Hace 50 años / The Beatles - Sgt. Pepper's Lonely Hearts Club Band (1967)

viernes, 24 de enero de 2014

Literatura y jazz/ 12 - Fragmento de Rayuela (2) - Julio Cortázar - Argentina


Del lado de allá

Capítulo 11

    [...] Gregorovius suspiró y bebió más vodka. Lester Young, saxo tenor, Dickie Wells, trombón, Joe Bushkin, piano, Bill Coleman, trompeta, John Simmons, contrabajo, Joe Jones, batería. Four O'clock Drag. Sí, grandísimos lagartos, trombones a la orilla del río, blues arrastrándose, probablemente drag quería decir lagarto de tiempo, arrastre interminable de las cuatro de la mañana. O completamente otra cosa. [...]


Four O'clock Drag (Milt Gabler) (The "Kansas City" Sessions), 1938 
Lester Young - Saxo tenor 
Dickie Wells - Trombón 
Joe Bushkin - Piano 
Bill Coleman - Trompeta 
John Simmons - Contrabajo 
Joe Jones - Batería

9 comentarios:

Gatopardo dijo...

No se puede pedir más, cuadro, texto, música, ¿o sí?

Gatopardo dijo...

Por cierto, tengo yo preparados, hace tiempo ya, unos textos de Rayuela que cuando los ponga, si coinciden......mala suerte. Menos mal que la memoria es frágil.

Juan Nadie dijo...

Se puede pedir más, pero sería un poco abusivo :-)
Habrá otros tres o cuatro fragmentos más de Rayuela a continuación de éste. Si coinciden con los tuyos, pues mira, bien, eso quiere decir que son buenos.

carlos perrotti dijo...

Que coincidan. Que se llene el cyberespacio de Julio Cortázar. A cada lectura sus textos nunca son lo mismo...

Juan Nadie dijo...

Eso es completamente cierto.

Hay mucho Cortázar en el ciberespacio, pero si hubiese más sería aún mejor.

Un mundo que hubiera empezado por Picasso en vez de acabar por él, sería un mundo exclusivamente para cronopios, y en todas las esquinas los cronopios bailarían tregua y bailarían catala, y subido al farol del alumbrado Louis soplaría durante horas haciendo caer del cielo grandísimos pedazos de estrellas de almíbar y frambuesa, para que comieran los niños y los perros. JULIO CORTÁZAR

Cambia Picasso por Cortázar... o mejor no lo cambies, añade Cortázar a Picasso y deja a Louis Armstrog, y el mundo sería otro bien distinto.

marian dijo...

¿Por qué sería distinto? Si no es mucho preguntar.

Juan Nadie dijo...

Uf, no sé si es fácil de explicar. Sí, creo que sí: el mundo sería más auténtico, menos convencional y más... ¿espontáneo?, lo que significaría más de la gente normal.
No lo he explicado bien, no es fácil, pero creo que se entiende.

marian dijo...

Más que entender, se capta lo que tratas de explicar, que es suficiente, incluso mejor.
No consiguieron cambiar el mundo (a ver quién es el guapo que lo consigue), pero lo mejoraron, que ya es bastante. No hay que olvidar que también tendrían su parte de gente normal, y en esa parte, alguna convención que otra:)

marian dijo...

Como también hay "gente normal" que es auténtica, y "gente normal" "no convencional" que de espontánea tiene poco, y hasta acaban creando su propia convencionalidad.