Dulce Pontes - Caminhos (1997)

miércoles, 31 de marzo de 2010

Microrrelatos/ 7 - La vida en común - Augusto Monterroso - Guatemala

El matrimonio romano
Alguien que a toda hora se queja con amargura de tener que soportar su cruz (esposo, esposa, padre, madre, abuelo, abuela, tío, tía, hermano, hermana, hijo, hija, padrastro, madrastra, hijastro, hijastra, suegro, suegra, yerno, nuera) es a la vez la cruz del otro, que amargamente se queja de tener que sobrellevar a toda hora la cruz (nuera, yerno, suegra, suegro, hijastra, hijastro, madrastra, padrastro, hija, hijo, hermana, hermano, tía, tío, abuela, abuelo, madre, padre, esposa, esposo) que le ha tocado cargar en esta vida, y así, de cada quien según su capacidad y a cada quien según sus necesidades.

3 comentarios:

Anderea dijo...

Pero todavía existen quienes no se quejan sino que agradecen la vida en común.

Juan Nadie dijo...

Lo divertido de este minitexto es la salida por los Cerros de Úbeda al final, con la conocida máxima anarquista "de cada quien según su capacidad y a cada quien según sus necesidades".

Anderea dijo...

Pero es que en los tres textos que has publicado hoy, está presente la socarronería, ¿no?
La verdad es que se agradece.