Hace 50 años / The Beatles - Sgt. Pepper's Lonely Hearts Club Band (1967)

miércoles, 1 de febrero de 2012

Nadie vuelve a Ítaca - Antonio Casares - España

Ulises y las sirenas - Museo Nacional del Bardo - Túnez
Has regresado, tras un largo viaje
por los ignotos caminos del mundo,
hasta el mismo lugar desde el que un día
partiste para cumplir tu destino,
pero ya nada es ni será lo mismo,
ni tú mismo eres aquel que eras,
de alguna forma eres un apátrida:
no hay patria donde habite tu espíritu
atormentado por la errancia continua,
no hay patria para aquel que sueña
con un mundo en el que no existan patrias.
Ìtaca sólo existe en tu memoria
de manera imprecisa, como algo
que no se corresponde con tu sueño
antiguo de tener un ideal,
y Penélope ya no te reconoce,
nadie te reconoce, ni tú mismo
sabes por qué ahora te llamas Nadie.
No es Ítaca la isla sino tú,
isla perdida en un mar infinito,
alma que sufre todos los naufragios,
Tampoco habrá, aunque ello no te importe,
Homero o Virgilio que te cante
como al héroe de una epopeya:
una vida vulgar como la tuya
no es merecedora de un mal verso,
¿quién se atreverá a llamarla odisea?
No habrá un Joyce, ni un Kavafis, ni un poema
que testifique sobre tu existencia
o deje alguna huella de tus huellas,
es vana pretensión que lo pretendas
o que no lo pretendas nada importa.
Y pronto, cuando vuelvas a marcharte
de ese lugar que no te pertenece,
sombra invisible de un mito abolido,
nadie saldrá para decirte adiós,
ni nadie llorará por tu ausencia,
ni tú tampoco llorarás por nadie.
Así que mira bien ese paisaje
que un día fue tuyo, o creíste tuyo,
el vago espejo en el que te buscabas
y en el que ya nunca te encontrarás,
y dile adiós a esa rota ilusión
que llamas Ítaca y no es más que un nombre,
la imagen fiel y cruel de tu fracaso,
como si nunca te hubieras ido,
como si nunca hubieras regresado,
como si nunca fueras a volver,
como si Ítaca no existiese
o solo hubiese sido un dulce sueño
en el abismo de tu corazón,
es la hora de partir, no te demores,
despídete, despídete de Ítaca,
porque ahora, no lo dudes, eres Nadie,
aunque sigan llamándote Ulises,
aunque sigas llamándote Antonio.

9 comentarios:

Gatopardo dijo...

porque ahora, no lo dudes, eres Nadie,
aunque sigan llamándote Ulises,
aunque sigas llamándote .......

Como la vida misma.

Juan Nadie dijo...

Ni más, ni menos

marian dijo...

Parece un poeta cabreado.
Muchos Nadies por aquí, sólo falta Gary Cooper.
El mosaico, hoy se me han ido los ojos a las teselas, y los he dejado allí un rato.

Juan Nadie dijo...

Me temo que todos somos Nadie, incluyendo a Gary Cooper.

marian dijo...

Pues no estoy tan segura Juan de que todos seamos Nadie, nada es algo (menos da una piedra).
Para qué cuestionarse el ser o no ser, cuando en español podemos decir: estar o no estar.

Anderea dijo...

Me gusta esta poesía.

"como si nunca te hubieras ido,
como si nunca hubieras regresado,
como si nunca fueras a volver,
como si Ítaca no existiese
o solo hubiese sido un dulce sueño
en el abismo de tu corazón,
es la hora de partir, no te demores,
despídete, despídete de Ítaca,
porque ahora, no lo dudes, eres Nadie,
aunque sigan llamándote Ulises,
aunque sigas llamándote Antonio".

Sí, qué real. Qué esperanzadora.

Juan Nadie dijo...

Éste es Antonio Casares!

Anónimo dijo...

Estos españoles son tan prosaicos. El texto parece un ensayo, no tiene ritmo, le falta musica.

Mencion aparte, el tema de la vuelta esta abordado de manera magnifica por poetas de verdad

Juan Nadie dijo...

¿Como por ejemplo?...