Hace 50 años / The Beatles - Sgt. Pepper's Lonely Hearts Club Band (1967)

jueves, 30 de agosto de 2012

Apología y petición - Jaime Gil de Biedma - España

Casa de locos - Francisco de Goya
¿Y qué decir de nuestra madre España,
este país de todos los demonios
en donde el mal gobierno, la pobreza
no son, sin más, pobreza y mal gobierno
sino un estado místico del hombre,
la absolución final de nuestra historia?

De todas las historias de la Historia
sin duda la más triste es la de España,
porque termina mal. Como si el hombre,
harto ya de luchar con sus demonios,
decidiese encargarles el gobierno
y la administración de su pobreza.

Nuestra famosa inmemorial pobreza,
cuyo origen se pierde en las historias
que dicen que no es culpa del gobierno
sino terrible maldición de España,
triste precio pagado a los demonios
con hambre y con trabajo de sus hombres.

A menudo he pensado en esos hombres,
a menudo he pensado en la pobreza
de este país de todos los demonios.
Y a menudo he pensado en otra historia
distinta y menos simple, en otra España
en donde sí que importa un mal gobierno.

Quiero creer que nuestro mal gobierno
es un vulgar negocio de los hombres
y no una metafísica, que España
debe y puede salir de la pobreza,
que es tiempo aún para cambiar su historia
antes que se la lleven los demonios.

Porque quiero creer que no hay demonios.
Son hombres los que pagan al gobierno,
los empresarios de la falsa historia,
son hombres quienes han vendido al hombre,
los que le han convertido a la pobreza
y secuestrado la salud de España.

Pido que España expulse a esos demonios.
Que la pobreza suba hasta el gobierno.
Que sea el hombre el dueño de su historia.

7 comentarios:

Gatopardo dijo...

Por pedir que no quede, pero el gran Gil de Biedzma, y nosotros, habremos de conformarnos con la España --gobernantes incluidos-, que nos ha caído en desgracia....

Gatopardo dijo...

Quise decir de Biedma.

marian dijo...

Buf, menudo lío tenía Gil de Biedma, o por lo menos me lo parece; hasta el punto de estar totalmente de acuerdo con él o totalmente en desacuerdo.

finchu dijo...

Otro poeta maricón, éste se salvó por los pelos.
A los ricos no se les toca le dijo Franco a la falanje.

Juan Nadie dijo...

Sí, efectivamente Gil de Biedma era un exponente de la burguesía catalana (Compañía de Tabacos de Filipinas), pero siempre anduvo coqueteando con la izquierda, y sus poemas van en el sentido de la búsqueda de un mundo mejor, que negaba el mundo donde él había nacido.
Una contradicción entre lo que vivía y lo que pensaba. Por eso en un momento determinado dejó absolutamente la poesía, una pena.

Que fuese homosexual..., bueno, era su opción. Como dicen en mi tierra y en la tuya, "de lo suyo gastaba".

Gatopardo dijo...

Se cuenta, tras ciertas aventuras en Filipinas, que pederasta también........

Juan Nadie dijo...

Eso no lo sabía. Si es verdad, es deleznable.