan Nadie dijo...

La plata es que está muy cara. La plata, ¿vihte?