Hace 50 años / The Beatles - Sgt. Pepper's Lonely Hearts Club Band (1967)

sábado, 29 de octubre de 2011

Para escribir en el álbum de un tirano - Heberto Padilla - Cuba

El Macuto - Oswaldo Guayasamin
Protégete de los vacilantes,
porque un día sabrán lo que no quieren.
Protégete de los balbucientes,
de Juan-el-gago, Pedro-el-mudo,
porque descubrirán un día su voz fuerte.
Protégete de los tímidos y los apabullados,
porque un día dejarán de ponerse de pie cuando entres.

8 comentarios:

Gatopardo dijo...

El gran Guayasamin.
Verdades como puños.

Juan Nadie dijo...

¿Te has fijado cómo se parece el tipo del cuadro a Hugo Chávez?
En realidad Guayasamin pintó el cuadro hace 35 años, pero por lo visto lo está utilizando la oposición a Chávez en sus movidas.

Gatopardo dijo...

Es clavadito, se ve que todos los psicópatas se parecen...

finchu dijo...

Tirano en su antigüa acepción es aquel que obtiene el poder de forma ilegítima, posteriormente se ha aplicado a todo aquel que subyuga a los demás de forma despótica, si consideramos tirano a este dirigente político elegido democráticamente y sujeto a las normas parlamentarias tendríais que extenderlo a casi todos los dirigentes de los estados llamados democráticos.

Gatopardo dijo...

Yo he dicho que es un psicópata, no un tirano, que también.

Juan Nadie dijo...

Elegido democráticamente y ratificado por un auto-golpe de estado. Un fenómeno.
Luego se ha dedicado, entre otras lindezas, a cerrar medios de comunicación no afines, pero... pelillos a la mar, hombre.
¿No pretenderás, amigo Finchu, ponerlo como ejemplo de democracia, verdad? Es que, en caso contarrio, vamos muy mal, ¿eh?

Juan Nadie dijo...

Quise decir "en ese caso", no "en caso contrario". Es que estoy desaprendiendo a redactar.

finchu dijo...

Por supuesto que te lo pongo como ejemplo de democracia, el medio de comunicación que cerró la Justicia Venezolana, hizo llamamientos durante años para asesinar al Jefe de Estado de Venezuela.
En España un periódico que pidiera asesinar al Rey no hubiera durado abierto ni cinco minutos.