Alma - Oeo (2017)

miércoles, 5 de septiembre de 2012

Tot l'enyor de demà / Todo el recuerdo de mañana - Joan Salvat-Papasseit - España

Ràfols Casamada
TOT L'ENYOR DE DEMÀ
A Marià Manent
Ara que estic al llit
malalt,
estic força content.
- Demà m'aixecaré potser,
i heus aquí el que m'espera:

Unes places lluentes de claror,
i unes tanques amb flors
sota el sol,
sota la lluna al vespre;
i la noia que porta la llet
que té un capet lleuger
i duu un davantalet
amb unes vores fetes de puntes de coixí,
i una rialla fresca.

I encara aquell vailet que cridarà el diari,
i qui puja els tramvies
i els baixa,
tot corrent.

I el carter,
que si passa i no em deixa cap lletra m'angoixa
perquè no sé el secret
de les altres que porta.

I també l'aeroplà
que em fa aixecar el cap
el mateix que em cridés una veu d'un terrat.

I les dones del barri,
matineres,
qui travessen depressa en direcció al mercat
amb sengles cistells grocs,
i retornen
que sobreïxen les cols,
i a vegades la carn,
i d'un altre cireres vermelles.

I després l'adroguer,
qui treu la torradora del cafè
i comença a rodar la maneta,
i qui crida les noies
i els diu: - Ja ho té tot?
I les noies somriuen,
amb un somriure clar,
que és el biaume que surt de l'esfera que ell volta.

I tota la quitxalla del veïnat
qui mourà tanta fressa perquè serà dijous,
i no anirà a l'escola.

I els cavalls assenyats,
i els carreters dormits
sota la vela amb punxa,
que dansa en el seguit de les roderes.

I el vi que tants dies no he begut.

I el pa,
posat a taula.
I l'escudella rossa,
fumejant.

I vosaltres amics,
perquè em vindreu a veure
i ens mirarem feliços.

Tot això bé m'espera,
si m'aixeco,
demà.
Si no em puc aixecar,
mai més,
heu's-aquí el que m'espera:

- Vosaltres restareu,
per veure el bo que és tot:
i la Vida
i la Mort.



TODO EL RECUERDO DE MAÑANA
A Marià Manent
Ahora que estoy en la cama
enfermo,
estoy bastante contento.
-Mañana me levantaré
y he aquí lo que me espera:

Unas plazas resplandecientes de luz,
y unas verjas con flores
bajo el sol,
bajo la luna al anochecer;
y la chica que trae la leche
que tiene una cabecita ligera
y lleva un delantalillo
con un dobladillo hecho de punto de encaje,
y una risa fresca.

Y también aquel chiquillo que voceará el periódico,
y que sube a los tranvías
y baja
corriendo.

Y el cartero
que si pasa y no me deja ninguna carta me angustia
porque no sé el secreto
de las otras que lleva.

Y también el aeroplano
que me hará alzar la cabeza
lo mismo que si me llamara una voz desde una terraza.

Y las mujeres del barrio
madrugadoras
que cruzan deprisa en dirección al mercado
con sendas cestas amarillas,
y vuelven
que rebosan las coles,
y a veces la carne,
y de otro las cerezas rojas.

Y después el tendero,
que saca la tostadora de café
y empieza a dar vueltas a la manivela,
y que llama a las muchachas
y les dice: -¿Ya lo tiene todo?
Y las chicas sonríen
con una sonrisa clara,
que es el bálsamo que sale de la esfera a que él da vueltas.

Y toda la chiquillería del vecindario
que armará tanto ruido porque será jueves
y no irá a la escuela.

Y los caballos sensatos
y los carreteros dormidos
bajo la vela en punta
que danza siguiendo las rodadas.

Y el vino que hace tantos días que no he bebido.

Y el pan,
sobre la mesa.
Y la sopa rubia,
humeante.

Y vosotros, amigos,
porque vendréis a verme
y nos miraremos felices.

Todo eso me espera,
si me levanto
mañana.
Si no me puedo levantar
nunca más,
he aquí lo que me espera:

-Vosotros permaneceréis,
para ver lo bueno que es todo:
y la Vida
y la Muerte.

Versión de Enric Sullá

4 comentarios:

Gatopardo dijo...

Como la vida misma.....

marian dijo...

Nostalgia de algo que está por suceder o no.
Pero tú no te pongas malito, eh, tú tampoco Gato.

Juan Nadie dijo...

No te preocupes, tenemos siete vidas, el Gato por definición y yo porque sí.

marian dijo...

Más os vale.
Yo solo tengo una.