Silvia Pérez Cruz

lunes, 16 de enero de 2012

Literatura satírica y burlesca/13 - Al túmulo del rey Felipe II en Sevilla - Miguel de Cervantes / Un valentón - Francisco de Quevedo / España

Túmulo funerario a Felipe II en Sevilla - Andrés García de Udías
Dos sonetos con estrambote, dedicados a los echaos p'alante.

AL TÚMULO DEL REY FELIPE II EN SEVILLA

Voto a Dios que me espanta esta grandeza
y que diera un doblón por describilla:
Porque ¿a quién no sorprende y maravilla
esta máquina insigne, esta riqueza?

Por Jesucristo vivo, cada pieza
vale más de un millón, y que es mancilla
que esto no dure un siglo, ¡oh gran Sevilla!
Roma triunfante en ánimo y nobleza.

Apostaré que el ánima del muerto
por gozar este sitio, hoy ha dejado
la gloria donde vive eternamente.

Esto oyó un valentón y dijo: -Es cierto
cuanto dice voacé, señor soldado,
y el que dijere lo contrario miente.

Y luego in continente
caló el chapeo, requirió la espada,
miró al soslayo, fuése, y no hubo nada.

UN VALENTÓN

Un valentón de espátula y gregüesco,
que a la muerte mil vidas sacrifica,
cansado del oficio de la pica,
mas no del ejercicio picaresco,

retorciendo el mostacho soldadesco,
por ver que ya su bolsa le repica,
a un corrillo llegó de gente rica,
y en el nombre de Dios, pidió refresco.

“¡Den voacedes, por Dios, a mi pobreza
-les dice-; donde no, por ocho santos
que haré lo que hacer suelo sin tardanza!”

Mas uno, que a sacar la espada empieza,
“¿Con quién habla? —le dice al tiracantos-,
¡cuerpo de Dios con él y su crianza!

Si limosna no alcanza,
¿qué es lo que suele hacer en tal querella?”
Respondió el bravonel: “¡Irme sin ella!”

7 comentarios:

Gatopardo dijo...

¿Y éstos quienes son?

Juan Nadie dijo...

No tengo ni idea, me los encontré por ahí.

Juan Nadie dijo...

Pero no parece que escriban mal, oyes.

marian dijo...

¡Qué majos!

Juan Nadie dijo...

Bienvenida al Crepúsculo, Marian.

marian dijo...

Buscando muestras del pique más famoso (que yo sepa) de nuestra literatura (o de la de ellos), encontré este blog crepuscular, interesante y ameno.

Me refería a Miguel y a Francisco:), espero que esto no traiga como consecuencia una "Despedida al Crepúsculo".

Gracias por la bienvenida.
Se agradece el humor inteligente.

Juan Nadie dijo...

Bueno, yo creo que el pique más famoso de la literatura española es el de Francisco y Luis (Quevedo y Góngora), del cual hay una muestra en este blog. Entre los grandes (aunque ellos entonces no lo supieran) puede haber los piques que haga falta.
¿Despedida al Crepúsculo? Ni se te ocurra.