Dulce Pontes - Caminhos (1997)

martes, 17 de abril de 2012

A una amada - Safo de Lesbos - Grecia

Safo - Fresco de la ciudad de Pompeya
Me parece que es igual a los dioses
el hombre aquel que frente a ti se sienta,
y a tu lado absorto escucha mientras
dulcemente hablas

y encantadora sonríes. Lo que a mí
el corazón en el pecho me arrebata;
apenas te miro y entonces no puedo
decir ya palabra.

Al punto se me espesa la lengua
y de pronto un sutil fuego me corre
bajo la piel, por mis ojos nada veo,
los oídos me zumban,

me invade un frío sudor y toda entera
me estremezco, más que la hierba pálida
estoy, y apenas distante de la muerte
me siento, infeliz.
Traducción de Carlos García Gual

6 comentarios:

Gatopardo dijo...

En aquéllos tempos era dinamita, aunque igual no tanto como después.

marian dijo...

Menudo despliegue emocional (y hormonal).
Ese fresco es de Pompeya?

Juan Nadie dijo...

Pues la verdad es que no lo sé, lo buscaré.

marian dijo...

Vale, pero ho hace falta que vayas allá mismo, bueno, si te pilla de paso.

Juan Nadie dijo...

Pues sí, parece que es un fresco pompeyano (es que pasaba por ahí) en el que se ha querido identificar a la poetisa, aunque vaya usted a saber.

marian dijo...

Tenía aspecto de ser de allí, pero como estos romanos "pintaron" por tantos sitios en sus excursiones.