Hace 50 años / The Beatles - Sgt. Pepper's Lonely Hearts Club Band (1967)

viernes, 1 de octubre de 2010

Poesía del vino/8 - De mi vendimia. Pausa y meditación ante Septiembre - Juan Alcaide - España

Tinajas de Chinchón - Fotografía de Juan NadieLlegó Dios y cortó. Busquéme arrimo.
Rodé por el lagar. Manché mi frente.
Ya soy llama de un mosto en el relente
de un vaso que me doma con su mimo.

Dos uvas me quedaron del racimo,
dos uvas que se pasan dulcemente.
De mis ojos de ayer, ya solamente
dos recuerdos de agraz que empolvó el limo.

Fermento en fuerte hervor; pero me apago.
La tinaja del aire en donde yago
sé que quiere rajarse y no se raja.

Tú tan sólo, Bondad, puedes salvarme:
quítame cuanto pueda avinagrarme...
¡y hazme un cáliz de amor de mi tinaja!

7 comentarios:

Logan y Lory dijo...

Es curioso y aunque te parezca increíble y es que ayer unos parientes nos han regalado una botella de vino mosto de las uvas de su viñedo y nada más probarlo imaginé un poema del vino, de los que acostumbras a editar en tu blog... A veces la vida nos sorprende con extrañas coincidencias.

Precioso el poema.

Un abrazo.

Juan Nadie dijo...

La vida está llena de esas coincidencias, sí.

Anderea dijo...

Pues son una fortuna. Un tesoro.

Anderea dijo...

Cuando tomo conciencia de una de esas coincidencias tengo la ilusión de estar de algún modo en relación con esa persona. Una relación cuasi mágica. Seguramente no será así (en vuestro caso quizá sí lo sea), seguramente se podrá explicar de un modo racional o lógico, pero...

Sí, sí, me lo haré mirar. Sin embargo, en un par de ocasiones he vivido situaciones bastante inexplicables.

Y sea como fuere, hay momentos en que tener la ilusión de estar comunicados es tan agradable...

Que tengáis muy buena tarde.

Anderea dijo...

Casi lo olvido, la poesía:

"Tú tan sólo, Bondad, puedes salvarme:
quítame cuanto pueda avinagrarme...
¡y hazme un cáliz de amor de mi tinaja!"

A veces, aunque no acabo de entender un poema, me suena tan bien que no puedo evitar releerlo para retener y revivir la sensación que me ha producido.

Y afortunadamente para mí, en algunas de esas ocasiones -desgraciadamente sólo en algunas-, al releerlo, llego a entenderlo y entonces lo disfruto aún mucho más.

Gracias por compartir este blog, Juan.

Cruz Liljegren dijo...

Wow! Donde esta hecha la foto Juan?

Saludos

Juan Nadie dijo...

La foto está hecha en unas bodegas de Chinchón.
Gracias, Cruz, por pasarte por aquí. Pasa cuando quieras, estás en tu casa.