Alma - Oeo (2017)

miércoles, 24 de septiembre de 2014

Fábulas/ 11 - La Cigarra y la Hormiga - Jean de La Fontaine - Francia / Félix María Samaniego - España


Versión original de La Fontaine

La Cigale et la Fourmi

La Cigale, ayant chanté
Tout l'été,
Se trouva fort dépourvue
Quand la bise fut venue:
Pas un seul petit morceau
De mouche ou de vermisseau.
Elle alla crier famine
Chez la Fourmi sa voisine,
La priant de lui prêter
Quelque grain pour subsister
Jusqu'à la saison nouvelle.
"Je vous paierai, lui dit-elle,
Avant l'Oût, foi d'animal,
Intérêt et principal."
La Fourmi n'est pas prêteuse:
C'est là son moindre défaut.
Que faisiez-vous au temps chaud?
Dit-elle à cette emprunteuse.
- Nuit et jour à tout venant
Je chantais, ne vous déplaise.
- Vous chantiez? j'en suis fort aise.
Eh bien! dansez maintenant.


Versión de Samaniego

La cigarra y la hormiga

Cantando la Cigarra
pasó el verano entero,
sin hacer provisiones
allá para el invierno;
los fríos la obligaron
a guardar el silencio
y a acogerse al abrigo
de su estrecho aposento.
Viose desproveída
del preciso sustento:
sin mosca, sin gusano,
sin trigo y sin centeno.
Habitaba la Hormiga
allí tabique en medio,
y, con mil expresiones
de atención y respeto,
la dijo:
-Doña Hormiga,
pues que en vuestro granero
sobran las provisiones
para vuestro alimento,
prestad alguna cosa
con que viva este invierno
esta triste Cigarra,
que, alegre en otro tiempo,
nunca conoció el daño,
nunca supo temerlo.
No dudéis en prestarme;
que fielmente prometo
pagaros con ganancias,
por el nombre que tengo.
La codiciosa Hormiga
respondió con denuedo,
ocultando a la espalda
las llaves del granero:
-¡Yo prestar lo que gano
con un trabajo inmenso!
Dime, pues, holgazana,
¿qué has hecho en el buen tiempo?
-Yo -dijo la Cigarra-,
a todo pasajero
cantaba alegremente,
sin cesar ni un momento.

-¡Hola! ¿Conque, cantabas
cuando yo andaba al remo?
Pues ahora, que yo como,
baila, pese a tu cuerpo.

4 comentarios:

marian dijo...

Peliaguda la fábula, eh. Porque se puede interpretar de varias maneras.

carlos perrotti dijo...

Lo bueno que tienen algunas fábulas. Extremo poder de observación de varias miradas suelen tener.

Juan Nadie dijo...

Y tanto que se presta a interpretaciones. Circulaba hace años por Internet un texto "anónimo" que hacía una interpretación "sui generis" de la fábula, adaptándola a la realidad española. Por cierto, fue el primer post que puse en La mirada inmóvil, perdón por la autocita.

marian dijo...

Peliaguda también la "versión española".