Alma - Oeo (2017)

martes, 23 de octubre de 2012

Poesía galaico-portuguesa/ 1 - Cantigas de escarnio y maldecir - Varios - España - Portugal


La poesía tradicional está representada en la Península Ibérica desde el siglo XI al siglo XVII -y hasta nuestros días- consecutivamente por las jarchas mozárabes, las cantigas galaico-portuguesas y los villancicos castellanos.
[...] Posiblemente fue en la corte del rey Alfonso X de Castilla -o en la de algún poderoso noble gallego de su tiempo- en donde se realizó la primera gran colección de textos (que haría contrapeso a las Cantigas de Santa María), agrupados en tres secciones: cantigas de amor, cantigas de amigo y cantigas de escarnio y maldecir.  
[...] La cantiga de amor es la expresión de los sentimientos de un hombre hacia una dama, que es perfecta y a la que el poeta ama. La expresión de los sentimientos elabora como tema más significativo la coita ("aflicción", "tristeza"), resultado de la indiferencia de la amada, o de su absoluta hostilidad ante la solicitud del poeta, lo que hace del amor un imposible, con las consecuencias inevitables de enloquecimiento y, a veces, muerte (como extrema expresión de dolor, pues los poetas no tardan en "resucitar").
[...] La cantiga de amigo es el género más característico de la lírica galaico-portuguesa, y se conservan medio millar de estas composiciones en los cancioneiros, todas ellas con una marcada uniformidad temática y formal.
[...] Es una composición amorosa puesta en boca de mujer, que se lamenta por la ausencia, el alejamiento o el olvido del amado, el amigo. Así, el término amigo, que siempre suele aparecer en el primer verso, preámbulo de carácter narrativo, sirve de elemento caracterizador para la adscripción de la composición a la categoría de "cantigas de amigo".
[...] A pesar de su similitud formal y temática con las jarchas, no se puede hablar de vínculos genéticos directos, sino más bien de una base común, pero las cantigas de amigo revelan una larga y profunda elaboración de acuerdo con algunas pautas de la poesía provenzal.
[...] El sirventés provenzal, con sus características formales y temáticas, llegó a la poesía galaico-portuguesa, donde se transformó y dio lugar a las cantigas de escarnio y maldecir.
[...] En el vituperio y la invectiva personal, siempre cargada de subjetividad, la víctima es ridiculizada, despreciada mediante la alteración de la verdad (exageraciones, silencios, etcétera), o mediante la animalización, que transforma al destinatario en un ser inferior y, por tanto, no sólo objeto de risa o de desprecio, sino también en un ser incapaz de responder al ataque.
Para alcanzar la máxima efectividad en los ataques, los poetas no dudan en recurrir a la obscenidad y a referencias sexuales de todo tipo.
[...] Las cantigas de escarnio y maldecir, que constituyen un corpus de cuatrocientos textos, emplean en doscientas sesenta y una ocasiones la estructura de la cantiga de amor: es decir, dos tercios de las composiciones de escarnio siguen modelos directamente vinculados a la tradición cortés.
[...]  Además de estos tres géneros mayores, la lírica galaico-portuguesa tomó de la tradición provenzal o francesa otros géneros, que apenas llegaron a encontrar cultivo entre los poetas de los siglos XIII o XIV, o que apenas fueron recogidos en los cancioneiros;, como el pranto (lamentación fúnebre), la pastorela, la tenção y el partimen o las cantigas de vilão y las cantigas de seguir. CARLOS ALVAR y JENARO TALENS


MARTIN SOAREZ
(Ó redor de 1200-Ó redor de 1260)

CAVALEIRO, con vossos cantares
mal avilastes os trobadores,
e pois assi per vos son vençudos,
busquem per al servir sas senhores;
ca vos vej'eu mays mays das gentes gãar
de vosso bando por vosso trobar,
ca non eles, que son trobadores.

Os aldeiãos e os concelhos
tôdolos avedes por pagados,
tam ben se chaman por vossos quites
como se fossem vossos comprados,
por estes cantares que fazedes d'amor,
en que lhis achan os filhos sabor
e os mancebos que ten soldados.

Ben-quisto sodes dos alfaiates,
dos peliteiros e dos reedores;
do vosso bando son os trompeiros
e os jograres dos atambores
por que lhis cabe nas trombas vosso son;
pera atambores ar dizen que non
achan no mund'outros sõos melhores.

Os trobadores e as molheres
de vossos cantares son mojados
a hũa, por que eu pouco daria
pois mis dos outros fossem, loados,
ca eles non sabem que xi en fazer;
queren bon son e bõo de dizer
e os cantares fremosos e rimados.

E tod'aquesto é mao de fazer
a quen os sol fazer desiguados.

______

FOI un dia Lopo jograr
a cas d'un infançon cantar;
e mandou.lh'ele por don dar
três couces na garganta;
e fui-lh'escass'a meu cuidar,
segundo com'el canta.

Escasso foi o infançon
en seus couces partir en ton,
ca non deu a Lopo en ton
mais de três na garganta;
e mais merece o jograron,
segundo com'el canta.


MARTIN SOAREZ
(Hacia 1200-Hacia 1260)

CABALLERO, con vuestros cantares
habéis deshonrado a trovadores gravemente
y ya que así son vencidos por vos,
busquen servir de otro modo a sus damas
pues veo que vos ganáis más de la gente
de vuestra clase con vuestro trovar
que ellos, que son los trovadores.

A los concejos y a los aldeanos
tenéis contentos por igual
y con vos en paz se consideran
como si los hubieseis comprado
con los cantos de amor que componéis
donde incluso los niños encuentran placer
y también los mancebos que tienen a sueldo.

Sois bien querido por los sastres,
por peleteros y por medidores;
a vuestra clase pertenecen los juglares
de los tambores y también los tromperos
pues les cabe en la trompa vuestro canto
y para los tambores dicen que no hay sonidos
que los superen en el mundo.

Los trovadores y mujeres, todos,
están muy enojados con vuestros cantares
y a mí nada me importa que los otros alaben
porque no saben lo que hacer con ellos;
aquellos sí que quieren buena música 
y cantares hermosos y rimados.

Y esto resulta muy difícil
para quien suele hacerlos desiguales.

______

FUE un día el juglar Lopo
a cantar a la casa de un infanzón
y éste ordenó que se le dieran
tres coces de regalo en la garganta;
y en mi opinión fue poco generoso,
según él canta.

Fue escaso el infanzón
al darle coces en aquel momento
puesto que a Lopo dio
tan sólo tres en la garganta
y se merece más el juglarón,
según él canta.


PERO GARCIA D'AMBROA
(Antes do 1203-Mediados do século XIII)

SABEDES vós: Meestre Nicolao,
o que antano min non guareceu,
aquel que dizedes meestre mao,
vedes que fez, per ervas que colheu,
do vivo mort'e do cordo sandeu,
e faz o ceg'adestrar pelo pao.

E direi-vos eu d'outra maestria
que aprendeu organ'en Monpiler:
non ven a él home con maloutia
de que non leve o mais que poder
e diz: "Amigo, esto t'é mester;
ven a dar-mi algo d'oi a tercer dia.

"Ca bem vi eu ena ta catadura
que és doent'e te queria guarir;
e aqueste mal que te tanto dura
ora t'o quero eu mui ben departir;
se d'est'enverno mi has a sair
já no'm guarrás mẽos da caentura.

"E outra ren te direi, meu irmão;
se meu conselho quiseres creer,
ou se quiseres que em ti meta mão,
dá-me quant'ás e poderes aver,
ca desque eu en ti mão meter
serás guarido, quando fores são".

E non sabemos dê-los tempos d'ante
tan bõo meestre, pois aqui chegou,
que tan ben leve seu preç'adeante;
per maestrias grandes que husou,
faz que non fal'o que nunca falou,
e faz de manco que se non levante.


PERO GARCIA D'AMBROA
(Antes de 1203-Mediados del siglo XIII)

SABED maestro Nicolao,
que no me curó antaño
aquel a quien llamáis tan mal maestro,
ved lo que hizo por culpa de unas hierbas,
matar a un vivo, enloquecer a un cuerdo
y hacer que a un ciego lo adiestren con un palo.

Y os diré otra doctrina
que aprendió hace poco en Montpellier:
de quienes lo visitan, no hay enfermo
a quien no quite más de lo que puede
y dice: "Amigo, esto lo necesitas;
ven a darme tú algo dentro de tres días,

"pues he visto en tu aspecto
que estás enfermo y te quiero curar;
y este mal que tanto dura
quiero quitártelo del todo;
aunque te me resistas este invierno,
no sanarás sin calentura.

"Y, hermano mío, te diré otra cosa,
si es que quieres creer en mi consejo,
o si quieres que en ti ponga mi mano,
dame a mí todo cuanto tengas,
pues desde que sobre ti ponga mi mano,
te habrás curado ya, cuando estés sano".

No conocemos de otro tiempo anterior
tan buen maestro, tras que vino aquí,
ni que lleve tan bien su fama hacia adelante;
por los conocimientos tan enormes que usó,
hace que nunca hable quien antes nunca habló
y hace que el manco nunca se levante.
Versiones de Carlos Alvar, Santiago Gutiérrez García y Jenaro Talens
Martin Soarez
Pero Garcia D'Ambroa

5 comentarios:

Gatopardo dijo...

Arroyos, cuya desembocadura fue el Fado.

marian dijo...

Estás de un antiguo...que no anticuado.

marian dijo...

El Fado...y las chirigotas de Cádiz...

Quikydelicius Official dijo...

Me la pone dura

Quikydelicius Official dijo...

Me la pone dura