Chet Baker - Like Someone In Love

lunes, 21 de octubre de 2019

Literatura y jazz/ 100 - Fragmento de Puer Profeta - Juan Carlos Marset - España


De qué morir, cómo quejarnos,
todavía nos queda la memoria,
memoria sin recuerdos, sin promesas,
memoria sin adiós, sin ti, sin esperanza.
Los versos de Allen Ginsberg, Thomas Merton,
las risas apagadas de las brujas,
el lomo subrepticio del gato en el café
donde escuchas el jazz de bajo tierra,
todavía te pueden devolver a otro espacio,
la voz de Nick, sarcástica,
los ojos desterrados de McRae,
el llanto pecador de Turrentine,
el saludo de Jesse a cinco dedos
con la pregunta equívoca, terrible:
hombre, ¿qué sube desde ti?,
¿qué sube desde el hombre al hombre?
Mil tapias te rodean todavía
pero ya no maduras
en las pequeñas cosas ni en las grandes,
ya no hay distancia, cuelgas de ti mismo
como la mano inútil que no quieres cortar.
De Puer Profeta
Round Midnight - Carmen McRae

Red Right Hand - Nick Cave & The Bad Seeds

Stanley y Tommy Turrentine - Francia, 1960 
Stanley Turrentine: saxo tenor
Tommy Turrentine: trompeta
Julian Priester: trombón
Bob Boswell: bajo
Max Roach: batería

Cherokee - Jesse Davis

5 comentarios:

carlos perrotti dijo...

"El lomo subrepticio del gato en el café
donde escuchas el jazz de bajo tierra,
todavía te pueden devolver a otro espacio..."

...Como este enorme poema (y eso que es sólo un fragmento) me tiene hace rato en "otros espacios" sin permitirme abandonar este musicalizado por los tracks de Carmen, Nick, Jesse y Stanley que acompañan esta hipnótica entrada.

carlos perrotti dijo...

...éste, musicalizado...

Juan Nadie dijo...

Hipnótico, tú lo has dicho. me pasó un poco lo mismo cuando preparaba la entrada, y eso que el fragmento lo conocía desde hace tiempo, no sé por qué no estaba aquí todavía.
Una de las entradas que más me ha gustado poner.

Bissonte dijo...

Me alegra que os gusten esos versos, y gracias a Juan Nadie por hacer esta "reunión" de músicos tan fantásticos. En mi poema también aparece un ser excepcional, el trompetista Joe Newman, al que le dedico una especie de solo de trompeta en Bryant Park, y a quien traté con frecuencia en la noche de aquel Nueva York de los años ochenta, en los que aún quedaban rescoldos de Bird & Cia, muy decadentes en algún caso. De Carmen McRae, inolvidable su "Inside of silent tears" (de ahí viene la metáfora que aparece en el poema: "silenciosas lágrimas" eran las suyas...) una noche en Blue Note. Dejó al público sumido en un silencio estremecedor. Y de Jesse Davis, qué os voy decir... No lo perdáis nunca de vuestra escucha. De vez en cuando viene por Europa. Si podéis, hacer por verlo actuar en directo. Él encarna el jazz en estado puro (impuro, naturalmente). Saludos, Juan Carlos Marset

Bissonte dijo...

Inside a silent tear... https://www.youtube.com/watch?v=hR0AQJAXM2o