Dulce Pontes - Caminhos (1997)

martes, 2 de octubre de 2012

Dylan Revisited/ 6 - El ciego de la pandereta - Pablo Neruda - Chile / Mr. Tambourine Man - El hombre de la pandereta - Bob Dylan - Estados Unidos

El joven trovador - Bob Dylan
EL CIEGO DE LA PANDERETA
Ciego, siempre será tu ayer mañana?
Siempre estará tu pandereta pobre
estremeciendo tus manos crispadas?

Yo voy pasando y veo tu silueta
y me parece que es tu corazón
el que se cimbra con tu pandereta.

Yo pasé ayer y supe tu dolor:
dolor que siendo yo quien lo ha sabido
es mucho mayor.

No volveré por no volverte a ver,
pero mañana tu silueta negra
estará como ayer:

la mano que recibe,
los ojos que no ven,
la cara parda, lastimosa y triste,
golpeando en cada salto la pared.

Ciego, ya voy pasando y ya te miro,
y de rabia y dolor —qué sé yo qué—
algo me aprieta el corazón,
el corazón y la sien.
Por tus ojos que nunca han mirado
cambiara yo los míos que te ven!

De Crepusculario, 1923


MR. TAMBOURINE MAN
Hey! Mr Tambourine Man, play a song for me,
I'm not sleepy and there is no place I'm going to.
Hey! Mr Tambourine Man, play a song for me,
In the jingle jangle morning I'll come followin' you.

Though I know that evenin's empire has returned into sand,
Vanished from my hand
Left me blindly here to stand but still not sleeping.
My weariness amazes me, I'm branded on my feet,
I have no one to meet
And the ancient empty street's too dead for dreaming.

Hey! Mr Tambourine Man, play a song for me,
I'm not sleepy and there is no place I'm going to.
Hey! Mr Tambourine Man, play a song for me,
In the jingle jangle morning I'll come followin' you.

Take me on a trip upon your magic swirlin' ship,
My senses have been stripped, my hands can't feel to grip,
My toes too numb to step, wait only for my boot heels
To be wanderin'.
I'm ready to go anywhere, I'm ready for to fade
Into my own parade, cast your dancing spell my way,
I promise to go under it.

Hey! Mr Tambourine Man, play a song for me,
I'm not sleepy and there is no place I'm going to.
Hey! Mr Tambourine Man, play a song for me,
In the jingle jangle morning I'll come followin' you.

Though you might hear laughin', spinnin' swingin' madly across the sun
It's not aimed at anyone, it's just escapin' on the run
And but for the sky there are no fences facin'.
And if you hear vague traces of skippin' reels of rhyme
To your tambourine in time, it's just a ragged clown behind,
I wouldn't pay it any mind, it's just a shadow you're
Seein' that he's chasing.

Hey! Mr Tambourine Man, play a song for me,
I'm not sleepy and there is no place I'm going to.
Hey! Mr Tambourine Man, play a song for me,
In the jingle jangle morning I'll come followin' you.

Then take me disappearin' through the smoke rings of my mind,
Down the foggy ruins of time, far past the frozen leaves,
The haunted, frightened trees, out to the windy beach,
Far from the twisted reach of crazy sorrow.
Yes, to dance beneath the diamond sky with one hand waving free,
Silhouetted by the sea, circled by the circus sands,
With all memory and fate driven deep beneath the waves,
Let me forget about today until tomorrow.

Hey! Mr Tambourine Man, play a song for me,
I'm not sleepy and there is no place I'm going to.
Hey! Mr Tambourine Man, play a song for me,
In the jingle jangle morning I'll come followin' you.


EL HOMBRE DE LA PANDERETA
Eh, Hombre de la Pandereta, toca una canción para mí,
No he dormido y no hay sitio donde pueda ir.
Eh, Hombre de la Pandereta, toca una canción para mí,
En la mañana cantarina te seguiré.

Aunque el imperio de la noche ha vuelto a la arena,
Se escapó de entre mis dedos,
Dejándome aquí ciego, pero sin ganas aún de dormir.
Mi cansancio me sorprende, tengo marcados los pies,
No tengo a nadie con quien reunirme
Y la antigua calle vacía está demasiado muerta para soñar.

Eh, Hombre de la Pandereta, toca una canción para mí,
No he dormido y no hay sitio donde pueda ir.
Eh, Hombre de la Pandereta, toca una canción para mí,
En la mañana cantarina te seguiré.

Llévame de viaje en tu mágico barco que gira como un torbellino,
Mis sentidos están despojados, mis manos entumecidas y
Los dedos de mis pies demasiado insensibles para caminar, sólo esperan los tacones de mis botas
Para vagar errantes.
Estoy preparado para ir adonde sea, estoy preparado para desvanecerme
En el interior de mi propio desfile, que tu danza hechice mi camino,
Prometo someterme.

Eh, Hombre de la Pandereta, toca una canción para mí,
No he dormido y no hay sitio donde pueda ir.
Eh, Hombre de la Pandereta, toca una canción para mí,
En la mañana cantarina te seguiré.

Aunque quizá oigas risas, dando vueltas, balanceándose locamente frente al sol,
No se dirigen a nadie, es sólo una escapada en la huida
Y no hay más barreras que el cielo.
Y si oyes vagos trazos de danzas de rima saltarinas
A ritmo con tu pandereta, es sólo un payaso harapiento tras de ti
Yo no le prestaría atención, no es sino una sombra lo que
Ves que él persigue.

Eh, Hombre de la Pandereta, toca una canción para mí,
No he dormido y no hay sitio donde pueda ir.
Eh, Hombre de la Pandereta, toca una canción para mí,
En la mañana cantarina te seguiré.

Llévame entonces desapareciendo a través de los humeantes anillos de mi mente,
Bajo las ruinas neblinosas del tiempo, más allá de las hojas heladas,
De los encantados, aterrorizados árboles, hacia la playa sacudida por el viento,
Lejos del retorcido alcance de la pena enloquecida.
Sí, danzar bajo el cielo diamantino con una mano saludando libremente,
Silueteado por el mar, rodeado de arenas de circo,
Con todo el recuerdo y el destino conducidos profundamente bajo las olas,
Deja que me olvide de hoy hasta mañana.

Eh, Hombre de la Pandereta, toca una canción para mí,
No he dormido y no hay sitio donde pueda ir.
Eh, Hombre de la Pandereta, toca una canción para mí,
En la mañana cantarina te seguiré.

Traducción de Carlos Álvarez

Mr. Tambourine Man 
Newport Folk Festival. 1964

6 comentarios:

Gatopardo dijo...

No comment, que se me ve el plumero....

Gatopardo dijo...

Por cierto, se ve que no te has saturado de éstos días de pandereta....

Juan Nadie dijo...

Tengo "mono" de pandereta.

marian dijo...

Está claro que la fiesta y el otoño os está sentando de cine.
Muy bien reunidos y asociados Neruda y Dylan.

Gatopardo dijo...

Menuda pareja de hecho!

Juan Nadie dijo...

Dos poetas excesivos, de alguna forma hay que definirlos.